Blogia
Carmen Domingo

"El PP pide a Clos que actúe como Ministro, no como catalán"

Siguen las aguas revueltas en la política catalana. Ahora estamos inmersos en los cambios de cara a las elecciones de la Generalitat del 1 de noviembre. Parecía fácil, pero no lo es, se juega a varias bandas, porque en Cataluña, como en todos sitios, no es oro todo lo que reluce en política y el partido que gobierna -Convergencia y Tripartito mediante- tiene que mover ficha con poco márgen temporal. Aquí las luchas internas típicas de la izquierda se multiplican porque el PSOE no es sólo PSOE, sino que también es el PSC y con bastante margen de maniobra, o al menos la tenía hasta ahora. De modo que siempre están a ver quién acaba llevándose el gato al agua, que si Maragall, que si Zapatero... que si Clos que si Montilla. Y así siguen.

Pero... hay que tomar decisiones que solventen el desastre que supuso que el primer cadáver político del Estatut fuera, precisamente, el impulsor del mismo: Pascual Maragall. Así, entran en juego aquellos que, soterradamente imagino, le habían advertido al President que estaba jugando con fuego y se acabaría quemando. Por eso el PSOE apoyó el Estatut, y ha acabado logrando que Montilla salga como candidato a la Generalitat y ha ganado la primera batalla. Luego, hay que mover ficha de nuevo, y el PSC tiene que buscar otros logros que no lo dejen bajo mínimos tras la "maragallada" -principio y fin de todo lo que ha pasado aquí desde el inicio del Tripartit- que los ha dejado bastante tocados. Sin embargo, Montilla, o el PSOE, se han adelantado de nuevo -no despreciemos inteligencias antes de tiempo- y ha conseguido no sólo colocarse encima de la pirámide, sino que también ha logrado que los ladrillos que podían hacer que su candidatura se tambaleara se muevan en campo contrario y ha pactado -él insiste en que es decisión del Presidente del Gobierno y a mí me hace gracia- que el "amigo" Clos se vaya como Ministro, sustituto, pero Ministro de Industria. De momento ganan por goleada los del PSOE, y a los barceloneses, la verdad, nos hacen un favor y nos quitan a un alcalde que ha hecho una política de ciudadano bastante nefasta, además de bastante poco socialista, que, aquí sí, la pela és la pela.

Interpretaciones personales a parte, lo mejor de todo son las interpretaciones políticas, claro. Y las "mejores", sin duda, son las del PP que -yo no había leído pero me ha pasado un amigo-, leo en un titular de El País de ayer: "El PP pide a Clos que actúe como Ministro, no como catalán". Concretemos, porque siempre es mejor dar las declaraciones exactas. Vicente Martínez Pujalte, ese gran portavoz, ni corto ni perezoso se ha apresurado a decir que a ver si Clos logra: "dedicarse en su nueva tarea a defender los intereses de todos los españoles, no sólo de los catalanes". Diga usted que sí aclarémoslo porque, salvo los catalanes, el resto de cargos de la administración son y han sido españoles, españoles, de esos de verdad y de toda la vida y a estos no hay que advertirles nada.

De todos modos, y puestos a rizar el rizo, casi tengo que agradecerle al gabinete de comunicación del PP que no se haya molestado en revisar la trayectoria política del señor Clos y se haya limitado a conocer su partida de nacimiento porque ser catalán es, me temo, lo "menos malo" del ex-alcalde de Barcelona. Claro que las críticas que a mí se me ocurren, desde los gastos del Forum, hasta el tratamiento que le ha dado al problema de la prostitución, pasando por la expeculación urbanística que existe en la ciudad de Barcelona, eso a lo mejor no son defectos para el PP. Claro, será eso.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Anónimo -

Clos es tonto del culo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres