Blogia
Carmen Domingo

¿Quién tiene la culpa de lo de Marbella?

Llego de Asturias ahora, donde, entre otras cosas, y varios "culetes" de sidra bebidos, he visto el museo de la minería y me ha quedado una sensación de esas que es complicado quitarse de encima rápido, ¿cómo es posible que todavía haya gente que esté trabajando en estas condiciones? Eso por no hablar de las condiciones en las que trabajaban antes, claro, y por las que deben tener ahora mismo en las minas de Polonia o México, pongo por caso. Pienso en las quejas de algunos de nosotros y no sé qué pensar de lo bien acostumbrados que estamos. Pero prefiero no seguir dando vueltas al tema -si alguien tiene la oportunidad de pasarse por ese museo vale la pena verlo, porque de verdad está muy bien montado- porque en junio, que vuelvo de nuevo a Asturias, me van a bajar a visitar una mina de las que ahora está funcionamiento y podré contar con más detalles qué se siente a 500 metros bajo tierra, aunque yo sólo vaya a mirar.

Llego, como digo, y me pongo con el tema de la alcaldesa y la teniente alcalde, que había empezado un par de días antes de que me fuera de viaje. Y yo, la verdad, ya no sé cómo a estas alturas de la película es posible que en este país de charanga y pandereta los políticos ante los micrófonos todavía se rasguen las vestiduras tras saber que en Marbella está pasando lo que está pasando. La aparición de una panda de chorizos, con cientos de miles de euros en sus casas. ¡En Marbella!, la de Jesús Gil, la de Julián Muñoz, se sorprenden, bien, pero los de a pie  llevamos años sorprendiéndolo de que nadie lo investigue, al menos para confirmar o no lo que todo el mundo sospechaba: que tanta especulación inmobiliaria no parecía muy normal. Claro que también nos gustaría que alguien hablara de la especulación en Elche, en Valencia, en Ibiza, de quién se ha quedado las concesiones del forum... aunque eso es harina de otro costal.

Entre Málaga y Marbella, por el momento la Policía Nacional confiscó 103 pura sangres, 275 obras de arte – incluyendo ocho cuadros de Miró – cinco kilos de joyas, cuatro Porsches, Mercedes y limusinas y otros coches de lujo, un helicóptero de 2 millones de euros, 24 rifles, antigüedades y cinco pistolas. En otro sitio, la policía confiscó 200 toros de lidia, un pequeño museo de vestimenta religiosa y varios aparatos para evitar la vigilancia y los teléfonos pinchados, según el ministerio.  Casi nada, claro que, según leo, el verano pasado, la policía arrestó a varios notarios y abogados acusados de estar vinculados a una trama de lavado de 250 millones de euros y en 1990 el anterior alcalde Jesús Gil y su sucesor Julián Muñoz fueron encontrados culpables de varios delitos fiscales. Que digo yo que datos tenían para dar y tomar. Al menos el señor Chavez, que lo tenía muy cerquita.

Y bien, las reacciones de nuestros políticos han sido de dos tipos: yo no tengo la culpa aunque estaba en el gobierno en un momento de los "robos", la culpa tiene el otro, así se la han ido pasando entre el PP y el PSOE. O sea, desde el PP, cómo es que el PSOE no ha cortado esto, contando, además, con una tránsfuga de su partido en el ayuntamiento (olvidando que cuando el PP gobernaba también había chanchullos económicos que han sido juzgados con pinzas y no han tenido mucho). En fin. Veremos en qué acaba todo, porque por el momento aún va a resultar que son los vecinos de Marbella, por votarles, los que tienen la culpa de todo. Luego dirán que los políticos y la política tiene mala prensa y la gente no va a votar, pero como no se zanjen de cuajo todas estas historias...

No me lío más con el tema, que va para largo, aunque, eso sí, una advertencia de Soledad Gallego en El País que no hay que dejar en saco roto: "Ahora que la Junta de Andalucía se ha decidido a intervenir en el escándalo de la construcción y el blanqueo de dinero en Málaga y que la policía ha sido capaz de desenredar las increíbles madejas de sociedades interpuestas que se han ido tejiendo desde hace años, sólo hace falta que la justicia consiga que no se roben los sumarios, que no desaparezcan las pruebas o que no se inunden los archivos. Y sobre todo, que no deje prescribir los delitos, como ya ha ocurrido en otras ocasiones cuando se trata de grandes cantidades de dinero y de escándalos inmobiliarios. (Todavía deben quedar algunos jueces sonrojados a propósito de la prescripción de los delitos cometidos en Madrid en el llamado caso de los Albertos)".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

Húmil Crespo -

No será \"culetes\", será culines. El culete es otra cosa...

Augusto -

Vaaaamos a ver: no he dicho que sea malo, todo lo contrario. Es perfecto. Pero insólito: antes, todos callados. Ahora todos rajan. Así es mejor?

Tenesor -

¿Que lo de destapar escándalos es deporte nacional? Amigo Augusto, ni que estuviera mal destaparlos. Lo que sí parece deporte nacional es crear escándalos y andar metidos en chanchullos. Leí hace tiempo que, si en España no se defraudara tanto al fisco, pagaríamos casi la mitad de impuestos.

Abrazos desde Canarias.
Saludos.

Augusto -

Y ahora, María José Campanario. Sea o no verdad, esto de destapar escándalos ya es un deporte nacional.

yo -

Es muy difícil hacer responsable al votante, los pocos que votan, de sus votaciones (tampoco voto \"nadie\" a Gaspart en el barça y salio presidente) ya que los que prometen aclarar las cuentas....las aclaran tanto que las oscurecen. Puede que el dinero que encontraron en el \"colchón\" de las Marbella Ladys nunca lo vean junto los de la primera parte de tu artículo y que les iría muy bien a todos los implicados marbellis sudar un poco en las condiciones de estos.

Antonio -

Naturalmente que los responsables directos de \"Marbella vice\" son los políticos de la linea de Jesús Gil. Los votantes no tienen la culpa de todo, pero sí son parte de la trama, por su irresponsabilidad.

Carmen -

Hola, sí, lo he encontrado muy, muy, muy interesante, la verdad. De hecho, y sin olvidar que es una simulación de galerías y demás, ha habido un momento en el que no nos hemos atrevido a bajar por una cuesta en una galería. Siento decirte, de todos modos, que no se pueden visitar las minas, está prohibido por motivos de seguridad, pero me van a colar. En fin...

guardafaro -

Lo de Marbella y Málaga parece ya de película, pero de ciencia ficción más que de ladrones y policias. Sobre los políticos, ¿qué esperabas? ¿Alguna vez son responsables de algo?

Te felicito por haber ido al Museo de la Minería y sacado tus conclusiones. Yo soy asturiano, hijo de minero, y también lo visité para darme una idea de las condiciones en que mis familiares trabajaban... y morían.
Te agradecería si me dijeras en que mina están permitiendo ese \\\"turismo\\\" porque me gustaría visitar una de verdad, para completar detalles de la última novela que estoy escribiendo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres