Blogia
Carmen Domingo

política

A veces me pregunto qué haría el resto de España sin Catalunya

Si hay alguien poco sospechosa de ser independentista nacionalista catalana esa soy yo. Vaya eso por delante. Sin embargo, si queréis que os sea sincera, cada vez estoy más harta de aparecer, de que aparezcamos, los catalanes en los medios de comunicación a propósito de nada, con cuernos y rabos e intenciones insolidarias. O sea, a propósito del Estatut. Cómo si éste hubiera supuesto, o fuera a suponer, algún tipo de mejora respecto de la situación en que nos encontramos y que llevara implícita una separación de esa España suya grande y libre. Que de llevarla implícita el texto, dicho sea de paso, fue aprobado por las Cortes.

A lo que iba. Hoy le ha tocado el turno al señor Múgica, otro de esos socialistas de boquilla que los hay a cientos, que con el nombramiento de Defensor del Pueblo bajo el brazo -cargo apoyado por el PP y rechazado por IU y PNV- se queja del Estatut. 200 folios de quejas, leo, donde explica lo anticonstitucionales que nos estamos volviendo por estos lares y argumenta el porqué ha presentado un recurso de anticontitucionalidad. Bien está, claro que, recordemos, ese Estatut salió respaldado en las urnas catalanas -peccata minuta para esos demócratas de pacotilla, por lo que veo-, tras cortes, recortes y retoques en su paso por senados, congresos, comisiones y demás. Estatut que, ya puestos, yo cambiaba por los privilegios, por ejemplo, legislados y aprobados en los fueros de Navarra. Y entonces sí podemos hablar de insolidaridad y de lo que se le ocurra al señor Mújica quien, claro, no se va a quejar de UPN ni del PP, porque está más cerca de ellos que del PSOE. Pero eso es harina de otro costal.

Lo que no acabo de entender bien es el porqué de tanta tontería anti estatutaria. Porque, me da la impresión, alguien no está calculando bien estas quejas de España "contra" Catalunya ya que -y entro en el área de la política ficción, que siempre está bien- estos ataques acaban pasando factura de nuevo y, me temo, acabarán provocando -de seguir así y en las fechas pre elecciones en que nos encontramos- otra vez el rechazo en la urnas contra todos esos "españolistas incoherentes" y ayudarán a que ERC no pierda votos. Algo que, siguiendo con la política, pero ya sin ficción, es a todas luces prejudicial no sólo para los catalanes que hemos sufrido el tripartit sino para todos esos que hablan de nosotros sin saber de la misa la media.

En cualquier caso, me pregunto a quién pueden recurrir los catalanes que han votado un texto aprobado en las Cortes para que se aplique en Catalunya (Alfonso Guerra mediante en la redacción del texto final, lo que lo hace, si cabe, menos sospechoso de nacionalista y sin fisuras jurídicas) para asegurarse de que sus derechos -políticos, ideológicos- sean respetados, si el Defensor del Pueblo sólo cree que debe defender a unos cuántos. Claro que, el señor Múgica es el mismo Múgica que no quiso interponer un recurso de inconstitucionalidad contra la ley de extranjería que presentó el PP, lo que no es poco para entender el perfil del personaje a quien le debe provocar sarpullidos pronunciar las palabras diferencia y pluralidad. Cosas de algunos socialistas de carnet que creen que la verdad sólo está en el PP.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

De Ibarra a M. Carmen Martínez Bordiu solo hay un paso

Este es un país de idas y venidas, de subidas y bajadas, de verdades y mentiras. Ayer eran Jaime Ostos y su madre frente a frente, y anteayer la familia Panero se destripaba frente a las cámaras. Dinero. Seguro que lo primero nos parece peor, ¡la televisión está llegando a unos límites", pero seguro que, si hacemos un poco de memoria, la bochornosa tensión que se creaba cuando se veía "El desencanto" no era mejor -a mí incluso me parece mucho peor- y también era sólo dinero, aunque dinero intelectual, que siempre viste más, lástima que fuera de derechas. Y Felicidad Blanc con una sonrisa zalamera que aguantaba el tirón de madre resignada, pero deseada por todos los amigos de su marido: "Tú me encerraste en un psiquiátrico en lugar de preocuparte por lo que me pasaba", le decía Michi. Cadáveres para el ataud de la memoria que, a buen seguro, no sirven hoy ya de nada. Comparaciones inútiles entre la poesía y el toreo. Dos artes, o no, dos desastres, quién sabe.

Ayer era el genéralísimo inaugurando pantanos y firmando condenas de muerte, hoy está su nieta, la nietísima, firmando cheques de recibí en "Mira quién baila" un programa de la televisión pública, una televisión bajo el gobierno socialista. Si Franco levantara la cabeza volvería a bajarla, en algo al menos tenemos que darle las gracias a la Bordiu. 

Ayer era Ibarra, asegurando que no se movería de la política, porque quería asegurarles a sus hijos que el día de mañana vivirían en una España unida en la que, en un alarde de esos demagógicos del extremeño, un agricultor no tenía que mendigarle a un banquero (obsérvese la pericia y sutilidad de la metáfora entre extremeños y catalanes) el pan de cada día. Hoy, uno de los barones del PSOE se va, convencido aún, imagino, que los "banqueros" no somos gente de bien, pero que no puede luchar contra el "capital". Por seguir con la metáfora chusquera. 

Ayer, desde Catalunya, desde la Generalitat, criticaban que el cine de Isabel Coixet no se hacía en catalán, sino en inglés. Mañana le dan la creu de Sant Jordi. A lo mejor hoy resulta que la calidad cinematográfica poco tiene que ver con el idioma. Algo adelantamos.

No te fíes de lo que te diga el de enfrente, te miente

Llevo unos días un tanto descreída con las actitudes del género humano y, me temo, aquí me voy a instalar por un tiempo largo. Desencantada en general, y en particular, contra todos y contra nadie, pero con la duda puesta en que las acciones que cada uno realiza son casi siempre pensando primero en lo que le pueden suponer, de beneficio, se entiende y nunca en lo que le suponen al otro. O sea, buscando un beneficio particular, que nunca se reconoce, y haciéndonos creer que son en beneficio del otro. Y con el convencimiento de que cada vez somos, soy, más ingenuos, los que nos creemos a pies juntillas lo que nos dicen.
En Cibeles resulta que las modelos tienen que tener una masa corporal de 18. Que parece mucho pero en realidad, y para que nos hagamos una idea aproximada, tampoco es tanto, y equivale, aproximadamente, a 54 kilos en una chica de 1,75. ¡Qué bien, en Cibeles les preocupa la salud de las modelos y lo que eso pueda suponer a las chicas jóvenes e influenciables! Pues bien, primeras declaraciones de Cuca Solana, la directora de la Pasarela Cibeles: "Nunca hasta ahora habíamos tenido tanta repercusión en prensa internacional". Bien está que no se esconda. ¿Mención a la enfermedad? ¿Mención a la salud? Sólo cuando se le pregunta las comenta, no olvidemos que salir en la CNN, o que te mencionen en el The Times no es moco de pavo; máxime tratándose de moda española que, se sabe, se considera poco moda, Custo o Zara mediante.
Benedicto XVI va y, desde la garantía demócrata que apoya su gobierno, elegido siguiendo unos parámetro divinos muy parecidos a muchos de los países islámicos, se premite acusar al Islam de violento. Ni mención del fundamentalismo sionista o del integrismo protestante que esos son amigos -económicos-, que a los que tenemos que dejar en evidencia es a los otros. ¿Seguimos interesados en crear la sensación de que el mundo se divide entre buenos y malos? ¿No tendría que preocuparse, el Papa digo, de transmitir todos esos valores derivados de la religión católica que, hasta a mí, me parecen bien?
Encuesta de esas del CIS que de vez en cuando interesa sacar en los medios. "La primera preocupación de los españoles es la emigración". Bien está que cuando todos los telediarios, de todas las cadenas a todas las franjas horarias, abren con la oleada de cayucos que están llegando a las costas canarias hayan logrado "convencernos" de que la mayor preocupación es esa. ¿Qué será lo próximo que ocupará portadas? O, mejor, ¿qué será lo próximo que interesa que nos preocupe y a lo que dedicarle diez minutos en todos los telediarios?
Y para colmo, Jaime Ostos y su madre, Consuelo Alcalá, se pelean en la tele hasta hacer sentir vengüenza agena al espectador y hoy, lo que son las cosas, me llama un amigo para decirme que están cenando juntos y celebrando la pasta que han cobrado tras el numerito.
Lo que yo os diga. Mañana, si os dicen algo, lo mejor sería pensar que en realidad están queriendo decir o hacer lo contrario, aunque os lo adornen. Es más fácil acertar y pensar negro, cuando te ofrecen blanco.

Rafael de Casanovas y el 11 de septiembre

Aquí, en Catalunya, celebramos el 11 de septiembre como si fuera el triunfo en alguna batalla, por si cuela y cuela en general -hoy en el teletexto leía "Catalunya celebra su triunfo del 11 de septiembre"-, no hay como saber aprovechar el desconocimiento general y las pocas ganas de tenerlo. En realidad es una de las derrotas más claras que ha habido por estos lares, con evidentes contraprestaciones, por decirlo a lo fino, pero reconocerlo no viste nada, imagino. No tiene mucha importancia. Se apostó a caballo perdedor y se perdió.

Celebramos, digo, que el 11 de septiembre 1714, momento en el que peor lo pasaron los catalanes que estaban defendiendo la ciudad de Barcelona de las tropas de Felipe V tras meses, catorce, de acoso perdieron la plaza. Ahí estaba ese día Rafael de Casanovas, subido en la muralla, con el estandarte de Santa Eulalia en ristre azuzando a las tropas catalanas.

Le pegaron un tiro en el muslo, se lo llevaron al hospital y, mientras, entraban los borbones por la puerta de la ciudad. Luego, el decreto de Nueva Planta -típica ley de descargo del que gana sobre el vencido- y Rafael de Casanovas que se recupera de su pierna y se pone a buscar trabajo. Y el héroe nacional de hoy, a quien todos los años se le recuerda y se le canta Els Segadors porque se subió a la muralla, se va a vivir a Sant Boi de Llobregat, tan contento, y a ganarse su sueldo como abogado con el beneplácito del Rey borbón a quien, claro, jura fidelidad sin dudarlo. El poder y el dinero es lo que tienen que retratan al personal y olvida los principios, aunque... lo que ya no me explico es cómo le siguen poniendo flores...

Dos héroes más como éste y empiezo a entender por qué Pérez Reverte ha hecho protagonista de su saga a un tercio del tres al cuarto, por no decir que empiezo a entender la historia de este país con más claridad. Claro, que os advierto que los nacionalistas de hoy, de ayer, de mañana y de siempre, en su mayoría, en mi pueblo, funcionan así. Yo reivindico, pero si me das un puesto vitalicio, un Estatut, un cargo de conseller o lo que sea... Donde dije digo digo Diego. A las pruebas me remito.

El terrorismo y el maltrato de género

Hoy han emitido en el telediario unas imágenes que, francamente, sorprendían. El etarra Ignacio Javier Bilbao Goikoetxea ha amenazado al juez de la Audiencia Nacional Alfonso Guevara con pegarle "siete tiros" y arrancarle "la piel a tiras" y supongo que le ha deseado otras lindezas más y, por lo visto, a Garzón otras tantas. Mal. Muy mal. Primero porque es evidente que nadie debe comportarse así, claro, pero a mí lo que me ha parecido es que son imágenes efectistas, porque sólo hay que dar publicidad a quien se lo merezca pero para bien y porque en medio de un proceso de paz no favorece mucho que la opinión pública se posicione a favor de la misma con tres minutos más como este y, fudamentalmente, porque un pollo no hace corral, vamos... bueno, que no insisto por no caer en la obviedad de lo que no se debe hacer, de lo que se debe condenar... no insisto, digo, porque todo el mundo -o casi todo el mundo- lo tiene claro. De todas formas, y aquì es donde voy, y lo hago sin ánimo de mezclar churras con merinas, de pronto me he preguntado, más bien se lo he preguntado a mi padre que estaba a mi lado indignadísimo con lo que veía y con lo que le estaba oyendo decir al acusado -misión cumplida del reportaje al menos en este caso- que cuántos juicios por maltrato de género vemos en la tele y qué debe ser capaz de decirle, con qué debe amenazar un marido a su mujer, antes de matarla, o qué argumentos debe darle al juez de lo que ha hecho y volvería -sin duda- a hacer. Y, peor todavía, cuántas amenazas deben haber oído, y seguir oyendo, muchas de las mujeres amenazadas y que a lo mejor mañana están muertas. Claro que esas, claro, no son jueces de la Audiencia Nacional, y sólo salen en el telediario si ya están muertas.

Y todo esto porque soy un poco susceptible, qué le vamos a hacer, y porque se le puede dar la vuelta a las cosas casi siempre. Hace un rato, sin ir más lejos, me han llamado para hacerme una encuesta de estas al azar sobre las próximas elecciones a la Generalitat y una de las preguntas era: "¿Le gustaría que hubiera un cambio de gobierno en las próximas elecciones?". Y claro, a ver quién es el listo que contesta sí, y se arriesga a que en su encuesta conste que quizás es un posible votante de CIU o del PP; o que contesta no y entonces parece que quieres volver a tener un Tripartit. Total, que le he dicho que esta la dejara en blanco, que necesitaría un buen rato para contestar y el mundo de los monosílabos poco tiene que ver conmigo. Bueno ésta y cinco más, que cuando el PSC se pone a redactar encuestas para obtener la respuesta que busca, la verdad, lo logra. Claro que... se puede no contestar.

Parece que las vacaciones se acaban y yo me acuerdo de Ibarra

Parece que se acaban las vacaciones y yo, que no las he tenido, sigo con la cabeza puesta en ellas. Lo que son las cosas.

El caso es que hoy en los dos telediarios que he visto una de las noticias de nacional era esa -cayucos, Clos, locales sin humo y ejército hacia el Líbano mediante-: volvemos (vuelven) al trabajo, que yo tengo el trabajo en casa. Metros abarrotados, gentes cruzando semáforos todos a una, oficinas de nuevo con sus trabajadores a pie de ordenador, incluso una oficina que ha llevado a sus trabajadores a la playa para que no les entre la depresión esa post vacacional que nunca logro entender. Sin comentarios. Mientras, iban entrevistado a todo el que quería salir en la tele, y claro, frases sueltas: "Es el tributo que tenemos que pagar por disfrutar de un mes de vacaciones", decía alguien en uno de los reportajes justificando eso de empezar a trabajar. Pues conmigo que no cuenten, en tributar digo, a una empresa para que me dé un mes. Eso de los tributos, salvo los de hacienda, salvo esos, nada que ver conmigo. Y lo de agradecerle cosas a las empresas menos, la verdad.

De todos modos no soy la única que no acaba de ponerse a eso del laboro. Al menos hasta hoy "nuestros" Príncipes de Asturias tampoco se habían puesto manos a la obra -suena raro, pero es que no sé cómo denominarlo, y el caso es que tienen nómina o sea que deben trabajar-. Así que, tan normales no serán, digo yo, si no empiezan en septiembre como TODOS, pero bueno. Y no es que yo me dedique a hacer un seguimiento de la familia real, sino que en El País de hoy -prometo que no había leído la noticia me lo han soplado- nos cuentan que los "pobres" han viajado en clase turista en un vuelo entre Ibiza y Palma de Mallorca, o sea, sigue en Marivent o dónde sea, pero en Mallorca: y "al igual que el resto de pasajeros (poco más de medio centenar) tuvieron que aguantar en aquella hora calurosa del mediodía un retraso de dos horas en la salida del vuelo IB 8111 con destino a Palma de Mallorca". Y me ha hecho gracia. Jóvenes, suficientemente preparados, papás de una niña y encima, por si Letizia tuviera poco, además de tener que pasar las vacaciones con su suegra y con la familia de su marido va y de últimas tiene que esperar dos horas como si fuera una "española normal". Seguro que eso no se lo dijeron cuando empezó a valorar la posibilidad de ser princesa y le pudo más la ambición. Seguro que no, porque eso, si no recuerdo mal, no lo explican en ninguno de los cuentos que he leído.

La realidad es que frente a una noticia de estas las preocupaciones me asaltan, no porque vayan a una boda de un amigo del Príncipe, que es a lo que iban, sino porque a mí tanta normalidad de la familia realsiempre me escama y me hace pensar que no están tan boyantes como antes; porque no me cuela que sea voluntario lo de viajar en turista como la mayoría de españoles. Claro que, bien pensado, deben tener un pedazo de hipoteca que ni imaginármela quiero vista la choza principesca. Claro que en lo que acabo pensando siempre es en que esta monarquía nuestra cada vez es más cutre y que eso de mezclar sangres -al menos de forma pública- acaba provocando acciones de esas que a Peñafiel -y a mí, qué queréis que os diga- me parecen muy poco monárquicas. Y ahora yo pienso que a lo mejor la Reina también lee El País -o se lo reducen a las noticias de mayor interés, lo que sea- y la veo marcando en el móvil el número de su prima, Isabel II y preguntándole qué puede ser lo próximo, para irse preparando. Y eso que yo imaginación la justa.

Y todo para acaba con Juan Carlos Rodríguez Ibarra, no sabe de qué nos quejamos, porque España, ahora también, va bien, aunque haya incrementado en casi 30.00 personas el número de parados -también lo han dicho hoy en el telediario, pero a lo mejor es un dato que a Ibarra se le ha escapado-. A lo que iba, a mi queridísimo Rodríguez Ibarra y sus frases-consejo: "Vivimos demasiado bien, porque si viviéramos mal me tirarían tomates los parados y, sin embargo, me improperian los que viven bien". No, no aunque Ibarra es de los socialistas que hacen méritos para que les den el carnet del PP y no es santo de mi devoción no me he inventado el verbo "improperiar", es todo suyo. Y la declaración salió publicada en el diario Hoy. Pero eso fue en julio del año pasado... es que me ha dado por rebuscar en mi hermeroteca de frases célebres y me noto mezclando churras con merinas...


Mariano y nuestro ejército de "pacificación"

Cada vez que interviene Mariano Rajoy, si queréis que os sea sincera, me da una pereza escucharlo que creo que es sólo comparable a la que me daba Aznar en sus mejores momentos. No es que no me interese lo que diga la oposición, que me interesa y mucho, sino que ya he perdido la esperanza -que sabido es que es lo último que se pierde- de que aporten nada mínimamente inteligente al discurso político de este país. No me negaréis que el criticar por criticar es de lo más cansino. Sin embargo, ahí está Mariano a diario en los medios y no puedo ni dejar de oírlo ni de leerlo. Así que hoy, tras el triunfo de España en los Mundiales de Baloncesto de Japón ("no es que me interese el deporte, sino que es de lo que más sé", ha dicho ni corto ni perezoso Rajoy, lo que no deja de ser preocupante), y después de las felicitaciones de rigor, ha aprovechado que tenía unos cuantos micrófonos delante para hablar del envío de tropas al Líbano. ¡Claro, el tema de los últimos días!

Ellos, los del PP, se entiende, no ven con buenos ojos que enviemos tropas así sin más al Líbano, cuando el PSOE se opuso al envío de tropas a Irak. Mira tú qué comparación más apropiada. Los del PP los enviaban a una guerra, sin encomendarse ni a dios ni al parlamento ni a nadie, y lo hacían siguiendo las órdenes del amigo norteamericano; los otros, los del PSOE, lo hacen a una misión de ayuda y bajo los designios de la ONU y están a la espera de que lo apruebe el parlamente. Es evidente señor Rajoy que las circunstancias son las mismas. A ver si ahora va a resultar que desde el PP no se distingue entre guerra y paz y nos tenemos que poner todos a temblar.

Yo lo único que agradecería, ya puestos a enviar soldados a oriente medio que, por una vez, también se dedicaran, no sólo a arreglar los desaguisados de los bombardeos, sino también a llevar a cabo acciones que reviertan en la ocupación israelí. ¿Acaso no hay también resoluciones de la ONU criticando la actuación del gobierno de Israel?, sí, sí, haberlas haylas... y es difícil, está claro, que haya paz en la zona si no se abordan políticas y acciones concretas que reviertan la ocupación israelí.

"El PP pide a Clos que actúe como Ministro, no como catalán"

Siguen las aguas revueltas en la política catalana. Ahora estamos inmersos en los cambios de cara a las elecciones de la Generalitat del 1 de noviembre. Parecía fácil, pero no lo es, se juega a varias bandas, porque en Cataluña, como en todos sitios, no es oro todo lo que reluce en política y el partido que gobierna -Convergencia y Tripartito mediante- tiene que mover ficha con poco márgen temporal. Aquí las luchas internas típicas de la izquierda se multiplican porque el PSOE no es sólo PSOE, sino que también es el PSC y con bastante margen de maniobra, o al menos la tenía hasta ahora. De modo que siempre están a ver quién acaba llevándose el gato al agua, que si Maragall, que si Zapatero... que si Clos que si Montilla. Y así siguen.

Pero... hay que tomar decisiones que solventen el desastre que supuso que el primer cadáver político del Estatut fuera, precisamente, el impulsor del mismo: Pascual Maragall. Así, entran en juego aquellos que, soterradamente imagino, le habían advertido al President que estaba jugando con fuego y se acabaría quemando. Por eso el PSOE apoyó el Estatut, y ha acabado logrando que Montilla salga como candidato a la Generalitat y ha ganado la primera batalla. Luego, hay que mover ficha de nuevo, y el PSC tiene que buscar otros logros que no lo dejen bajo mínimos tras la "maragallada" -principio y fin de todo lo que ha pasado aquí desde el inicio del Tripartit- que los ha dejado bastante tocados. Sin embargo, Montilla, o el PSOE, se han adelantado de nuevo -no despreciemos inteligencias antes de tiempo- y ha conseguido no sólo colocarse encima de la pirámide, sino que también ha logrado que los ladrillos que podían hacer que su candidatura se tambaleara se muevan en campo contrario y ha pactado -él insiste en que es decisión del Presidente del Gobierno y a mí me hace gracia- que el "amigo" Clos se vaya como Ministro, sustituto, pero Ministro de Industria. De momento ganan por goleada los del PSOE, y a los barceloneses, la verdad, nos hacen un favor y nos quitan a un alcalde que ha hecho una política de ciudadano bastante nefasta, además de bastante poco socialista, que, aquí sí, la pela és la pela.

Interpretaciones personales a parte, lo mejor de todo son las interpretaciones políticas, claro. Y las "mejores", sin duda, son las del PP que -yo no había leído pero me ha pasado un amigo-, leo en un titular de El País de ayer: "El PP pide a Clos que actúe como Ministro, no como catalán". Concretemos, porque siempre es mejor dar las declaraciones exactas. Vicente Martínez Pujalte, ese gran portavoz, ni corto ni perezoso se ha apresurado a decir que a ver si Clos logra: "dedicarse en su nueva tarea a defender los intereses de todos los españoles, no sólo de los catalanes". Diga usted que sí aclarémoslo porque, salvo los catalanes, el resto de cargos de la administración son y han sido españoles, españoles, de esos de verdad y de toda la vida y a estos no hay que advertirles nada.

De todos modos, y puestos a rizar el rizo, casi tengo que agradecerle al gabinete de comunicación del PP que no se haya molestado en revisar la trayectoria política del señor Clos y se haya limitado a conocer su partida de nacimiento porque ser catalán es, me temo, lo "menos malo" del ex-alcalde de Barcelona. Claro que las críticas que a mí se me ocurren, desde los gastos del Forum, hasta el tratamiento que le ha dado al problema de la prostitución, pasando por la expeculación urbanística que existe en la ciudad de Barcelona, eso a lo mejor no son defectos para el PP. Claro, será eso.

Seguimos haciéndonos preguntas sobre la salud de Castro

Leo en El País de hoy un titular que dice los siguiente "EEUU cree que casto afronta problemas de salud serios". ¿Por qué cree eso EEUU? La respuesta nos la da, de nuevo, El País. Nos dicen que el Gobierno de EE UU ha dicho que desconoce el estado de salud del líder cubano, Fidel Castro, pero ha señalado que parece que afronta problemas de salud "serios", al tiempo que se ha mostrado convencido del fracaso del traspaso de poder a su hermano. El secretario de Estado adjunto para Asuntos Latinoamericanos de EE UU, Thomas Shannon, ha afirmado que la salud de Castro, que el próximo domingo cumplirá 80 años, sigue siendo una incógnita, pero todo indica que afronta problemas de salud "serios".

Insisten, por si no queda claro y Tom Casey, el portavoz del departamento de Estado, ha agregado a su vez que EE UU no tiene ninguna noticia al respecto ni tampoco la espera, debido al tradicional hermetismo de la sociedad cubana en cuestiones como éstas.

Tiene gracia la cosa: "Tradicional hermetismo de la sociedad cubana en cuestiones como éstas". Se me ocurre, pensando en voz alta el otro día con una amiga, que nosotros, los españolitos demócratas de a pie llevamos años oyendo comentarios acerca de "la enfermedad" que tiene nuestro "queridísimo" monarca y que no logran curar y nadie se levanta un día y manda una carta a los medios pidiendo que nos den los resultados médicos del último chequeo del monarca, ni, mucho menos, se nos ocurre quejarnos del "tradicional hermetismo" de la familia real acerca del estado de salud de sus miembros de quienes, dicho sea de paso, nunca hemos sabido ni que cogieran un mal sarampión.

Ni tampoco recuerdo que, wisky mediante, nadie facilitara a los medios el nivel de transaminasas del Bush ni cómo está su hígado ni, mucho menos, que a nadie le pareciera eso necesario. En fin... lo de la paja en ojo ajeno, no hay otra. Los problemas de Estado son eso, problemas de Estado que, como es lógico, cada Estado decide cuándo comunicar a la opinión pública.

 

"La soberanía de Cuba debe ser respetada"

No he hablado estos días de la enfermedad de Castro. No he comentado tampoco las distintas declaraciones que se han sucedido desde que sabemos que está enfermo. No lo he hecho porque estoy harta de que siempre desde las "democracias" occientales, EEUU a la cabeza, se decida lo que está bien y lo que está mal, lo que debe hacer un país o lo que no tiene que hacer y, caso de no obedecerles, entren a saco a "solucionar" unos problemas que nadie les ha pedido que solucionen. Estoy harta, pero no nos dejan mucho margen de maniobra, porque los tanques llegan antes que las quejas. En fin, un clásico desde que EEUU es el amo del mundo.

En cualquier caso, y para los que ya están cansados de tanta intervención, estaría bien que nos leyéramos el manifiesto que se acaba de colgar en la red y que, caso de que nos parezca bien lo suscribamos. Ahí va

"La soberanía de Cuba debe ser respetada"

A raíz de la comunicación de Fidel Castro sobre su estado de salud y la delegación provisional de sus cargos, altos funcionarios estadounidenses han formulado declaraciones cada vez más explícitas acerca del futuro inmediato de Cuba. El Secretario de Comercio Carlos Gutiérrez opinó que "llegó el momento de una verdadera transición hacia una verdadera democracia" y el vocero de la Casa Blanca Tony Snow dijo que su gobierno está "listo y ansioso para otorgar asistencia humanitaria, económica y de otra naturaleza al pueblo de Cuba", lo que acaba de ser reiterado por el Presidente Bush.

Ya la "Comisión para una Cuba libre", presidida por la Secretaria de Estado Condoleezza Rice, había destacado en un informe a mediados de junio "la urgencia de trabajar hoy para garantizar que la estrategia de sucesión del régimen de Castro no tenga éxito" y el Presidente Bush señaló que este documento "demuestra que estamos trabajando activamente por un cambio en Cuba, no simplemente esperando a que ocurra". El Departamento de Estado ha subrayado que el plan incluye medidas que permanecerán secretas "por razones de seguridad nacional" y para asegurar su "efectiva realización".

No es difícil imaginar el carácter de tales medidas y de la "asistencia" anunciada si se tiene en cuenta la militarización de la política exterior de la actual administración estadounidense y su actuación en Irak.

Ante esta amenaza creciente contra la integridad de una nación, la paz y la seguridad en América Latina y el mundo, los abajo firmantes exigimos que el gobierno de los Estados Unidos respete la soberanía de Cuba. Debemos impedir a toda costa una nueva agresión.

 

Si alguien quiere firmar: http://www.porcuba.cult.cu/ 

De Castro al anteproyecto de Ley de la Memoria Histórica

El otro día Fidel Castro, en la Cumbre del Mercosur, se reía cuando comentaba "Según algunos medios de comunicación me muero todos los días" y añadió "Tengo menos de la décima parte de la edad de Matusalén pero ahora con Internet tu puedes tener toda la información del mundo en tu casa... En la época de Matusalén no sé si había palomas mensajeras". Lo comentaba sano, claro, y desde la distancia que supongo debe tener, acostumbrado a que desde EEUU se dediquen a lanzar todo tipo de bulas no sólo sobre Cuba, sino sobre su persona y que muchos países se sumen a ellas. No toca dar demasiada cancha a la Cumbre que ha tenido lugar estos días en Argentina, los medios de comunicación españoles tienen otros intereses, a veces no interesa hablar mucho sobre lo que parece que es una alianza que -sin prisa pero sin pausa- está teniendo lugar en Latinoamérica y que seguro que no convence a los intereses norteamericanos pero que a mí me gusta.

Y yo de fondo estoy viendo un reportaje de los cientos que han hecho, con mayor o menor fortuna unos que otros sobre la guerra civil (muy, muy flojo el otro día uno en la Sexta sobre las mujeres del 36, no sólo por un guión más que dudable, sino también porque la documentación histórica y la información que daban sobre la participación de las mujeres en la guerra y la inmediata posguerra era bien escasa) el mismo día que he leído que en la Ley de Memoria Histórica que se prepara no se contemplan los juicios sumarísimos , los consejos de guerra. Por lo visto, el viernes, María Teresa Fernández de la Vega dijo que "anteproyecto no prevé incluir la revisión de los los juicios sumarísimos, ya que después de una larga consulta jurídica se considera que la doctrina del Tribunal Constitucional lo desaconseja". Mira tú por dónde.

De hecho, por el momento, el anteproyecto de ley será un poco escaso, porque abarcará un periodo aproximado del 1968 a 1976 y serviría para compensar también económicamente casos como la de los cinco trabajadores muertos en Vitoria en 1976 o los carlistas asesinados en Montejurra (Navarra). Tienen miedo, parece, que desde el PP se enfanden. ¿Enfaden?, sí, enfaden. Vaya hombre, a ver si ahora va a resultar que los señores del PP son franquistas, y ellos que insisten tanto en que son el centro democrático de España. Ahora sí que ya no entiendo nada.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Baltasar Porcel o lo mal que sienta que el Tripartit te deje sin cargo

Que el Tripartit pone un circo y le crecen los enanos no es una novedad. Desde que empezó la complicadísima legislatura en la que nos encontramos son muchos los que se creen que tenían que haberlos incluido en esta o aquella consellería, haberles dado este o aquel cargo o esta o aquella Creu de Sant Jordi... Y claro, todos estos que se quejan están tan faltos de imaginación que no se les ocurre más que montar un partido o pedir ayuda al Estado Español... en fin, pataleta de niño pequeño sin ofrecer, la verdad, muchas alternativas.

Junto a estos quejosos del Tripartit están los revisionistas históricos, ya sea sobre la Segunda República o la Guerra Civil. Temas que están de moda y de los que se han inventado hechos, dichos y actuaciones hasta la saciedad. sin embargo, pensaba yo que bastante teníamos con personajes como Pío Moa o Federico Jiménez Losantos y los adláteres que les colean como inventores de falacias o mentiras históricas.

Sale ahora un tercer grupo, el del descontento del Tripartito, que además se hace revisionista: ¡Baltasar Porcel! A quien, si no me equivoco, tras darle el cargo -institucional, por supuesto; durante uno de los gobiernos de Convergencia, claro- de Director del Institut de la Mediterrànea y tras disfrutarlo unos cuantos años, tuvieron a bien decirle que se fuera porque... ¡mira tú qué gracia! había unos gastos de gestión poco justificables. No sé, me parece que gastos en taxis, billetes de avión, comidas, cenas... ¡ah! y no sé si incluyó, también, las traducciones de todas sus obras al sueco, por aquello de que Baltasar Porcel siempre se ha creído que se mereciera el Premio Nobel y así los suecos podían disfrutar de su prosa, paso previo para que te consideren para el galardón. Deméritos literarios a parte, porque por suerte siguen teniendo criterio literario en el Norte de Europa.

Bien, pues ahora le da por ponerse revisionista, y en La Vanguardia de hoy ha escrito: "Ha pasado el 18 de julio y se ha repetido el festival ideológico habitual, haya sido mediático, institucional o compartido, y tan antifranquista como republicano, que ha satisfecho a quienes comulgan con tal ortodoxia y lógicamente a quienes sufrieron en sus carnes las consecuencias del desastre. Pero muchos otros se han sentido despreciados una vez más, aunque no por ser fascistas, como quiere el maniqueísmo izquierdista, sino porque antes que la sublevación militar estalló la revolución social e izquierdosa, cuyos desmanes y asesinatos constituyeron la culminación de una república que había llegado henchida de tantas ilusiones como que transcurrió plagada de caótica ineficacia, todo lo cual fue también incapaz de controlar la Generalitat de Catalunya, lo que decepcionó y dañó a igualmente mucha gente que no participaba de la situación establecida." No sigo por no dar cancha .

"¿Dónde estaba dios el 18 de julio?": Boni dixit, claro

Enciendo la tele. La verdad es que estos días la estoy encendiendo poco y sólo para ver resúmenes y reportajes sobre la Guerra Civil (no puedo evitarlo, no tengo muchas ganas), pero hoy he puesto las noticias: es 18 de julio, a ver qué decían. Y hace un rato, las noticias de Tele 5 han empezado con una guerra, pero no la del 36, sino una contemporánea. Allí estaban los bombardeos indiscriminados sobre la población civil en el Líbano, los refugiados que se desplazan a miles a zonas que puedan ser algo más seguras, las llamadas a las ayudas internacionales que no llegarán... y la ONU -Moratinos a la cabeza- que parece que lo intenta, pero que no puede hacer nada porque -EEUU manda, e Israel manda mucho más-, en definitiva, que nadie le hace caso.

Pero algo han dicho, y recuerdo que en El Mundo de hoy -todos los periódicos han hecho especiales-, he leído que: "La mitad de los españoles opina hoy que la sublevación militar desencadenada el 18 de julio de 1936 contra la II República fue un golpe de Estado carente de toda justificación. Pero no son pocos los que piensan que fue un alzamiento fundamentado por la situación de caos y violencia: un tercio de los consultados sigue considerándolo así." Pues sí que estamos bien. Sigue siendo razonable que la solución a los problemas sea arrasar con ellos pistola en mano. 

La segunda noticia del telediario Bono. ¡Bono de nuevo!, me sorprendo de que se haya puesto tan pronto en marcha pero veo que ha sido en los cursos de Aranjuez. Bono, como digo, se pregunta, como Benedito XVI -el ego no tiene límites y el socialista de misa diaria tampoco- "¿Dónde estabas Dios el 18 de julio de 1936?". Pues bien, la verdad es que dios no sé dónde estaba, de hecho no sé si existe, lo que sí sé, y a lo mejor eso es lo que Bono tenía que haber preguntado, es dónde estaba, estuvo y se mantuvo la Iglesia católica rdr 18 de julio y los cuarenta años siguientes. Con los sublevados, en la guerra, en las prisiones dándo la última confesión a los condenado a muerte ya notando todos los nombres que estos les daban para luego pasárselos a los militares para que detuvieran uno a uno a todas las personas mencionadas; en las prisiones de mujeres negándoles el hecho de amamantar a sus niños si previamente no confesaban, o negando el bautismo si la madre no iba a misa. Ahí estaba la iglesia, y ahí se mantuvo. Quizás el señor Bono era eso lo que quería preguntar y no ha sabido formularlo bien. Quizás, o eso me gustaría creer. Claro que a mí me gusta creer en explicaciones que siempre acaban teniendo un por qué diferente del que a mí me gustaría...

Desde Melilla, mira tú por dónde

Desde Melilla, mira tú por dónde

La historia de Virgilio Leret (capitán, jefe de hidroaviones en el Atalayón, en la Mar Chica de Melilla) explicada por su mujer Carlota O'Neall ("Una mujer en la guerra de España") fue de las primeras que leí -y de las que más me impactó- cuando estaba documentándome para escribir "Con voz y voto". Estaban en Melilla el 17 de julio, Carlota y las  niñas en una barco en la costa disfrutando de las vacaciones y Virgilio con ellas, pero con un pie en el cuartel(la foto es más o menos de esa época). Y así estaban, y cuando se sublevaron los militares en Melilla salió Virgilio a ver qué pasaba y nunca más volvieron a saber de él. Lo fusilaron el 18 de julio y a Carlota (separada de sus hijas) la fueron enviando de prisión en prisión (por ser mujer de un militar que se había mantenido fiel a la República), sin decirle que su marido estaba muerto, y sin darle casi noticias de sus hijas, a las que recuperó años después. No me extiendo más, porque el libro -escrito y reescrito varias veces, porque tuvo que irlo destruyendo por la amenaza que suponía tener el texto- podéis comprarlo que lo reeditaron el año pasado, pero es una buena muestra de cómo sucedieron las cosas, de los odios inter familiares, de las irracionalidades aplicadas desde los primeras hasta los últimos días de guerra y de cómo se prolongaron los odios durante la dictadura. ¡Una buenísima muestra!

Hoy, cuando Jaime me ha llamado para decirme "mira la página 44 de El País", lo último que me esperaba era una esquela de la familia Leret recordándolos y reclamando desde Caracas la investigación y la recuperación del cuerpo del militar. Y, la verdad, ha sido una de las esquelas que he encontrado más merecidas, porque a saber desde hace cuánto que no se le hacía un homenaje así y bien está.

 

Como es mi santo me "re arranco"

Llevo días sin escribir, muchos, varios, por motivos que no vienen al caso y no garantizo, por esos mismo motivos, la asiduidad casi diaria con la que tenía acostumbrado a todo el mundo. ¡Qué le vamos a hacer!

El caso es que la ¿celebración? el ¿aniversario? del asesinato de Miguel Ángel Blanco me hizo pensar el otro día que tenía que retomar, de un modo u otro esto de la escritura semi diaria. Decía que a propósito del día del asesinato José María Aznar, FAES mediante, hizo/dio/leyó una conferencia en la que, cómo no, nos advertía de nuevo “la libertad vuelve a estar en peligro”. En este caso como consecuencia del proceso de paz en Euskadi promovido por José Luis Rodríguez Zapatero. ¿No os parece que como futurólogo lo tiene más bien escaso? Salvo, claro, si le da por arrancarse como sus colegas de hace setenta años que, esperemos, no será el caso.

Tenía el ex-presidente el día de hacer previsiones y 9 años después de la terrible muerte del concejal de Ermua señaló que aquellas gigantescas movilizaciones de la época sirvieron para “decir a los terroristas que íbamos a derrotarles, y hacer que los cómplices de los asesinos en las instituciones (en referencia a HB) supieran que empezaba la cuenta atrás para que recibieran de la ley la respuesta que merecía su complicidad con el crimen.” Bueno, vale, de acuerdo....!!!!!

Pero, pero... -¡recordar no es malo señor Aznar, pero nos vale para todos!- perooooooo!!! Aznar se olvidó de mencionar que –sólo un año largo después del asesinato de Blanco- él mismo intentó acabar con la violencia mediante el diálogo tanto con HB como con la propia ETA. Y durante ese tiempo los representantes de su Gobierno hablaron con Arnaldo Otegi y con los máximos responsables de la banda. ¡Lo que hace la memoria!

Fue en aquel momento cuando Aznar afirmó públicamente que había autorizado “personalmente contactos con el entorno del MLNV.” Es decir, con el Movimiento de Liberación Nacional Vasco, cuya acción liberadora se centraba fundamentalmente en el tiro en la nuca, los coches bombas, los secuestros y las extorsiones.

Pero no, él no se acrodaba el otro día. Y, utilizando ese tono tan suyo de ayudante de linier de equipo de tercera del presidente Bush proclamó: “No seremos nosotros los que alentemos la mentira, menos todavía si la mentira se construye y se extiende en nombre de la paz. No llamaremos a las cosas por nombres que no son, no contarán con nosotros para que los terroristas se burlen ahora de la ley.” Podría seguir hablando, pero -un clásico, mío- paso de comentar obviedades que se comentan solas.

Ayer en Bruselas se condenó el franquismo pero...

Pues sí, ayer en Bruselas se condenó el régimen dictatorial implantado por el general Franco. El presidente del Parlamento Europeo, Josep Borrel, que fue el encargado de abrir el acto, y tras la condena se refirió a la II República como "una gran esperanza", al golpe como el levantamiento de "parte del Ejército" contra un Gobierno "democráticamente elegido" y a la Guerra Civil, como una lucha "entre dos grandes concepciones del mundo: para algunos la última gran causa, para otros una cruzada".

Hasta aquí nada que decir, más bien lo contrario. Los comentarios llegan luego, porque todo los grupos políticos de la Eurocámara condenaron el golpe de Estado del general Francisco Franco del 18 de julio de 1936 en España y la posterior dictadura, y destacaron la dimensión europea de la Guerra Civil como ensayo de la Segunda Guerra Mundial. Pero, claro, el Partido Popular Europeo y la extrema derecha se negaron a apoyar la moción. Dios los cría...

Presumible, pero no por eso menos preocupante. ¿Hasta cuándo van a seguir siendo los mismos perros con distintas cadenas? Me acerco, me muevo, mejor, a leer el editorial de ABC y veo lo siguiente: "No cabe reproche alguno que hacer a una institución democrática como el Parlamento Europeo juzgue negativamente un alzamiento militar y el posterior régimen dictatorial que se implantó. Pero lo que no resulta admisible es que esta iniciativa se revista con el prestigio de la justicia histórica, del compromiso ético con la democracia. Es, simplemente, una condena histórica que sólo quiere juzgar una parte de la tragedia y olvidar el lado oscuro, trágico, de la II República contra las libertades y los derechos, la persecución religiosa y el auge de movimientos antidemocráticos cuyo objetivo era convertir a España en un peón de la estrategia soviética. Por eso, ni todos los que lucharon en el bando «nacional» eran fascistas, ni todos los que lucharon con la II República eran demócratas. "

¿Vale la pena que comente algo, o es mejor aconsejar que lean los editorialistas de ABC algún libro de historia?

Ay! al amigo Clos se le ve el plumero

Dicen hoy los periódico que Acebes ha hecho unas declaraciones -lo dice y yo las he oído- en las que relaciona el aumento de emigración con la oleada de robos que se está sufriendo por estos lares. Dicen. Y al ser el PP, y como es lógico dicho sea de paso, todo el mundo ha saltado a la yugular de Acebes tras las declaraciones por tendenciosas y fascistoides. Hasta ahí nada que objetar porque es cierto, aunque ya es la segunda vez que desde el PP dicen algo parecido, en aquel momento fue Rajoy... Declaraciones que merecen portadas de los diarios, ahí estamos todos de acuerdo. 

Lo que sorprende más es que nadie, salvo La Vanguardia si no me equivoco, se haya hecho eco de unas declaraciones del "señor" Clos que son tanto, sino más, fascistoides que las de Acebes. Y que merecerían no una sino tres portadas seguidas, porque el "señor" Clos cada vez que cree que no le escucha nadie suelta por esa boquita cosas que dan tanto o más miedo que Acebes. Cuando no son los "honrados" catalanes que acuden a las "malas mujeres de la vida" a los que el ayuntamiento debe proteger, mientras a ellas hay que ponerles multas y marginarlas más si cabe, son los incivilizados jóvenes "borrachos y pendencieros" a los que hay que aislar... Muy bien.

Esta entrevista de Clos no la vi, la dieron en Localia TV y no es de las que veo, pero en La Vanguardia transcriben parte de la misma y el "señor" Clos ha dicho que no le habían entendido bien (más bien será que no se explicó bien del todo) o sea que sí que lo dijo. Pues bien, dice nuestro "bien amado" alcalde que no vería con malos ojos la posibilidad de realizar detenciones preventivas si éstas sirvieran para evitar que se produzcan situaciones como las que se vivieron tras el macrobotellón del Raval, hace unos meses, o las que tuvieron lugar tras el triunfo del Barça en la Champions.  Ahí es na. Para que luego vayan criticando a Condoleza, Bush o quien sea, por no poner ejemplos patrios. Por si no había quedado claro lo que había propuesto a la audiencia, Clos puso el ejemplo de Nueva York, sí señor, donde Bloomberg (otro mago de la democracia) cambió las leyes y ya se puede deterner preventivamente en la Gran Manzana, claro que sí. Aclaró, para no parecer un indocumentado, que "en nuestro país esto no está previsto", pero que "no digo que no sea la solución, que igual lo es, pero habría que cambiar el Código Penal". ¡Mira tú por dónde!

Me pregunto qué hubieran dicho todos los periódicos y periodistas progresistas de nuestro apís, que últimemente son los más, se entiende, si estas declaraciones las hubiera hecho Acebes, pongo por caso.  

 

Andalucia y su realidad nacional

Estamos en tiempo de Estatuts, unos más sonados que otros, pero estatuts al fin y al cabo; valencianos, gallegos, catalanes... y claro andaluces. Hasta aquí nada que objetar. Cada cual tiene derecho a tener su estatut.

Esta mañana ha tocado aprobar en el Congreso, han tardado más de once horas en el debate, el trámite de la reforma del Estatuto de Andalucía. El resultado 187 votos a favor (PSOE, CiU, ERC, PNV, IU/ICV, CC y Mixto), 136 en contra (el PP) y ninguna abstención. Zapatero, en el debate, a vueltas con lo mismo, o sea, ha advertido al PP de que su negativa a aprobar la reforma supone "tropezar dos veces en la misma pieda" -por aquello de la falta de tolerancia y de modernización-, mientras Rajoy ha dedicado duras palabras al texto, calificándolo de "aberración jurídica y constitucional". Hasta aquí nada nuevo bajo el sol, más bien, si no se conociera el contexto se diría que debaten el estatut catalán. En esas horas, claro, hasta ha habido tiempo a las consabidas regañinas de Manuel Marín -que tiene una paciencia que para mí la querría- que ha llamado al orden en numerosas ocasiones a los diputados populares. Últimamente los populares se alteran mucho en estos actos parlamentarios, le están cogiendo gusto a la queja, igual que se la han cogido a la manifestación. En fin...

Curiosamente el estatuto andaluz comienza su tramitación parlamentaria con el respaldo del 57,9% de los votos emitidos en la Cámara Baja, lo mismo que recibió la reforma catalana. Mientras que el valenciano, hagamos la puntualización porque es curiosa, fue fruto del consenso entre PP y PSOE y obtuvo más apoyo 95%. Hasta aquí nada raro, ni nada sorprendente. La sorpresa llega -y digo sorpresa por decir algo- cuando de pronto, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, se establecen comparaciones entre la tramitación del Estatut andaluz y el catalán.  Bien es cierto que, ante la sorpresa de todos, de pronto los andaluces deciden denominarse "realidad nacional", porque ellos son como los catalanes. Dicen. Error de base. No es que los andaluces no sean como los catalanes, que sí, claro, lo son, sino que el ser o no "realidad nacional" no es algo que uno sea porque lo es el de al lado, sino porque hay unas bases históricas y demás que lo respaldan. Por no hablar de que es algo que lo decide la gente sin pensar, no algo que se incluye en un estatut porque lo hayan incluido otras autonomías. Y de hecho esta inclusón ha sido más que suficiente -para mí también lo hubiera sido, caso de ser del PP-, para que Rajoy estableciera unas comparaciones que le iban perfectas con los posibles desaguisados andaluces, como ha pasado con nuestro "bien amado" tripartit. Que, dicho sea de paso, para acabar a ciegas no nos hacía falta candil, y que, dicho sea también de paso, es -una vez más- la muestra más evidente de que la izquierda -por llamarla de alguna manera- de nuestro país sólo fue capaz de trabajar unida durante el gobierno del Frente Popular, o sea, en los años treinta. Lo que se explica, creo, porque en aquellos años todavía creían los políticos en la política, y aunque las personalizaciones ya eran importantes, en más de una ocasión podía la ideología a la persona. Algo que, a los hechos me remito, es difícil que nos ocurra ahora. 

Días de retrasos que se solventan a la de ya!

Me pasa poco, pero a veces me pasa. Esto de no escribir, digo. Y lo peor de todo es que si se entra en la dinámica de no hacerlo luego cuesta muchísimo retomar de nuevo el hábito, pero ya está. Ahora sí que sí que me pongo. He dejado pasar grandes acontecimiento socio políticos de nuestro "gran" país, "grandes" declaraciones de nuestros no menos grandes políticos, ideólogos, e, incluso, intelectuales. Mira tú por dónde. Me he saltado, también los comentarios de El País -con ese izquierdismo que rezuma, claro- acerca de la política de Evo Morales -¿sorprendidos tal vez de que por una vez y sin que sirva de precedente un político cumpla lo que promete?, será eso-, los de Alfonso Guerra tras la aprobación del Estatut por el Senado, los de Rodríguez Ibarra, también sobre el Estatut, la baronesa Tita Cervera manifestándose junto a los ecologistas y Pilar Bardem, el Barça ganador de la champions y los destrozos barceloneses, Aceves insistiendo por enésima en que no se puede pactar con ETA, Condolezza diciendo que lo de Guantánamo debería desmontarse pero que no podía ser porque había demasiados "malos" dentro, el ex alcalde Vázquez, ahora diplomático, presentándose como socialista y católico practicante ante el Papa... y así hasta ciento.

Y hoy, el "amigo" Bush que dice que se preocupa de que la democracia de Venezuela y Bolivia no sea la esperada. ¿Esperada por quién? Bueno, seamos sinceros, en realidad ha dicho: "Tengo preocupación sobre la erosión de la democracia en esos países" que no es lo mismo, ni sé qué, de hecho, viniendo del país "amigo" que diría Aznar. Y, acto seguido, el presidente del mundo ha añadido: "el respeto a los derechos humanos y el derecho a la propiedad son imprescindibles para que en cualquier país haya paz y prosperidad". ¿Os había dicho que Condolezza dice que no se puede suprimir Guantánamo? ¿Había comentado que no se conocen las listas de prisioneros de Guantánamo? ¿Ni de los muertos iraquíes? ¿Ni de cómo están en Afganistán?

Me pregunto qué quería decir cuando ha afirmado que "Injerir en las elecciones de otros países para lograr objetivos a corto plazo no es algo que beneficie al continente". ¿Os he dicho que Oliver Stone está preparando una película -cada vez soy más fan- sobre el intento de golpe de estado en la Venezuela que democráticamente eligió a Chavez?

Bueno, mañana más, ahora sí, porque entro en el Estatut, es lo que tiene que los slóganes socialistas me lo pongan tan fácil: "El PP utilizará tu 'no' contra Catalunya".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Más vale tarde que nunca: Ya tenemos reconocimiento a la Memoria histórica

Sorprende que en este país nuestro se haya tardado tanto, tanto, en elaborar y aprobar que este año sea el Año de la Memoria Histórica. Pero al final las Cortes han presentado el anunciado informe sobre la situación de las víctimas de la guerra civil y del franquismo, con intención de llevar a cabo, ahora sí, una revisión de nuestro pasado reciente y una reivindicación de las víctimas.

Esta iniciativa parlamentaria se propone llevar a término una serie de medidas orientadas a la recuperación y reivindicación de una parte muy importante de nuestra más reciente memoria histórica: la de la guerra civil y, sobre todo, y mucho más importante si cabe, de todas sus trágicas consecuencias. O sea, la brutal dictadura que perpetuó el drama del conflicto bélico y del que no se ha hecho una condena explícita ni siquiera más allá del fallecimiento del dictador. Cosas que consensuaron todos nuestros parlamentarios con la excusa de que los ánimos estaban revueltos.

 Pero no todo iban a ser parabienes ni unanimidades, claro. Una vez más, el PP ha vuelto a quedarse al margen, al ponerse en contra con su voto negativo a la propuesta presentada por IU-ICV, que ha contado con el voto favorable de 172 diputados y 4 abstenciones de ERC -aquí ya no voy a entrar, porque parece que ahora lo que les pone políticamente a los de esquerra es abstenerse o votar nulo, todo les parece insuficiente, bueno-. Y aquí sí, todos a una, los 131 diputados del PP han sido los que han votado en contra de la propuesta, a la que intentaron enmendar con otra que pretendía que 2006 fuese proclamado Año de la Concordia. ¿Concordia? A ver si ahora resulta que el señor ZP lo que tiene que hacer es regalar diccionarios de la DRAE a los parlamentarios peperos, porque parece que entienden con dificultad ese idioma que tanto defienden en público.

La alternativa formulada por el PP intentaba mantener el mismo tono que se ha venido manteniendo desde las instancias derechistas del país desde el fin de la dictadura franquista, a la que jamás se han atrevido a condenar o criticar, o sea perpetuar el silencio y con él el consentimiento y la aprobación de todos los atentados llevados a cabo por los fascistas. Partiendo de la amnistía política -aquella de la transición- han querido convertirla en una suerte de amnesia colectiva que dure in aeternum. Por aquello de que "en el fondo el franquismo no fue tan malo." Miedo dan estas posturas, y os aseguro que estos días me he encontrado a algún periodista que me lo ha dicho así, porque si ya no tenemos claro quién asesinó y sometió a una país a cuarenta años de dictadura lo tenemos complicado para recuperar la memoria.

Convendría también que al mismo tiempo que el señor ZP les regala el diccionario en cuestión, les señale las palabras concordia, diálogo, transición, memoria, terrorismo, y, poco despuúes, que les mande unas cintas con esas grabaciones en las que se les llena la boca de decir que las víctimas del terrorismo de ETA tiene que ser reconocidas. Por aquello de que a lo mejor no entienden el concepto bien y para ellos el terrorismo, como la unidad, o los resultados electorales, son sólo los que decide el PP.

Y puestos a aclarar los términos, se me ocurre que si todavía no existe una "censo" de todos los verdugos que "trabajaron" en España durante cuarenta años, difícil será que se hable de concordia. Las cosas hay que hacerlas en orden y primero hay que reconocer a un régimen asesino, y reconocer a sus víctimas, y luego ya pensar en la concordia. O sea, no se puede establecer concordia sin memoria.

Y para esta árdua labor de defensa de la dictadura sale a la palestra un nuevo diputado del PP, el señor Manuel Atencia, quien justificó el porqué de los votos en contra el PP -familiares implicados de muchos de los diputadfos a parte, se entiende-. Según él, entrar en el reconocimiento de la Memoria Histórica es “contrario al pacto constitucional, [estas iniciativas] intentan imponer una verdad oficial, tratan de revisar la transición democrática, dividen a los españoles y reabren viejas heridas”. No deja de ser curioso que desde el PP, que lleva años dividiendo a los españoles, reabriendo viejas heridas, remontándose a consignas del año 34 se cuestione “una verdad oficial”, cuando en España la única “verdad oficial” sobre la guerra civil y sobre el franquismo sigue siendo casi la misma que se nos impuso durante la dictadura, o sea, muchos de los padres y de los abuelos de los que hoy son digirentes del PP.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres