Blogia
Carmen Domingo

política

Cuba y mis buenas intenciones

Se lo prometí a Lidia. Iba a escribir, a partir de ahora, procurando hablar sólo de las cosas que me parecían bien, o que me gustaban... vamos, que por unas semanas (no para siempre) intentaría opinar en positivo y no criticar sin parar. Y la verdad es que creí que iba a conseguirlo, he ido al cine a ver "Mi hermano es hijo único" y -sin que sirva de precedente- me ha gustado, la he encontrado entretenida y original, o sea ¡una película recomendable! Quizás no pasará a la historia del cine, pero está muy por encima de muchas de las de nuestro cine patrio que se promocionan continuamente -y sé lo que me digo que me estoy viendo muchas de los Goya-. En fin, una película de esas que hacen pensar cómo está el panorama del cine comercial que justo las películas interesantes tienen menos repercusión y nos atiborran de publicidad de las que tienen menos calidad.

Estoy empezando a leer "Mil soles espléndidos" me está resultando curiosa, entretenida, tiene una buena traducción y me acerca a la realidad afgana de una forma que me hace interesarme por una realidad bastante -por suerte- alejada de la mía. O sea, otra cosa positiva.

En fin, opinar sobre cosas que veo u oigo y me gustan, en lugar de centrarme en la crítica. Pero no podía ser y a la tercera ha ido la vencida. De pronto leo una noticia hace un rato en la que explican que diez catalanas han sido detenidas en Cuba. ¡Ay!, pienso de inmediato, no tenemos bastante con que el principito salude sólo protocolariamente a Chávez (con lo sano que es pedir perdón cunado uno se equivoca, y, sobre todo, lo que juega a tu favor) que ya tenemos a Castro.

Pero veamos por dónde van los tiros.

Bien sencillo, resulta que diez catalanas pertenecientes a las Juventudes de Convergencia Democrática de Catalunya -aliadas tradicionales del PP en todas aquellas elecciones que no han sido favorables a ellos- han tenido a bien irse hacia Cuba a quejarse. A quejarse de qué, me pregunto, pues junto a un grupo de familiares de presos políticos. ¡Acabáramos! Y de inmediato imagino -digo que imagino pero no lo sé seguro-, que estas mismas señoritas se manifestaron en su momento en Chile contra Pinochet, han ido a Marruecos en numerosas ocasiones para lo mismo, o se ponen en la puerta de la Zarzuela cada vez que invitamos a la familia Real Saudí a pan y cuchillo para quejarse de su régimen. Imagino, digo, porque sería lo suyo, y mucho más necesario que ir a quejarse a Cuba.

Pues no, me temo que no, y lo peor, deben ser de esas familias que han decidido que la Ley de Memoria Histórica remueve en este país cosas que ya están olvidadas, ay.

volvemos a la andadas, "nuestras colonias" siguen siendo nuestras. ¿Pero qué le pasa a todo el mundo? ¿No les han enseñado a respetar? O, al menos, a juzgar a todo el mismo con el mismo rasero. Porque ya lo estoy viendo, ahora va a resultar que hacemos un ppack ideológico entre cuba y Venezuela, y nos espera una buena temporada de artículos de opinión contra las "dictaduras" caribeñas.

Pues, si se puede, que con mis impuestos no las repatríen, que, ya que están ahí, bien podrían quedarse una temporada, seguro que hay más de un trabajo social al que dedicar el tiempo libre. Y una pregunta ¿qué pasaría si un grupo de cubanos viniera a manifestarse en apoyo de ANV?

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Si Ratzinger carece de memoria propia cómo va a valorar la memoria histórica

Los 498 españoles beatificados ayer en Roma "no han sido propuestos al pueblo de Dios por su implicación política", ha afirmado hoy el secretario de Estado vaticano, Tarcisio Bertone, interpretando las palabras del Papa e, imagino, sus sentimientos. Así dicho y como declaración de principios no está nada mal, es más, da incluso para pensar que estos muchachos del Vaticano son buenos católicos y, como tal, hacen sus reconocimientos alejados de las cargas políticas que, sabido es, no conducen a nada. ¡Qué majetes, piensa una!, preocupados por hacer reconocimientos a los muertos.

Claro que, vista luego con detalle la "elección" que han hecho entre los "merecedores" de tan magno reconocimiento, nos damos cuenta de que los beatificados murieron todos en el bando republicano y de aquellos que lo hicieron en el bando franquista ni mención. ¡Qué cosas! Lo que da qué pensar si estos "muchachos" católicos, al tener al Papa cerca se permiten mentir porque los perdonan rápido de sus pecados o si, simplemente, sin arrepentimientos de ningún tipo, mienten porque sí, porque llevan siglos haciéndolo y el negar la evidencia, sabido es, es lo primero que tiene que hacer un mentiroso pillado en falta. Qué sé yo, pero algo hay de todo eso. Hasta Le Monde se sorprendía en un artículo a página completa que publicó la semana pasada en el que comentaba el desacierto del Vaticano de hacer esta beatificación si haber pedido antes perdón por todas sus barbaridades como colaboracionistas, no sólo durante la guerra apoyando en su mayoría a los sublevados, sino también a lo largo de los cuarenta años de represión franquista ayundando a crear un estado nacional-católico. Aunque, si no recuerdo mal, creo que era Ratzinger quien, habiendo estado en las SS, le preguntó a Dios en una visita a un campo de exterminio, cómo había sido capaz de tolerar semejantes matanzas. Sí, sí, era él. 

Como no estaba el patio para tonterías, los obispos españoles antes de que alguien se les echara encima, han salido en defensa de su padre y han empezado a utilizar a diestro y sinestro la palabra reconciliación. Eso sí, evitando mencionar justamente la colaboración de la Iglesia con el régimen de Franco y la imposición por la fuerza de un modelo de sociedad nacional católica, no removamos ahora esas pequeñeces. Y lo omiten hasta tal punto que ahora les da por aplaudir que no se imponga la fe como una obligación. “Los mártires no ofendieron a nadie ni impusieron a nadie sus creencias”, señala el obispo de Ferrol El de Ferrol, nada más y nada menos. ¡Qué diría su Caudillo si levantara la cabeza!

Bueno, pues si el Caudillo levantara la cabeza no diría nada, o más bien, se acercaría con cariño a Jorge López Teulón, uno de los clérigos responsable de este proceso, utiliza las páginas de la revista ultraderechista Fuerza Nueva para arremeter contra el Gobierno de Zapatero y para demandar que les devuelvan las obras de arte robadas en las iglesias durante la guerra. ¡Eso sí sería un buen capítulo para la ley de Memoria histórica! ¡País, que diría Forges!

Rosa Montero y sus ¿reflexiones?

Si he de ser sincera nunca he leído con demasiado interés nada de Rosa Montero, ni sus libros -no he sido capaz de acabarme ninguno de ellos, por falta de interés y de calidad, supongo-, ni sus artículos -siempre cargados de un moralismo que se mueve según sus intereses puntuales y siempre, o casi siempre, faltos de investigación-. Dicho esto no deja de ser sorprendente que me haya leído -esta sí- hasta el final su columna en El País donde hablaba de la quema de banderas que hubo en Catalunya.

No le gusta -más que en caso de hacer listas de quejas- a la señora Montero que le gente se posicione. Se cuestionaba, en dicho artículo, la legitimidad de unos cuantos ciudadanos para rechazar la monarquía española -todos estamos de acuerdo, dicho sea de paso, que la quema de fotos y banderas no es la mejor de las maneras-. Despreciaba el criterio y la opinión que podían tener unos cuantos ciudadanos que, dicho sea de paso, tienen tanto o tan poco criterio como ella. Claro está. "Si un puñado de violentos mequetrefes envueltos en sus propias banderas (a las que, por cierto, nadie ataca) queman la enseña española, entonces tendré que reivindicarla como mía", dice la "prestigiosa" columnista. Ay, y ¿si no no la reivindicas? ¿solo la sientes tuya si la queman? Españoles así a cientos, los monárquicos de Alfonso XII, muchos de los republicanos del 32, los franquistas del 39... españoles que, sin criterio ni opinión se sentían próximos a un bando por rechazar el otro. Así de simple, sin más criterio. Bien está el criterio de la señora Montero como ejemplo. ¿Se movería en la transición por creencias demócratas por ir contra el franquismo, o porque se sentía demócrata? 

Y claro, para reforzar su patriotismo, la referencia obligada a la actualidad política: "He creído entender que ésa es la actitud que sostiene el nuevo partido de Savater y Rosa Díez. Bienvenidos y albricias." Sea bien venida la nueva caterva de tránsfugas deseosos de tener un sillón que llevan años comiendo de los votos de  españoles que -mire usted qué cosas- creyeron que cuando militaban en sus anteriores partidos les decían la verdad. ¿Quién garantiza a los votantes de hoy que en este caso sí que les dicen la verdad y no cambiarán, de nuevo, en seis meses de chaqueta? Nadie, garantizarlo, nadie. Porque a estas alturas la palabra dada por Rosa Díez como que flojea un poco.

 

Se va una a pasar unos días al Reino de Navarra y de vuelta ya no entiende nada

Una se va de Barcelona a pasar unos días -a trabajar, de entiende, que el mundo de la conferenciante también existe, aunque en este caso regado por vnos buenísimos- y de regreso se encuentra noticias de lo más varipintas que le hacen pensar si no nos hemos vuelto locos.

Van los de las juventudes socialistas y en un anuncio plantan a un imbécil con un polo rosa con un cocodrilo enorme y en el Partido Popular se ofenden y se dan por aludidos. Ya no sé si porque ven algo relacionado -directa o indirrectamente con el PSOE- y se ponen nerviosos, o si les da miedo el cocodrilo. Aunque no recuerdo yo que se ofendiera el Partido Popular escuchando hablar a Aznar con acento tejano; o a Zaplana comparando la situación actual con el 23-F que eso, digo yo, sí da como para ofenderse.

Va una niña con hiyab y le pide a su madre ir a la escuela con él. En la escuela -de un país a confesional como este nuestro- lógicamente le dicen que no se puede ir con símbolos religiosos -espero que igual que se lo habrán dicho en su momento a los niños con crucecitas-. Y va la Generalitat y dice que no, que la niña puede ir al cole como quiera, que nadie puede obligar a modificar las creencias. ¿Qué pasaría si un día una niña pidiera -creencias mediante- que le practicaran la ablación?, no sé, por poner un ejemplo. Digo, como a los niños parece que la consellería de Educación les hace caso...

Va Cristina Peri Rossi y dicen que después de llevar treinta y tres años en Catalunya que -quizás- debería hacer sus intervenciones en la radio en catalán y va y se ofende Y le dicen que entonces en un medio de comunicación en catalán no puede colaborar -los hay, bastantes, en Catalunya en castellano- y ella hace de eso una persecución política. Que digo yo, no entregará ella los artículos a El Mundo en catalán, ¿o sí?, no, diría que no. País...

 

De nuevo una jornada electoral

Hay que votar, sí... vale... de acuerdo... no todo el mundo -la participación rondó el 50%, lo que demuestra que estamos no a un paso de Europa sino a unos cuantos quilómetros, muy lejos del 80% de participación de los franceses-, pero unos cuantos votaron. Que la falta de participación perjudica a la izquierda, dicen, pero yo me temo que a la izquierda -en un amplio, muy amplio, sentido del término- lo que más le perjudica es hacer declaraciones acusando al candidato de enfrente de "tener relaciones personales" con alguien en una tribuna de televisión, decir que "vamos a echar a los okupas de buen rollo", asegurar que los "mossos hacen su trabajo bien después de múltiples denuncias de malos tratos"... qué sé yo, menudencias deben pensar los políticos, pero ya veis como, a la hora de votar, el resultado ha sido desastrosos. Que el PSOE no baja mucho -no nos engañemos que ha aumentado la población, y eso ha ayudado a que aumenten los concejales-, bien está. Pero que el PP que ha campado a sus anchas, a pesar de haberse hartado de mentir y de intoxicar los medios y la opinión pública es más cierto que ná. Y a la hora de la verdad, el PP... se ha visto refrendado como pocos en Madrid -Ayuntamiento y Comunidad-.

Qué gracia, ayer Blanco decía que si sumamos los votos sin tener en cuenta los resultados madrileños, el PSOE había ganado. ¡Ay!, pero es que Madrid -y Valencia, no lo olvidemos- no se pueden quitar para sacar conclusiones, es más, nos dan unas conclusiones muy, muy significativas de cómo está todo y cómo -espero que mi derrotismo no sea agorero- si no se ponen las pilas los señores -que no los barones, que esos deberían mantenerse callados- del PSOE y los dirigentes de IU esto da el vuelco casi sin que nos enteremos.

Tranquiliza alguna zona del Estado Español, pocas, pero alguna: Navarra -que ha sido indiscutiblemente la gran sorpresa y que yo, que voy mucho por aquellos lares espero que sepan manejar con dignidad- y Baleares. Tranquiliza, vale, igual que tranquiliza que Ciutadasn no haya sacado concejales en ninguna de las capitales catalanas, pero no quiero mirar el mapa que ha quedado porque veo gaviotas volando por casi todos los sitios y lo peor... escucho unas reflexiones desde la izquierda que ni ellos mismos se creen.

Un manifiesto

    Múltiples razones han provocado mi desaparción un par de meses. Poco a poco el cauce retoma el rí y aquí estaré de nuevo. De momento, ahí va el manifiesto que se leerá el 10 de abril, a las 13,00 horas, en la Sala María Zambrano del Círculo de Bellas Artes.

                                                      MANIFIESTO

          I.-  Muchos ciudadanos de nuestro país observamos con creciente inquietud el grado de crispación y enfrentamiento en que discurre la vida política española. Es propio de sociedades democráticas el debate, la confrontación dialéctica, la crítica acerba y, como no, la utilización de los derechos de expresión o de reunión con el fin de manifestar la protesta o el apoyo. Nada de lo anterior nos debe, pues, preocupar ya que forma parte de la normalidad democrática.

          II.- Lo que nos inquieta, por el contrario, es que el debate político argumentado esté siendo suplantado por la descalificación y el insulto; que el normal funcionamiento de las Instituciones sea trastocado y se niegue legitimidad a quien gobierna por voluntad de la ciudadanía; que el derecho a una información veraz se sustituya por la manipulación sistemática de los hechos a base de mentiras o de medias verdades que confunden a la opinión pública. Conjunto de procesos indeseables que si bien no han conseguido, todavía, provocar una quiebra en la sociedad española, muestran ya indicios preocupantes de que se puede estar gestando esa fractura que conviene detectar y soldar cuanto antes.

          III.- Creemos, sinceramente, que este clima crispado no obedece a la situación real de España. Es como si una realidad virtual, construida ex profeso con fines partidarios o electorales, se sobrepusiera a unos hechos objetivos que quedan así, la mayoría de las veces, sepultados por una avalancha mediática que se concentra en ciertos temas y se olvida de todo lo demás. Bien es cierto que nuestro país sigue teniendo problemas serios sin resolver sobre los que, por cierto, no se incide ni se ofrecen alternativas desde la oposición. Pero nadie, con un mínimo de honestidad, podrá negar que la economía marcha razonablemente bien, que el desempleo ha disminuido, que las fuerzas sociales han alcanzado importantes acuerdos, que se han producido avances no desdeñables en derechos sociales y civiles y que, en general, ha aumentado el bienestar de la población aunque, desde luego, no en igual medida para todos.

          IV.- Ante la evidencia de estos hechos, toda la carga opositora se ha concentrado en unos supuestos peligros para la unidad de España y en una no menos supuesta rendición del Estado ante  los terroristas. Es decir, nada menos que “España se rompe y España se rinde”. Conviene afirmar, pues lo contrario sería faltar a la verdad, que tamaña desmesura no tiene nada que ver con la realidad, al margen de la opinión que cada uno tenga sobre cómo ha administrado el Gobierno tan delicados temas. Las reformas de los Estatutos de autonomía, salvo el de Cataluña, han sido aprobadas por los dos partidos mayoritarios y supone una falsedad obvia sostener que el Estatut, surgido de las Cortes Generales, rompe la unidad de España.

          Se puede o no estar de acuerdo con la política antiterrorista del Gobierno, pero de ahí a sostener que la decisión, mediante resolución judicial, de que un preso, por muy criminal que sea, pase a la situación de prisión atenuada, ante el riesgo acreditado por los médicos de que puede fallecer, cuando le quedan 16 meses de condena por un delito de coacciones, es una rendición ante la banda terrorista ETA  resulta insostenible.  Si de lo anterior se deduce, además, que el Gobierno ha pactado ya con la banda, o sus representantes políticos, el futuro de Navarra, de Euskadi y de España, sin acreditar tan graves acusaciones, nos parece que se ha alcanzado tal nivel de exageración y extremismo que se hace inviable un debate racional. En este sentido, no es aceptable convertir la lucha contra el terrorismo en el eje exclusivo de la oposición a cualquier gobierno democrático. Esta postura no tiene antecedentes en la Unión Europea. Sobre todo cuando en los últimos años la actividad terrorista ha disminuido en comparación con los cientos de atentados de anteriores legislaturas.

          V.-  El exceso ha llegado a tal punto que desde organizaciones con amplias responsabilidades sociales y financiadas por el Estado se hacen llamamientos a la objeción de conciencia en el cumplimiento de leyes aprobadas por el Parlamento y desde partidos con funciones de gobierno se apela a la rebeldía civil frente a un Ejecutivo legítimo, aduciendo que la nación española está en peligro. En un Estado democrático y no confesional, las leyes las hace el Parlamento y todos deben acatarlas. La apropiación partidaria de banderas e himnos nos retrotrae a épocas felizmente superadas y sólo puede ser causa de división. Convertir la propia idea de España en bandería es propio de dictaduras y de ideologías extremistas. En democracia no se puede pretender torcer la voluntad ciudadana ni con soflamas, ni con manifestaciones y menos con confusas actitudes “ caudillistas”. Es el voto y solo el voto el que debe decidir quién es el llamado a gobernar.

          VI.- Esta política de confrontación se ha inoculado en esenciales Instituciones del Estado que deberían ser inmunes a las batallas políticas. Nos referimos a Institutos tan trascendentales como el Tribunal Constitucional. A veces da la impresión de que se producen movimientos, decisiones o maniobras tendentes a alcanzar objetivos que de otra manera no se lograrían (Véase el funcionamiento, en algunos casos del Consejo General del Poder Judicial) y que van en detrimento del prestigio y de la confianza que los ciudadanos depositamos en ellos.

          VII.- Una situación de esta naturaleza no debería, en nuestra opinión, conducir al Gobierno a una actitud de confrontación, pero sí a una exigencia de liderazgo y de capacidad de propuesta. Una parte no desdeñable de la ciudadanía está confusa y es obligación de los gobiernos poner remedio al desconcierto. No es bueno olvidar que cuando la manipulación o incluso la mentira encuentran eco en las personas, ello obedece, generalmente, a una insuficiencia de claridad y de capacidad de comunicación por parte de aquellos que administran la cosa pública.

          VIII.- En los próximos meses los ciudadanos vamos a tener ocasión de acudir a las urnas para votar en las elecciones municipales y, en ciertos casos, en las autonómicas. Será, sin duda, una buena ocasión- como siempre que los ciudadanos votan- no sólo de dirimir quien debe dirigir los consistorios y los parlamentos autonómicos sino también de exigir a los partidos y candidatos que se ocupen de los problemas concretos de los vecinos. Somos conscientes de que esta crispación inducida ha podido tener un efecto de hartazgo en los ciudadanos que los inclinen hacia la abstención. Nada sería más negativo en estos momentos. Los extremismos encuentran su espacio cuando la ciudadanía se abstiene y en esta ocasión cualquier inhibición no beneficiaría los avances sociales sino que propiciaría los retrocesos.      

            IX.- Nos gustaría apelar al buen sentido que las personas de nuestro país han demostrado siempre desde la recuperación de la democracia: que no nos dejemos arrastrar a la confrontación en base a la manipulación interesada; que evitemos dividirnos ante cuestiones en las que debemos mantenernos unidos como la paz, la libertad y la lucha contra el terrorismo; que defendamos el Estado de derecho, sus Instituciones y los avances civiles y sociales frente a los que pretenden hacernos retroceder en el tiempo.

La salud de Castro

No voy a volver a decir lo que opino de las preguntas acerca de la salud de Castro, ni lo harta que estoy de las tergiversaciones que corren por estos lares. Una y mil veces lo he comentado. Os copio un artículo que no puede explicar más claro todo lo que se ha publicado acerca de la visita del médico español a La Habana.

"La noticia apareció en los medios de todo el mundo hace dos días y, de inmediato, los carroñeros españoles de la derecha rancia y de la desinformación se lanzaron sobre ella para distorsionarla y convertirla en un arma contra Cuba. Sin embargo, el contenido de la noticia original era claro y límpido como las aguas de Varadero: a petición de los médicos cubanos que se ocupan de la convalecencia de Fidel Castro, el Dr. José Luis García Sabrido, jefe del servicio de cirugía general del hospital Gregorio Marañón de Madrid, se desplazó a La Habana en un viaje relámpago de ida y vuelta para darles su opinión profesional sobre el estado clínico del paciente.

Fue sólo eso, una consulta más como se hacen miles a diario entre facultativos en los hospitales de cualquier país, sin que ello signifique ni que los médicos que las piden sean unos matasanos ni que los médicos solicitados para dar su opinión estén científicamente por encima de los primeros.

Dicen que la ignorancia es atrevida y es verdad, pero cuando se trata de Cuba la ignorancia se multiplica hasta el infinito a causa de la mala fe.

¿Qué hizo García Sabrido en la perla de las Antillas? Pues lo que cualquier médico hace cuando un colega lo llama a consulta: tras estudiar todos los datos de la historia clínica (informes de cirugía, de anatomopatología, de radiología y de análisis clínicos, así como la hoja de evolución) y tras proceder al examen físico del comandante, emitió la opinión, coincidente con la de sus colegas cubanos, de que considera que el proceso que sufre el enfermo es de carácter benigno y, por ello, resulta factible que vuelva a ejercer el poder en fechas próximas si se recupera del todo. En total, la consulta duró 90 minutos. Luego, regresó a Madrid.

¿Cuál ha sido el comentario ambiguo de algunos medios ibéricos de desinformación masiva al glosar por su cuenta la noticia y qué han añadido de palabra ciertos políticos de la derecha española? Pues, entre otras sandeces, que tras haber pasado años presumiendo de la medicina cubana, Fidel Castro ha tenido que acudir a un médico español para que lo trate. Esperanza Aguirre, que ejerce la presidencia de la Comunidad de Madrid, lamentó ante las cámaras el hecho de que la embajada de Cuba pidiera ayuda a la Sanidad madrileña para "el dictador" y, acto seguido, se preguntó piadosamente qué tipo de cuidados médicos recibe el resto de los ciudadanos de la isla, habida cuenta de que el primer mandatario se ve obligado de llamar a nuestra puerta a la primera ocasión.

Dan ganas de vomitar ante tamaña estupidez. En primer lugar, el comandante ha estado desde el principio de su dolencia bajo los cuidados exclusivos de médicos cubanos y lo único que ha hecho el Dr. García Sabrido es desplazarse a Cuba como consultor con un permiso especial de la dirección del hospital donde trabaja. Lo habitual es que dicho permiso (en este caso a lo sumo de dos o tres días) sea un adelanto de las vacaciones anuales, lo cual quiere decir que el médico español no le ha robado ningún tiempo de ejercicio profesional a la Sanidad pública madrileña ni ésta ha tenido nada que ver institucionalmente con el caso, que fue un servicio rendido por el cirujano a título personal y voluntario. En segundo lugar, el desplazamiento y cualquier gasto adicional corrieron a cargo de la Embajada de Cuba en España, no del presupuesto de la Comunidad de Madrid y, en tercero, como ya se ha dicho más arriba, el jefe de servicio sólo fue a “dar su opinión” profesional, no a tratar a Fidel Castro.

Por desgracia, muchos ciudadanos de España, eternamente mantenidos por los medios burgueses en la ignorancia más supina sobre la realidad política y económica del acontecer global, se han creído los comentarios subliminales que éstos les cuentan en relación con el viaje de García Sabrido y ya he escuchado en la calle ironías y críticas sarcásticas que pretenden rebajar la excelencia de los médicos cubanos, quienes en realidad no sólo se encuentran entre los mejor formados del mundo, sino que son además -sin lugar a dudas- los más solidarios de la historia de la Humanidad, pues gracias a la Revolución hace ya cuarenta y seis años que dejaron de considerarse como una casta privilegiada."

Mauel Talens http://www.rebelion.org/noticia.php?id=43892

Sí, vale, Pinochet se ha muerto, ¿y ahora?

Parece que en Chile ese refrán tan español de "muerto el perro se acabó la rabia" no acaba de ser cierto -como tampoco es cierto aquí, dicho sea de paso-. Hoy he estado viendo parte de los funerales oficiados al dictador chileno y no sólo los brazos fascistas en alto ponían los pelos de punta, sino también los abucheos que se iban escuchando contra el gobierno de Bachelet que no debe tenerlas todas consigo.

De hecho, el funeral parecía más bien una manifestación de apoyo a la dictadura -torturas, asesinatos, violaciones de derechos humanos... y se murió en la cama a los 91 años, nada mal- que de duelo de un muerto. Difícil, pero desde mi punto de vista loable, la aparición que ha tenido que hacer la Ministra de Defensa chilena Vivianne Blanlot. Que ha tenido que aparecer rodeada por los comandantes en jefe del Ejército, La Armada, la Aviación y el director de Carabineros. Sorprende que todavía hoy Pinochet  pueda ser enterrado con el uniforme de gala del ejército, con una bandera chilena que tricionó a los 19 días de recibir su nombramiento, y con discursos de curas y militares justificando el golpe de estado. Sorprende pero así son las cosas. 

Y mientras desde España, que oficialmente como era lógico, no hemos enviado a nadie, Manuel Fraga no ha podido resistir la tentación de decir la enésima barrabasada -lo que pesa el pasado-: "Mire usted, Pinochet se ha muerto. Paz a los muertos. Había un régimen de un señor, Allende, que con todos mis respetos murió en medio de todo esto, que había dejado el país en el caos total. Intervino un militar, ya se supone que siempre tiene aspectos violentos. Lo que no hay duda es que todavía tiene unos partidarios Pinochet. Podía haber cometido algunos excesos pero, en principio, dejaba un país mejor de lo que se lo había encontrado". Diga usted que sí, don Manuel, y viva España, por si acaso.

 

En fin...

Y lo peor es que sí, como dice Benedetti, "la muerte le ha ganado la batalla a la dictadura", de hecho, mi padre y yo hemos intentado hacer memoria este mediodía de cuántos dictadores habían recibido una muerte justa -y no se entienda con esto que yo está haciendo apología del asesinato, pero sí de queja a las faltas de juicios-  y sólo se nos ha venido a la memoria la de Mussollini. Los demás en su mayoría de viejos, gozando de privilegios no imaginables, rodeados de sus seres queridos a quienes dejan las espaldas bien cubiertas y sin amago de arrepentimento. Se me ocurre que, como todos ellos creen en dios, la justicia divina se encargará de castigar sus crímenes, el problema -para los que no creemos en este tipo de justicias divinas- es que todos aquellos asesinados, toturados... todos aquellos que sufrieron su yugo, los que más han tenido siempre que perder, esos, ni siquiera tendrán la tranquilidad de un veredicto de culpabilidad por violar derechos humanos.

Casi una semana en Madrid y de vuelta investidura

Os diría que no he tenido tiempo ni de consultar el correo en estos días y ha sido cierto. Fui a Madrid la semana pasada para dar una conferencia en Rivas Vacíamadrid y volví ayer y entre la ida y la vuelta, además de la charla: biblioteca nacional, librerías a cientos, comidas, cenas y cervezas con amigos y, a ratos, lectura del original que he entregado hace nada a Lumen. Vamos, un no parar ni de hacer, ni de pensar, ni de hablar, claro. Conclusión: me lo he pasado mucho mejor que otras veces. Y, para lectores empedernidos: la nueva novela de Almudena Grandes (que tengo delante) "El corazón helado" tiene 998 páginas, tan buena pinta como tamaño y sólo una pega... sale en febrero.

Y aquí qué ha pasado. Pues lo de siempre. Post elecciones y pre investidura, se mantienen los políticos enla prensa con entrevistas de lo más variopintas. He leído una, a Carod, quien, haciendo gala de la cultura que le caracteriza, afirma: "Catalunya puede tener un presidente andaluz pero España no uno catalán" Y yo, claro, como que ya ni sé de dónde eran Pi y Margall, Prim o Estanislao Figueras, pero vamos que seguro que se me escapan al menos tres. ¡Madre mía!, esos asesores del futuro vicepresident, y, peor aún, ¡esos periodistas que saben menos, bastante menos que el entrevistado! O sea, que las cosas han cambiado poco.

Hoy, además, discurso de investidura del presidenciable Montilla. Que acaba de la sigueinte manaera: "Sóc discret però transparent. No crido, però sé dirigir. No gesticulo, però sabré gestionar. No faig rialles, certament, però sóc feliç de poder servir el meu país. Sóc reservat, sí; però estic segur, convençut i decidit a fer honor a la trajectòria moral i política del fil roig del catalanisme polític i dels compromisos cívics que van marcar Macià, Companys, Irla, Tarradellas, Pujol, Maragall. Són per a mi els meus mestres i referents. Respecto i admiro l’experiència i la història però no visc condicionat pel passat." A buen entendedor... sólo la falta un buen logopeda.

Bono no descansa

Parecía que lo habían arrinconado, que no iba a hablar más de catalanes ni vascos, que le iban a dar clases de democracia, tolerancia, historia... bueno, que lo tendrían en Toledo, Madrid o donde fuese a un lado aprendiendo o al menos sin dejarle aparecer en los medios para no seguir con sus arrengas fascistoides. Pues no, ni por esas, el PSOE no puede con los amigos del PP que tiene dentro del partido y Pepe Bono ni se resiste a su minuto de fama en las televisiones, ni debe tener edad ni capacidad para reeducarse.

Este jueves, después de repartir el día anterior contra los nacionalistas catalanes -y aquí entramos todos los bilingües que por defecto queremos romper España, la grande y libre de su padre, se entiende-, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, o lo que es lo mismo, que presentaba un libro de un guardia civil ¿poeta?, ha hablado de José Ignacio de Juana Chaos. 

Juana Chaos ha retomado la huelga de hambre que mantuvo recientemente y los periodistas, que saben perfectamente a quien entrevistan, le han preguntado sobre el proceso de paz -¿proceso de paz?, se habrá preguntado el ex ministro de defensa mientras añora los tiempos en que era ministro y paseaban los ex divisionarios junto a las fuerzas armadas el "día de la raza" -, y sobre la huelga de hambre: "ahora que amenaza con matarse en huelga de hambre, la pena es que no lo hubiese hecho antes de matar a 25 inocentes". Diga usted que sí, que sí, vamos, que eso de la reinserción no acaba de ser plato de su gusto en según qué casos; aunque no se nos vaya a ocurrir aplicar ese mismo criterio a todos, ¿no? 

Y como si fueran amigos, va Aznar y también hace declaraciones al hilo de Bono. Y afirma que "uno de los grandes errores" del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero es "negociar con los terroristas" de ETA, porque, ha dicho, en el año 2004, cuando el PP aún gobernaba, éstos "estaban casi liquidados". ¿Ahg? ¿Liquidados? ¿Se referirá a que estaban a punto de entrar a matar?... Él sigue, claro, y añade que a diferencia de la situación actual, "nosotros jamás hablamos con ellos; al contrario los rechazamos. La banda terrorista declaró entonces una tregua multilateral. Ahora la tregua ha sido negociada. ¿A cambio de qué? no sé. Ahora vuelven al chantaje y sólo dicen cumpla usted con lo que se ha comprometido". No voy a entrar a copiar todas y cada una de las conversaciones que salieron transcritas en los medios de comunicación sobre las negociaciones -frustradas- del PP porque sería demasiado farragoso, pero las tengo todas localizadas y las he leído, de momento me consuelo con pensar que menos mal que a uno lo tenemos de ex ministro en casa, porque sino la mujer lo dejaba plantado, y al otro de ruta. Dos de este calibre con poder son capaces de estropear no ya las negociaciones presentes, sino las que todavía están por llegar.

Pero Aznar no quiere ser menos, y, como su amigo Mas, se inventa una palabra nueva para aplicar en este caso a Latinoamérica que es donde está de ruta y se permite juzgar su apuesta política y, lo que es peor, desautorizar los resultados electorales de esos países: “Hay un eje castrochavista dedicado a desestabilizar a muchos países. No sé si alcance ahora a Nicaragua". Ay, si es que es un no descansar. porque claro, resulta que el populismo que apuesta por repartir es insano y, sobre todo, perjudicial -para los que tienen más, se entiende, y eso de repartir no está en sus deseos para el nuevo año-. Claro que, me pregunto yo... ¿eso de ir a las asociaciones de víctimas del terrorismo con consignas de no conciliación, a las universidades ultra conservadoras norteamericanas a hablar de la guerra de Irak y de lo malo que es Sadam, o de inventarse atentados de ETA el día antes de las elecciones ? Eso... ¿qué es? ¿Populismo de la peor ralea? Sí, será eso.

EEUU cambia algo y Aznar... Aznar sigue en sus trece

El día empezaba bien, hasta parecía que podía alejarme un poco del Govern d'Entesa. Por fin desde EEUU llegan aires de cambios, que a estas horas, parece que se confirman. Mayoría demócrata en el congreso... a la espera de tenerlo en el senado... parece que la política se mueve... tardará, pero esos cambios políticos acabarán colaborando a que se tranquilicen los ánimos en todo el mundo, y, además, parece que conducen a Hillary Clinton (la mujer con el mayor estómago a prueba de adulterios del mundo, porque el poder y el dinero, es el poder y el dinero y el qué dirán ni os cuento) a la candidatura de la presidencia de EUA. Bien. Y como todas las victorias tienen sus perdedores inmediatos, de impacto, esta derrota electoral del Partido Republicano en las elecciones legislativas en Estados Unidos, que en realidad eran un pulso con la gestión de George W. Bush, se ha cobrado ya su primera víctima política. Donald Rumsfeld... un pájaro de cuenta el "amigo" Donald.

Seguíamos también bien, con la victoria de Daniel Ortega, en Nicaragua, en la línea de cambios hacia la izquierda que se están sucediendo en latinoamérica. Y por último, parece que a Pinochet el Pleno de la Corte de Apelaciones de Santiago de Chile ha decidido privarlo de su inmunidad judicial y así podrán juzgarlo po el secuestro y las torturas de un sacerdote español desaparecido desde 1974. Cambian, la cosas, para bien.

Pero, claro, los días, como las monedas, tienen dos caras. Y, José María Aznar, que necesita ir apareciendo en los medios, en una entrevista desde Bogotá va y se felicita por la condena a muerte de Sadam Hussein y cree que es justa . Diga usted que sí, olvidémonos de las condenas de Naciones Unidas a la pena de muerta, a los dime y diretes de que Turquia formar parte de la Unión porque mantiene la pena de muerte... quíteme usted esas pajas que una cosa es una cosa y otra, muy distinta, la condena de Sadam Hussein que es el malo malísimo. Luego ya, otro día, si se tercia, contamos cuántos iraquíes han muerto, pero eso otro día que no viene al caso... En fin, menos mal que está de viaje y no entre mucho en política española, porque lo próximo será que volvamos legislar por estos lares también la pena de muerte, no vaya a ser... bueno, no vaya a ser que catalanes o vascos se pongan tontos... Más vale estar prevenido. En fin... el progresos de la derecha es lo que tiene... que siempre vuelve de donde salió.

Total un día agitado. Y encima, mira tú, Múgica, como Ibarra, es meterse con los catalanes y el Estatut... y les duele el corazón... y parece que lo han ingresado con una dolencia cardíaca. Y a mí que quien me da pena después de esta notica es Pepe Bono, que esta mañana he oído unas declaraciones de esas que no le pide nadie, opinando de lo que no sabe y juzgando ya el govern de Entesa y su pacto y no sé qué más, y no he podido evitar pensar que si yo fuera tú me iría a hacer una revisión a la Seguridad Social inmediato, que el corazón no perdona... De todos modos me he tranquilizado, no llegará el agua al río, parece que hasta el PSC necesita que desaparezca del panorama político patrio, y desde el mismo PSOE están haciendo los imposibles por defenestrarlo. Querais que no es una tranquilidad.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Ya tenemos Tripartit... a relajarse Pepe Blanco

Bueno, bueno, bueno. Domingo por la noche. Enciendo la tele para ver las noticias antes de que llegue Joan y veamos una peli y... ¡tachán!, parece que se ganan el sueldo nuestros políticos y, sobre todo, que quieren mantenerlo y han trabajado este fin de semana. Bien está.

Hoy se han cerrado las negociaciones entre PSC, ERC y ICV y sí no ha hecho falta esperar el mes que tenían de tiempo ¡ja tenim tripartit! Bueno, bueno... a ver si ahora, con esta segunda oportunidad, como dice Carod, no hace falta llegar a la tercera para que sea la vencida. La cosa queda, a lo que parece, como sigue (úlcera de Mas a parte; Chavez y Blanco con las suyas, acostumbrados como están a pensar que Catalunya es Castilla... pues eso, con las suyas, digo): José Montilla será el presidente de la Generalitat, Josep Lluís Carod Rovira iría como número dos del Gobierno al ocupar una de las vicepresidencias y Joan Saura con otra de las vicepresidencias.

No adelantaremos acontecimientos, no lo haremos -que de momento ya se ha adelantado Carod quien no puede dar el sí definitivo sin el consenso de las bases, pero bueno-; pero a qué negaros que vale la pena pensar que esta vez les va a salir mejor, que ya tienen algo más de experiencia en el gobierno y a lo mejor así se aninman otras autonomías, ¿no?

Añadamos la palabra "sociovergencia" a nuestro léxico político

Llevo dos días de constipado y hoy -todavía con fiebre- no me he movido de casa más que para votar. Por aquello de que todo voto cuenta y blablablá, aunque cada vez -a la vista de la participación- se lo cree menos gente.

A las 8 he encendido la tele religiosamente, para ver por dónde iban los tiros y a las 11 de la noche ya teníamos los resultados definitivos de las elecciones catalanas: 48 escaños CiU; (manteniendo a sus votantes fieles de las ocho legislaturas, las cosas como son) 37 para PSC-PSOE (ni cinturón rojo, ni nada de nada que estaban todos en la playa); 21 para ERC (la falta de profesionalidad se acaba pagando); 14 para el PP (ni me voy ni me quedo); 12 para IU-IC (recuperando la confianza perdida) y 3 para Ciudadanos (daría una explicación, pero que las fuerzas vivas de la derecha aniden en Catalunya sólo me hace temer que Bono se pida ser President de la Generalita en las próximas elecciones, ya hablaré de ellos cuando lea las primeras declaraciones porque lo que he visto hoy me ha dejado pasmada).

Visto el panorama da miedo, no voy a engañaros. Pero sumando, que es lo que he hecho yo, me hacía pensar en un nuevo Tripartit, por aquello de más vale malo conocido que "bueno" por conocer y que a ver si en una segunda legislatura entre todos lo hacían mejor. Existían, otros motivos, además del puramente matemático que es el que confirma que los votos suman -PSC, ERC e ICV obtienen 71 escaños, más allá de la mayoría absoluta de 68- y es que tres años de cargos va a ser argumento más que suficiente para que nadie quiera perder su parcela de poder. Por no hablar de lo que viste eso de que "A Catalunya volem un govern d'esquerres i nacionalista", que hasta Montilla lo ha dicho. Bien. De hecho, muy bien, porque todos los portavoces de los partidos del Tripartit apuntaban esa posibilidad hasta... hasta... que no sabemos bien por qué ha hablado Blanco. Mira tú qué bien, como para confirmar aquello de que el PSC ha desaparecido -o lo han desaparecido- y el PSOE manda y sigue ahí atrás a la espera.

Bien, sigo, en el programa especial que he visto en TV3 se ha perfilado un posible pacto que, no voy a mentir, me ha puesto los pelos de punta tras la intervención de Pepe Blanco: la sociovergencia. Todo después de las declaraciones de Blanco, desde Ferraz, o desde dónde se le ocurra, viene, va opina, aplaude el resultado de Convergencia y advierte a los del PSC (que ya es PSOE) y les sugiere.. o lo ha parecido... que no sigamos por los derroteros del Tripartit que hay que tener en cuenta a los que han ganado. ¿Debía alguien explicarle al señor Blanco que Catalunya no se decide desde Madrid o llegamos tarde? ¿Montilla ha hablado antes de que es él el presidente del PSC? Me temo que en el PSOE de Madrid están tan acostumbrados a mover, gestionar y decidir autonomías desde la capital -y pienso en Castilla-La Mancha, Extremadura y Andalucía- que no se acuerdan de que no somos un barrio suyo. Claro que, a lo mejor no hace falta recordarles nada, porque quizás eso también estaba ya pactado con el señor Mas cuando se reunieron para votar ese Estatut de tercera regional que nos han dejado. Desde Madrid, veo, que son capaces de hacer cadáveres políticos cuando les plazca, y ahora, como si fuera cachondeo, quieren hacer de Montilla un cadáver político el mismo día de los difuntos, nada mal.

Mañana... ¡a reflexionar!

Si es que somos "remodernos" los catalanes, no me lo negaréis. Eso de reflexionar en martes sólo nos pasa a nosotros, quizás por eso, por lo infrecuente, tengo un constipado de esos que no me puedo creer porque nunca me constipo, pero como siga a este nivel me va a impedir hacer de apoderada el miércoles en pro de esta democracia nuestra en la que cada vez creemos menos. En fin... Se abren apuestas a ver qué pactos se cierran el mismo miércoles por la noche, o mejor, si gana CIU a ver cuánto tarda en pedirle al PP que lo apoye; o, caso de seguir el tripartit, a ver cuánto tarda Mas en hacer comentarios acerca de la fonética y la gramática catalana de Montilla.

Mientras estos telediarios nuestros dedican mucha atención a la campaña, bastante al deporte, algo a Madrid y poco o nada al resto de España -así son las cosas, o al menos así han sido hoy, sólo una mención a Sevilla por el calor que hacía y poco más- entran en internacional: un cooperante español secuestrado en Gaza y un francotirador en Irak. Explicado el secuestro, entramos de lleno en Jaba parece que se llama el sujeto y hace cosas tan horribles e inexplicables -no lo pongo entre comillas porque es verdad que son horribles e inexplicables- como grabar en vídeo a todos y cada uno de los soldados americanos que mata como francotirador y emitirlo. Dicen que ha matado 52 militares estadounidenses. En fin... cosas de la guerra, o de la posguerra más bien. El caso es que los periodistas se extrañan y critican eso precisamente, que mate, grabe y emita las imágenes y yo, que soy de no olvidar imágenes, de pronto recuerdo el día que empezó la guerra de Irak, cómo iban sobrevolando el cielo de Bagdad los aviones americanos, cómo dejaban caer las bombas... y cómo todo eso nos llegaba en directo. Claro que... ¿fueron más de cincuenta los muertos?, sí, me parece que fueron miles, aunque esos me parece que no eran americanos y no será comparable.

Por cierto, el otro día vi "Salvador", me ha gustado, no daré palmas de alegría pero en general tiene más puntos a su favor que en su contra -lagrimeo condicionado mediante, y escena de sexo imprescindible en toda peli de nueva factura aunque no venga a cuento- lo que ya es mucho. De todas formas dolor, miedo, inseguridad, falta de ideología política... poesía, lo que os dije un día. Todo poesía.

Falta el canto de un duro para que tengamos un nuevo President

Falta el canto de un duro para que tengamos un nuevo President

Esto, el título digo, no es un vaticinio arriesgado de pitonisa de tercera regional, qué va, es simplemente la constatación de un hecho sabido desde hace meses. El miércoles tendremos nuevo president de la Generalitat. NUEVO, salga quien salga, otra cosa es que repitamos Tripartit, que ya se verá.

Por el momento los candidatos de las dos formaciones con mayor número de votos -sin que tengamos en cuenta que a Mas se le fue la "pinza" hace unos días y empieza a tener el síndrome Maragall "Quiero ser president de la generalitat a toda costa" y anunció una posible coalición PSOE/CUI- defienden a capa y espada que aquel candidato con mayor número de votos será el president y que no está en sus planes, por el momento, el pacto. "Dime de qué presumes y te diré de qué careces", es un poco esta la tónica. Mientras, Saura, Piqué y Carod, cada palo que aguante su vela, más conscientes de que el pacto es lo más probable -aunque sólo sea para el acto de investidura, lo que no es baladí-, ya apuntan estrategias y pactos. Hasta aquí nada fuera de lo previsible.

Mientras, en la intoxicación típica de los períodos electorales los diarios y las revistan, se apresuran a dedicarles espacios a los candidatos, las mujeres de los candidatos... y no se los dedican a los hijos de los candidatos bien porque no tienen edad, bien porque quizás nos soprenderían con un comentario poco electoral del comportamiento de sus padres en casa. El caso es que cada candidato sea "lo más real y cercano posible". Me río sola mientras lo escribo. En esta euforia "candidatil" La Vanguardia se lleva sin duda la palma -no en vano es de los diarios más apegados al poder tradicionalmente, y con la caída de Convergencia lo pasó mal, aunque quien la sigue la consigue-. La Vanguardia, digo, las he hecho montar una portada del diario a cada uno de los candidatos, siguendo el modelo de su consejo de redacción, se entiende. Hoy le ha tocado el turno al señor Montilla quien ha optado por poner a Lula en la foto de portada utilizando unos argumentos que pasman: "Lo conozco y me cae bien". A partir del miércoles, señor Montilla, si quiere hablamos de argumentos políticos.

Además de la portada los candidatos han tenido, también, que rellenar un semáforo -con verdes y rojos- en función de sus filias y fobias, siguiendo los dictados establecidos por el diario. El rojo se lo ha dado a Evo Morales por el pulso que mantiene con diversas empresas españolas. También lo conoce, como al brasileño, pero "Es buena persona pero tengo la sensación de que está equivocado". Volvería a aplazar hablar de política para el miércoles, pero ya me da hasta miedo hacerlo. Sorprendidos, los periodistas, de la respuesta del candidato, han querido saber más y le han preguntado si el semáforo rojo se lo había ganado por algo del pasado, del presente o por lo que puede pasar en el futuro, y Montilla ni corto ni perezoso respondió "por todo". ¿Os acordáis de ese chiste, más viejo que andar, en el que una madre le pega una colleja a su hijo y éste, sorprendido, le pregunta porqué lo hace y ella le contesta: por lo que puedas hacer? Pues eso, como en el chite, claro que en política viene a ser... ¿guerra preventiva?, sí, eso es lo que dijo el señor Bush.

Habrá que hablar de las lecciones a la Generalitat...

Me estaba resistiendo a hablar de las elecciones catalanas, y era, sobre todo, porque tanta saturación propia podía volverse perjudicial -recién llegada de Pamplona no pude más que colgarme a la web de TV3 para ver el debate que hicieron los cuatro candidatos, con eso lo digo todo-. Incluso ha habido unos días en los que casi estaba más preocupada porque el PSOE no hiciera una tontería y pusiera como candidata a la Alcaldía de Madrid de M. Teresa Fernández de la Vega que de "mis políticos" y sus campañas.

Pero es que no me negaréis que están un poco pesados: el fascismo del carnet por puntos apuntado por Artur Mas, la estupidez de que todos los partidos se presenten juntos como "Partit catalá" de Carod-Rovira; la firma ante notario de que CIU no pactará nunca con el PP; las entrevistas de La Vanguardia a las mujeres de los candidatos en tanto que señoras de...

Pero bueno, una no se puede resistir a sus propias tendencias y, a fuerza de guardar -y de leer- todas y cada una de las propagandas electorales: PP, CIU, PSC/PSOE y IC/IU la primera reflexión salta sola. ¡Mejor no saber a qué empresas han contratado, ni cuánto se han gastado en las "geniales ideas" que acompañan a la papeleta que llega a las casas porque asustan de tanto derroche de imaginación. De hecho, y puestos a resumir y a tirar de una vez toda la propaganda que tengo ahora mismo delante mío, de todas ellas la que más molesta -¡molesta!- es la de ERC que -Bassat mediante y a pesar de tener casi un cuarenta por ciento de participación femenina en su lista- ha decidido que sea la publicidad de los hombres de esquerres. El tríptico es una foto de cinco de los elegibles -todos ellos hombres, se les supone catalanistas y de izquierdas- con la que, a lo que parece, pretenden recordarnos lo que ha de hacer un buen catalán: Carod - hablar; Pere vigo - lavar los platos; Carme Mòdol hacer pa amb tomàquet; Ernets Benach tocar la guitarra y, por último, Joan Puigcercós taladrar. Todo esto, claro está, con sus correspondientes frases. No las pongo -me cansan hasta a mí- sólo una, la que acompaña al catalán que hace pa amb tomàquet: "Patriotes com tú".  Me dejan sin palabras una vez más los de ERC, ¡qué peligro si de nuevo están en el tripartit!

Y enfrente, o al otro lado del Atlántico, más bien, resulta que las agencias de publicidad americanas al menos se curran -a lo que parece- las campañas. Un anuncio en apoyo del Partido Demócrata protagonizado por el actor Michael J. Fox, de 45 años que sufre espasmos a causa del mal de Parkinson. Las imágenes de la campaña hablan por sí solas: Fox sufre unas convulsiones tan violentas y constantes que apenas puede mantenerse dentro del plano mientras mira a la cámara y pide el voto para los demócratas, que apoyan la investigación con células madre, la gran esperanza para los que sufren éste y otros males. No sé si hace falta llegar a tanto pero... ¿y una campaña en la que los ciudadanos se sientan de verdad representados por las consignas de los líderes de los partidos?

Del PSOE de Bono a PSN

He estado unos días -bastantes y este no será el único post en el que escriba de ello- en Pamplona. Bueno, la realidad ha sido más amplia, Tafalla, Estella, Huarte y Pamplona, una maratón de conferencias y charlas de la que he quedado más que contenta y más que satisfecha, para qué vamos a engañarnos. Pero no sólo por mis charlas, no, no, sino por las personas que he conocido a raíz de ellas. Empezaré por Ainhoa Aznárez. Empezaré por ella porque me pareció de los ejemplos más claros de socialismo de izquierdas, del de verdad, y del que quiere solucionar conflictos. No del del señor Bono que, casualmente, esos días se retrataba negándose a ser el candidato a la alcaldía madrileña. ¡Ay! señor Bono, que sólo nos gusta apoyar el presidente cuando el presidente nos da el cargo que previamente hemos pedido... ¡Ay! señor Bono!, que poco luce ser el candidato de la derecha en Madrid. Sí, de la derecha, de esa carrinclona que -carnet del PSOE mediante- tanto abunda en Castilla, de esa que -me cuentan desde Madrid- de boca de una de sus "discípulas" criticó el libro de una conocida escritora porque le pareció que trataba mal al partido socialista y eso está feo. ¡Ay! menos mal, que puestos a verle las ventajas, al menos así su presidente lo dejarán en la regional, o en la recámara, y con un poco de suerte -si sus malas artes le dejan- usted y su equipo irán desapareciendo progresivamente y darán paso a mujeres con Ainhoa.

A lo que iba.

Ahotsak es un documento que firmaron muchas mujeres progresistas -de Navarra y el País Vasco, si no recuerdo mal- en el que se  abogaba por la paz y la solución democrática del conflicto. ¡Un manifiesto por la paz y la reconciliación elaborado por mujeres de la Comunidad Foral y del País Vasco!, nada mal. Y en la firma estaban militantes del PNV, EA, IU, Nafarroa Bai.. bueno, los partidos nacionalistas de izquierdas de esa zona -sin el PP, ni CDN, ni el UPN, por supuesto- y que contó, durante la redacción del mismo con la presencia de Ainohoa, concejala del PSN en el ayuntamiento de Pamplona. Hasta aquí todo bien, muy bien, diría. Porque estas iniciativas en las que, independientemente de la ideología pretenden aunar lo bueno común son siempre positivas. Bien.

Pues veréis, resulta que en Navarra también existe la sección Bono -algo que a Dios gracias en Catalunya no tenemos- y algunas de las mujeres que forman la ejecutiva en Navarra firmaron un documento, que hicieron público, negando su apoyo a la iniciativa de paz de su compañera y criticando la actitud de Ainhoa. ¡Muy bien señoras!

Ainhoa me insitía el otro día en una cena y merece la pena dejarlo por escrito "creemos que esa militancia por la paz, unidos partidos de distintas tendencias surge de la esencia misma de la ciudadanía, no sólo debe ser posible, sino que es saludable hacerla compatible con cada uno de los proyectos políticos que defendemos, desde un punto de vista democrático". Eso sí que es democracia de izquierdas y lo demás... lo demás... es hacer "bonismo".

Confidencial.cat o... la FAES a veces da buenas ideas

Hoy, lo dijeron ayer hasta la saciedad en los telediarios y salió en la prensa, los diarios en Catalunya han regalado un DVD. Hasta aquí nada que objetar, muchos domingos hacen lo mismo. Lo curioso del tema era que el DVD que regalaban no era el primero de una colección de comedias, o de dramas... ni siquiera de un curso de inglés interactivo... era un DVD hecho y financiado -imagino- con dinero de CIU que, emulando -pero sin la parte fascista que destilan todas las actuaciones de la FAES- aquel que hicieron explicando, a su manera, el 11M. Bien. Lo regalan y yo, que no soy capaz de resistirme, lo veo y lo hago a sabiendas que Francino los ha demandado por uso indebido de las imágenes y TV3 también. ¿Cuándo TV3 ha demandado a CIU?, me comentaba hoy Pere. Nunca, hasta hoy, claro está, y como ganen las elecciones -dos y dos son cuatro- alguna cabeza rodará.

A mí estas cosas me animan, qué queréis que os diga, que antes de la campaña ya empiece a haber debate político me parece sano y, personalmente, divertido. El DVD -de 55 minutos de duración y del que se han hecho dos millones de copias- se estrenó ayer en varios cines catalanes como si de una peli se tratara, claro que casi una hora de proyección... bien debe valer un estreno, digo yo. Y los convergentes seguro que no se creen que se merezcan menos.

A lo que iba.

El documental y su objetivo: todos contra el Gobierno tripartit de la Generalitat, presidido por Pasqual Maragall, formado por PSC-CpC, ERC e ICV-EuiA, y... ¡tachán! José Montilla, a quien el filme presenta como el principal artífice de dicha coalición de gobierno. Yo esto la verdad, ni lo había pensado ni ahora, después de verlo, me lo creo, pero bueno. El caso es que en 55 minutos todos entran en la filmación, bueno, todos no, curiosamente CIU se olvida de citar al PP un olvido que... imagino no es casual porque, si no recuerdo mal -y no lo hago- ha habido dos pactos de gobierno con CIU cuando el PP gobernaba en España y.. algo me suena del plan hidrológico, no sé, no sé...

A todas estas no perdamos de vista que la última encuesta conocida, difundida ayer mismo por el Centre d’Estudis d’Opinió (CEOP) da sólo 1,8% de diferencia a favor de Artur Mas y CiU frente a José Montilla y el PSC. lo que, si mis sumas no me engañan, hace una más que posible reedición del tripartit que alcanzaría de nuevo la mayoría absoluta necesaria para la investidura del nuevo presidente de la Generalitat. ¡Ay esos nervios de CiU mal controlados!

Y a mí, la verdad, en lo único que me da que pensar cuando veo este tipo de vídeos es.. ¿a ver si este esceso de publicidad no va a ser contraproducente y justo va a lograr que los votantes del PSC salgan a votar el 1 de noviembre hartos antes de tiempo de tanta superioridad convergente?

Se me olvidaban, en un alarde de imaginación cinematográfica, los "malos" salen en blanco y negro -como si fueran fumadores- y los convergentes... esos, esos, salen en color. ¡Qué sofisticada es la política catalana!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Artur Mas, en confianza

A veces me toca hacer entrevistas interesantes, a veces, no siempre. Pero en este caso fue así: Artur Mas. El más que posible President de la Generalitat. A mí me pareció mucho más cercano de lo que se ve en la tele, y no sólo eso, sino que, también, me rompió muchos esquemas. Lo que son las cosas. Menos mal que sigo siendo ideológicamente incorruptible...

"A finales de septiembre en Barcelona hace todavía un tiempo agradable para dar un paseo poco después de las 9 de la noche. Con calma, me dirijo hacia la casa de Artur Mas, el hombre que las últimas encuestas de la prensa catalana dan como favorito para dirigir la máxima institución catalana, la Generalitat de Catalunya. Oriol, su jefe de prensa, me aguarda en la puerta. “Espera un momento que lo llamo a ver si podemos subir”, me comenta tras saludarme. “Están acabando de recoger unas cosas”, añade y a mí se me ocurre pensar en las típicas prisas de último momento de cualquiera de nosotros cuando algún desconocido va a entrar en la intimidad de nuestros hogares. Al salir del ascensor, Artur Mas y su mujer, Helena Rakosnik, nos saludan.

Faltan veinte minutos para las diez de la noche.

“Estamos todos cansados a estas horas”, comenta Helena en el recibidor mientras entramos en su casa. Y ya en el comedor aprovecho para preguntar cuál es el horario habitual de trabajo de Artur Mas. Este hombre relajado y cordial que vemos ahora en el sofá de su casa junto a su mujer, poco tiene que ver con el político incansable al que hemos seguido en una jornada de actividad frenética, que, claro está, debe ser la norma... “Como todos los políticos, si le preguntas a qué hora se levanta te dirá una hora más temprana de la habitual para quedar bien con la prensa”, me había comentado Jordi González en los platós de TV3 donde me lo he encontrado esa misma tarde mientras le hacían una entrevista a Mas en la televisión. Y lo cierto es que fabular no parece que sea una de las características de Artur Mas quien me confiesa que no tiene un horario fijo para levantarse, y que, eso sí, suele acostarse bastante tarde, nunca antes de la una. “Unos días me levanto a las 7, otros a las 8… nunca después de las 9, pero depende de lo que tenga que hacer esa mañana. Aunque en general no suelo dormir más de siete horas ningún día, y alguna menos en campaña”, y añade “eso sí, el desayuno me lo tomo de pie, una manzana, un kiwi y a empezar el día. No tengo tiempo de más”. “Lo que sí procuramos hacer es cenar todos juntos –puntualiza Helena, quien, maestra de profesión, pasó a formar parte del equipo directivo de Transports Metropolitans de Barcelona donde trabaja desde hace 27 y no se ha planteado en ningún momento dejar de hacerlo-, es el único momento de la jornada en el que podemos hablar con tranquilidad, yo también como en el trabajo”; me quedo mirando a un televisor que tienen en la cocina mientras la escucho y veo cómo el pequeño de los tres hijos de la familia, Artur, acaba de entrar y le comenta a su padre los últimos minutos del partido del Barça que ha estado escuchando en la radio y su madre en seguida apunta “la tele no la encendemos nunca, la cena el momento en que los cinco nos sentamos a la mesa y es casi sagrado, sólo si hay algún partido del Barça y es en abierto, claro…”, y sonríe.

La actitud cercana y distendida que transmite Helena –“estos pendientes me los he hecho yo misma, soy muy coqueta, de verdad, y si algo me gusta y no lo encuentro, intento hacerlo yo misma”- es, a buen seguro, el contrapunto perfecto para Artur Mas quien muestra la seguridad cortés del tecnócrata y la prudencia del administrador que se intuye President de la Generalitat. Sin embargo, le comento tras un rato de charla, aquí sí las distancias cortas, a pesar de lo que podamos pensar por la imagen que transmite en los medios, juegan claramente a favor del candidato. “Es un hombre muy cercano. Lo que pasa es que la campaña en la prensa de las elecciones anteriores fue de acoso y derribo contra su persona”, apunta su mujer cuando le digo, sorprendida tras un rato de amena conversación, lo diferentes que se ven los toros desde la barrera y cómo logras sentirte totalmente relajada en presencia de alguien que da una imagen tan distante y con quien, por contra, parece que puedas ir a tomar unas cañas sin problemas. “Mira, es bien sencillo, la oposición se dedicó a hacer crítica de mi imagen en seguida –interrumpe Mas que no suele dejar pregunta sin respuesta-, porque no supieron qué más podían decir. Tras la salida del president Pujol de la presidencia de la Generalitat parecía que no había nadie más detrás de él que pudiera sustituirlo y, sin embargo, allí estaba yo y entonces empezaron las comparaciones, los apodos, los comentarios acerca de mi corte de pelo, de mi forma de vestir, de andar…”. Y surtió efecto y ese lastre lo arrastra, a pesar de su jefe de prensa, aunque, confía Oriol, es cuestión de tiempo. “Y eso que soy el hombre que más besos da del mundo, aunque sólo se los doy a las mujeres”, comenta tras apuntar una sonrisa y mirando con complicidad a su mujer, con la que lleva casado veinticinco años. Tenemos delante al Artur Mas seductor casi sin que nos demos cuenta.

Pero Mas es, además de padre y marido, un político, y el pulso entre los dos principales aspirantes a la presidencia de la Generalitat lo mantendrá en tensión hasta el 1 de noviembre. “Por más que los resultados nos sean claramente favorables no podemos confiar únicamente en ellos, hay que seguir trabajando y tenemos, además, que cambiar esa sensación, que no es real en Catalunya, de que el panorama político se divide entre la derecha y la izquierda. Ese presupuesto de partida nos perjudica, en primer lugar porque Convergencia no es un partido de derecha, sino nacionalista y, en segundo, porque no nos dejan transmitir de verdad partimos de un nacionalismo que se preocupa por su país tanto en el terreno social, como en el económico, sin desvincularse del Estado.”

Nos levantamos y nos dirigimos hacia la cocina, “en general es allí donde cenamos y comemos”, dice Helena. Mientras, por el pasillo, Artur Mas se detiene a enseñarme los libros que tiene empezados y que espera acabar de leer en cuando acabe la campaña. “Lo que menos leo es novela, prefiero el ensayo y, siempre que puedo, leo poesía”. Llega el momento de la cena y ha que repartirse las tareas. En una cocina funcional pero, al igual que el resto de la casa, cuidada al detalle, mientras uno de sus hijos, Patrícia, la mayor de sus hijos pone la mesa -“está a punto de cumplir 23 años y ha sido la primera en votarme”, comenta orgulloso su padre-, Helena acaba de preparar la ensalada y Artur, bandeja en mano, mete en el microondas unas judías verdes con patatas y deja a un lado unos muslos de pollo fritos que serán el segundo. “Me gusta ayudar y ser autosuficiente, las mujeres lo son y los hombres deberíamos aprender a serlo”, dice. ¿…? Me quedo mirando a Helena, “sí, sí, es verdad, si se le cae un botón de la camisa se lo cose, y si ha de hacer la cena la hace, no tiene ningún problema”. “Lo único que se me resiste es la plancha, pero también acabaré por aprender a planchar”. Así las cosas, aprovecho para sacar a colación los temas de mujer de su campaña, “la mayoría de aspectos relacionados con la mujer no son una incorporación para estas últimas elecciones, sino que han estado desde siempre en el programa de CiU y ya se habían puesto en marcha en la última legislatura de gobierno en que tuvimos mayoría. Lo que pasa es que, con el Tripartit, muchos de ellos se han parado”, comenta. “Ahora queremos luchar por políticas familiares de ayuda desde la Generalitat de 1000 euros por nacimiento; ayudas hasta los 3 años de 100 euros mensuales, conciliación familiar y laboral –CIU fue pionera en la implantación de estas ayudas-, aumentar las medidas para paliar la violencia de género… y nos gustaría también defender la prolongación de la baja de maternidad y paternidad de todos los trabajadores, aunque eso no depende directamente de nosotros, sino de la administración central… El problema es que una cosa es hacer política de progreso y otra, muy distinta, hacerse el progre, y en Catalunya esta última legislatura con el Tripartit lo hemos visto claro han hecho mucho el progre y la realidad es que han tenido paradas muchas de las ayudas que ya funcionaban antes. Hoy, sin ir más lejos, se han manifestado los viudos, la mayoría mujeres, a quienes nosotros dimos un complemento para la pensión de viudedad si no llegaban al salario mínimo, y han mantenido esa ayuda sin aplicarles los aumentos del IPC”.

En contra de lo que pueda parecer, seguir a Artur Mas, observar quién se le acerca, quién lo rodea o cómo trabaja en un día de trabajo –si las reuniones o las comidas no son secretas, claro está- no resulta tarea difícil. Un chofer, su jefe de prensa y un guardaespaldas son las personas que le rodean, lo que no impide, en ningún momento, que se acerque –como ha sucedido por la tarde- a aquellos a quienes conoce, o se detenga a hablar si un ciudadano se acerca a darle la mano y saludarlo. Parece relajado y sonríe constantemente, y, frente a las características que transmite su oponente –“ahora que no nos oye nadie, os diré que es que Montilla en realidad es tan aburrido como lo pintan”, apunta con un guiño- es capaz de improvisar un chiste, hablarte de la última vez que fue con su mujer al mercado –“soy más de mercados que de grandes superficies”-, elegir la ropa con la que viste o las ganas que tenía de ir al cine y hasta hace un par de semanas no tuvo tiempo de hacerlo. Entonces fue al estreno de Salvador, luego, la semana siguiente, fueron a ver United-93, porque a Artur, su hijo, le apetecía verla. “Nos gusta ir al cine, y salir a cenar, pero con mi trabajo no siempre podemos hacerlo, aunque en cuanto tenemos unas horas nos escapamos. Helena ya está acostumbrada a mis horarios y a esta alturas eso no supone un problema. Si conseguimos tener un fin de semana juntos sin trabajo, aunque no es frecuente, aprovechamos para estar con la familia y los amigos.”

Son más de las once y media de la noche cuando salimos de casa de la familia Mas. El último tema de los que hemos hablado es el paritario. “En la sociedad en que estamos, creo que no es demasiado acertado forzar los porcentajes más allá de las capacidades de las personas, sin embargo, desde CiU hace muchos años que se intenta que exista, al menos, un 40% de representación del sector más desfavorecido que, en este caso, es la mujer”.

Al salir del domicilio del que puede ser el futuro President de la Generalitat comenta asombrado Oriol: “Carmen, estoy impresionado, nunca hasta ahora ha estado tanto tiempo con un periodista en su casa”. Y la verdad es que todos nos hemos sentido mucho más cómodos de lo que a priori podíamos prever en una entrevista de este estilo, se caen los tópicos. ¿Será que ni Artur Mas ni la política nos es tan ajena y distante como se esfuerzan en hacernos creer, ni Marie Claire hace entrevistas tan frívolas como se puede suponer? Será eso."

Hay temas que se repiten como el ajo

Después de una semana de hospital creía que no había nada más cansado que eso o al menos nada que quitara tanta energía sin hacer a penas esfuerzos. Pues bien no es cierto. Hoy me encontraba yo dispuesta a descansar para recuperar fuerzas de cara al fin de semana y me pongo en marcha. Lo primero: aplazar de nuevo mis textos de posguerra -un aplazamiento preocupante, por lo frecuente, pero hoy por hoy mentalmente necesario- y lo segundo cojo El País a ver si consigo entretenerme y pensar en otras cosas. Lo he tenido que cerrar. Ya no sé si me cansa más el exceso de batas verdes, del ir y venir de pruebas sin diagnóstico de mi día a día actual o el esfuerzo que me supone leer que, de nuevo, el PP, y El Mundo a instancias suyas, insista en la manida teoría de la conspiración acerca de los informes "falsos" de la comisión del 11M que deberían vincular los atentados con ETA. "Interior falsificó un documento para ocultar al juez lazos entre el 11M y ETA", decía el titular de El Mundo.

Tanto El Mundo como el PP empiezan a ser dañinos y peligrosos, más conforme pasan los meses, aunque, a veces la racionalidad existe y se manifiesta en la derecha, y hay ciertos, pocos pero significativos, militantes del PP -Piqué mediante, ya no sé si no le harán caso por catalán- que creen que no debe insistirse en el tema. Y a mí, la verdad, lo que me sorprende es, primero, que no los denuncien a todos por desestabilizadores crónicos del país y, segundo, la capacidad de resistencia que manifiestan hacia la mentira los capos del PP. ¿Se habrán hecho inmunes a ellas, como a los virus?, por utilizar la terminología médica. El caso es que a mí me suena que mi abuela me decía que mentir era malo, por el simple hecho de hacerlo, pero además porque a veces, a fuerza de mentir el mentiroso se acaba creyendo lo que ha contado y no recuerda dónde está la verdad. No sé si será eso, o si Acebes, Zaplana y compañía se creen que les van a dar la razón por puro aburrimiento frente a la insistencia de su mentira.

Y encima hoy, por seguir con los temas agotadores, he estado con Jordi hablando de mil cosas y, claro, también de Ridruejo, que últimamente sale por hache o por be en cualquier artículo de opinión que se precie y ya me tiene cansada. Y para colmo Jordi, tras asegurarme que no va a volver a hablar de Ridruejo en la prensa y creerme yo la mitad de la mitad de lo que me dice, me "amenaza" con un artículo que está preparando para El País, que "me va a encantar", en el que habla de Franco y Castro. Me diréis si, con este panorama, tiene sentido que todavía sueñe que voy a poder tener un par de días de vacaciones cuando ya se ha acabado el verano.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres