Blogia
Carmen Domingo

política

Lunes de pascua y seguimos con la Segunda República

Me levanto con una idea fija, actualizar el blog, que hace días que no le hago mucho caso. El 14 de abril no escribí nada de la Segunda República, demasiados artículos y reportajes en televisiones y diarios para contar algo novedoso, por no hablar de que llevo dos meses hablando de ella por distintas ciudades, y tampoco me creí que valía la pena insistir en la idea de que algo se está moviendo hacia un posible planteamiento de referendum. Y eso a pesar de que  a lo largo de todo el día me fueron llegando SMS, hasta de Argentina, hablando del tema. Pero veo que hoy en Tele 5 está Carrillo con el hijo de Gil Robles, aquel dirigente fascista de la CEDA de quien su hijo insiste en decir que era un renovador de constituciones. ¡Mira tú por donde! Ahora resulta que los de la CEDA, pobrecitos, cuando entraron en el poder en el 34, y que lo primero que hicieron fue eliminar la reforma agraria de Azaña y retomar la pena de muerte eran en realidad, unos angelitos que, tras el "desorden existente en las calles de España" no querían más que ordenarla. Pues sí, querían ordenarla, eso es verdad, pero aplicando esas formas tan características de la derecha de estás conmigo oestás contra mí, en fin... desconocimiento. Tiene narices que los de la CEDA, que fueron los que trajeron los principios fascista a España, puedan decir sin más que eran demócratas convencidos.

"La España de hoy mira con orgullo y satisfacción a la II República", decía hace unos días José Luis Rodríguez Zapatero y me encantó, aunque yo no lo tengo tan claro, por que pocos en España saben lo que supuso, de libertades, de derechos de... o nos hemos molestado en leer acerca de aquella época  y por eso sigo con la idea de que en realidad a nadie le interesa que sepamos. Lo primero y principal es que es "res populi", que diría Cicerón, o sea, cosa del pueblo, lo que de entrada no está anda mal, si lo comparmos con la monarquía que es cosa de unos cuantos.  ¿No?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Lunes de pascua y seguimos con la república

Me levanto con una idea fija, actualizar el blog, que hace días que no le hago mucho caso. El 14 de abril no escribí nada de la Segunda República, demasiados artículos y reportajes en televisiones y diarios para contar algo novedoso, por no hablar de que llevo dos meses hablando de ella por distintas ciudades, y tampoco me creí que valía la pena insistir en la idea de que algo se está moviendo hacia un posible planteamiento de referendum. Y eso a pesar de que  a lo largo de todo el día me fueron llegando SMS, hasta de Argentina, hablando del tema. Pero veo que hoy en Tele 5 está Carrillo con el hijo de Gil Robles, aquel dirigente fascista de la CEDA de quien su hijo insiste en decir que era un renovador de constituciones. ¡Mira tú por donde! Ahora resulta que los de la CEDA, pobrecitos, cuando entraron en el poder en el 34, y que lo primero que hicieron fue eliminar la reforma agraria de Azaña y retomar la pena de muerte eran en realidad, unos angelitos que, tras el "desorden existente en las calles de España" no querían más que ordenarla. Pues sí, querían ordenarla, eso es verdad, pero aplicando esas formas tan características de la derecha de estás conmigo oestás contra mí, en fin... desconocimiento.

"La España de hoy mira con orgullo y satisfacción a la II República", decía hace unos días José Luis Rodríguez Zapatero y me encantó, aunque yo no lo tengo tan claro, por que pocos en España saben lo que supuso, de libertades, de derechos de... o nos hemos molestado en leer acerca de aquella época  y por eso sigo con la idea de que en realidad a nadie le interesa que sepamos. Lo primero y principal es que es "res populi", que diría Cicerón, o sea, cosa del pueblo, lo que de entrada no está anda mal, si lo comparmos con la monarquía que es cosa de unos cuantos.  ¿No?

De Irene Nemirovsky y Rubalcaba

Pensaba hablar de lo bien que se lee "El baile" de Irene Nemirovsky, un cuento corto que acaba de publicar en un pequeño volumen la editorial Salamandra y que me leí ayer noche antes de acostarme. Bueno, quizás una novela breve, el caso es que en ella vuelve a hablar sobre el universo de los ricos: el millonario débil, la esposa insaciable -ella misma era hija de un banquero judío y debió conocer bien el perfil de los personajes- y la hija adolescente sensible e insastifecha con un punto de crueldad que, aunque no lo recuerdo, parece que tienen todos los adolescentes. Irene escribió apenas diez novelas, ya en el exilio francés -era una de las "rusas blancas" que tuvieron que huir tras la revolución- y luego, en 1942 fue detenida en Saône-et-Loire adonde se había refugiado y deportada al campo de concentración de Auschwitz donde murió poco después. Así pues es un personaje que tiene un interés más que suficiente para dedicarle un post.

Pensaba hacerlo, pero me pueden las declaraciones de Acebes y compañía a propósito del nombramiento de Rubalcaba -para otro día dejo los comentarios de Alfonso Guerra acerca del Estatut, que tampoco tienen desperdicio-.

Que el nombramiento de Rubalcaba en sustitución de Bono no tiene desperdicio es algo que está bien claro -por haber ha habido hasta un editorial laudatorio sobre el ex ministro en ABC, queda todo dicho-. En cuanto se ha hecho oficial han empezado los ataques, así Acebes no ha tardado en llamar a Rubalcaba “la cara del mal” y ha precisado que su nombramiento como ministro del Interior supone “poner la zorra a cuidar las gallinas.” A lo que Rajoy, haciendo un esfuerzo de ingenio ha sentenciado “Rubalcaba no es de fiar”. Sus secuaces de la extrema derecha se atreven a más y leo que Jiménez Losantos sostiene que “éste es un Gobierno para el terror” pues Rubalcaba habría sido nombrado ministro del Interior “para entenderse con ETA y liquidar la investigación del 11-M”.  Eso, a ver si además también lo relacionamos con los del Estatut y así ya lo tenemos todo relacionado.

 Sorprende, o no, que Acabes olvide tan fácilmente que él fue el que se encargó de endosar el 11-M a ETA con exclusivos afanes electoralistas.  En lugar de preocuparse por disculparse por sus afirmaciones, ahora que el fiscal del caso ha declarado rotundamente que no existe vinculación posible entre el 11-m y ETA, entre los islamistas y ETA. Claro que el PP no está acostumbrado a rectificar, sino a insistir que los equivocados son los otros, y ayer Vicente Martínez-Pujalte, portavoz adjunto del Grupo Popular en el Congreso, cuestionó el trabajo del juez del Olmo porque, dice, "ha avanzado poco para saber quienes son los autores amteriales del atentado" y, claro, insiste en los vínculos con ETA. La cerrazón mental no tiene límites, y me impide, a mí al menos, hacer comentarios porque estos personajes de extrema derecha hablan solos. Sólo se me ocurre que también, por probar, podrían decir que dos más dos son cinco y así hasta la legislatura que viene. Una mentira más, pero al menos no dañarán realidades con los que me parece inmoral jugar.

 

¿Ha pasado la transición por Cantabria?

Llego de Cantabria sorprendida. Indignada, mejor. No porque Santander no me haya gustado, y no haya estado a gusto, que sí lo poco que he visto, sino porque conforme me paseaba por la ciudad se sucedían, casi sin darme cuenta, una estatua de Franco a caballo en una de las plazas del paseo, un monolito en honor a los caídos por la patria con su escudo anti constitucional y su escudo de la falange, otro en honor a los soldados alemanes que lucharon con los franquistas, otro dedicado a los italianos, y el último que he visto (que seguro que hay más) a los requetés. Por no hablar de los nombres de "ilustres" generales franquistas encargados de varias masacres de civiles en las calles de la ciudad. Y todo con una consistorio de mayoría socialista, ahí es ná, que no se plantea quitar nada de las calles.

Estaba sumida en mi indignación, como digo, cuando leo que en el ayuntamiento de Almería retiran el nombre de una avenida para... ¡para cambiarle el nombre y ponerle Avenida Manuel Fraga!, argumento: "reconocer la trayectoria de una figura de extraordinaria relevancia en la historia de España y uno de los padres de la Constitución Española de 1978". Diga usted que sí. En este caso a propuesta del PP y con la abstención del PSOE. Pero da igual, porque es más de lo mismo. ¿De qué sirve que desde el gobierno se insista en recuperar la memoria histórica? ¿Qué hacen para que sea cierto? Poco, por lo que veo. Porque debería haber una legislación específica en la que se prohibiera mantener este tipo de "homenajes" que nada tienen que ver con conocer la historia de un país.

Lo peor, lo significativo que es que todavía en las calles de muchas de las ciudades de España se mantenga esta retórica de apoyo a los fascistas que gobernaron en España durante cuarenta años.

¿Quién tiene la culpa de lo de Marbella?

Llego de Asturias ahora, donde, entre otras cosas, y varios "culetes" de sidra bebidos, he visto el museo de la minería y me ha quedado una sensación de esas que es complicado quitarse de encima rápido, ¿cómo es posible que todavía haya gente que esté trabajando en estas condiciones? Eso por no hablar de las condiciones en las que trabajaban antes, claro, y por las que deben tener ahora mismo en las minas de Polonia o México, pongo por caso. Pienso en las quejas de algunos de nosotros y no sé qué pensar de lo bien acostumbrados que estamos. Pero prefiero no seguir dando vueltas al tema -si alguien tiene la oportunidad de pasarse por ese museo vale la pena verlo, porque de verdad está muy bien montado- porque en junio, que vuelvo de nuevo a Asturias, me van a bajar a visitar una mina de las que ahora está funcionamiento y podré contar con más detalles qué se siente a 500 metros bajo tierra, aunque yo sólo vaya a mirar.

Llego, como digo, y me pongo con el tema de la alcaldesa y la teniente alcalde, que había empezado un par de días antes de que me fuera de viaje. Y yo, la verdad, ya no sé cómo a estas alturas de la película es posible que en este país de charanga y pandereta los políticos ante los micrófonos todavía se rasguen las vestiduras tras saber que en Marbella está pasando lo que está pasando. La aparición de una panda de chorizos, con cientos de miles de euros en sus casas. ¡En Marbella!, la de Jesús Gil, la de Julián Muñoz, se sorprenden, bien, pero los de a pie  llevamos años sorprendiéndolo de que nadie lo investigue, al menos para confirmar o no lo que todo el mundo sospechaba: que tanta especulación inmobiliaria no parecía muy normal. Claro que también nos gustaría que alguien hablara de la especulación en Elche, en Valencia, en Ibiza, de quién se ha quedado las concesiones del forum... aunque eso es harina de otro costal.

Entre Málaga y Marbella, por el momento la Policía Nacional confiscó 103 pura sangres, 275 obras de arte – incluyendo ocho cuadros de Miró – cinco kilos de joyas, cuatro Porsches, Mercedes y limusinas y otros coches de lujo, un helicóptero de 2 millones de euros, 24 rifles, antigüedades y cinco pistolas. En otro sitio, la policía confiscó 200 toros de lidia, un pequeño museo de vestimenta religiosa y varios aparatos para evitar la vigilancia y los teléfonos pinchados, según el ministerio.  Casi nada, claro que, según leo, el verano pasado, la policía arrestó a varios notarios y abogados acusados de estar vinculados a una trama de lavado de 250 millones de euros y en 1990 el anterior alcalde Jesús Gil y su sucesor Julián Muñoz fueron encontrados culpables de varios delitos fiscales. Que digo yo que datos tenían para dar y tomar. Al menos el señor Chavez, que lo tenía muy cerquita.

Y bien, las reacciones de nuestros políticos han sido de dos tipos: yo no tengo la culpa aunque estaba en el gobierno en un momento de los "robos", la culpa tiene el otro, así se la han ido pasando entre el PP y el PSOE. O sea, desde el PP, cómo es que el PSOE no ha cortado esto, contando, además, con una tránsfuga de su partido en el ayuntamiento (olvidando que cuando el PP gobernaba también había chanchullos económicos que han sido juzgados con pinzas y no han tenido mucho). En fin. Veremos en qué acaba todo, porque por el momento aún va a resultar que son los vecinos de Marbella, por votarles, los que tienen la culpa de todo. Luego dirán que los políticos y la política tiene mala prensa y la gente no va a votar, pero como no se zanjen de cuajo todas estas historias...

No me lío más con el tema, que va para largo, aunque, eso sí, una advertencia de Soledad Gallego en El País que no hay que dejar en saco roto: "Ahora que la Junta de Andalucía se ha decidido a intervenir en el escándalo de la construcción y el blanqueo de dinero en Málaga y que la policía ha sido capaz de desenredar las increíbles madejas de sociedades interpuestas que se han ido tejiendo desde hace años, sólo hace falta que la justicia consiga que no se roben los sumarios, que no desaparezcan las pruebas o que no se inunden los archivos. Y sobre todo, que no deje prescribir los delitos, como ya ha ocurrido en otras ocasiones cuando se trata de grandes cantidades de dinero y de escándalos inmobiliarios. (Todavía deben quedar algunos jueces sonrojados a propósito de la prescripción de los delitos cometidos en Madrid en el llamado caso de los Albertos)".

La República reaparece

Hace unos días que hablo con unos y con otros de que algo querrá decir que salga tanto en conversaciones, tertulias y medios de comunicación de lo más diverso la República, como modelo de estado y como memoria histórica, pero de momento sin más pretensiones. Quizás me animo al suponer cosas, pero algo querrá decir. El otro día, sin ir más lejos, con González Duro, el psiquiatra, que vino a Barcelona a Ciclo de la FNAC de nuevo volvimos a hablar del tema y él, la verdad, creía que cabía la posibilidad de que Zapatero se arrancase con una consulta popular si se planteaba modificar la Constitución para lo de la niña de Leti. Igual sí, no sé. Estaría bien que cerráramos el ciclo de la transición de una vez.

Hoy me manda Pere un artículo de la Agencia EFE que os copio porque, lo confieso, estoy muerta de cansancio, pero que explica los prolegómenos de los movimientos que están teniendo lugar.

Madrid, 31 mar (EFE).- La II República Española fue recordada hoy como el periodo de "máximo esplendor cultural del que ha gozado nuestro país en la era moderna", en un acto festivo y emotivo celebrado en el Círculo de Bellas Artes donde un grupo de escritores y artistas leyó un manifiesto de adhesión a sus valores.
Numerosas personas asistieron, en el salón María Zambrano del Círculo a este acto, con el que se quiere comenzar a festejar el 75 aniversario de la proclamación de la República, que se cumple el próximo 14 de abril, que este año coincide con el Viernes Santo.
En el estrado, la escritora Almudena Grandes, acompañada por José Luis Sampedro, la cantante Bebe, la actriz Blanca Portillo, el actor José Luis Gómez, el cantante Ismael Serrano y la actriz María Botto, presidieron el acto y dieron lectura al manifiesto, que, indica su título, hace memoria de la II República "Con orgullo, con modestia y con gratitud". Entre el público asistente, numerosas caras conocidas, como Rosa Regás, directora de la Biblioteca Nacional, Gaspar Llamazares, coordinador general de IU, Carlos Berzosa, rector de la Universidad Complutense, Luis García Montero, poeta, los actores Pilar Bardem, Juan Diego Botto, Juan Margallo o Petra Martínez, los escritores Benjamín Prado y Eduardo Mendicutti, o el cantautor Pedro Guerra. "La proclamación de la Segunda República encarnó el sueño de un país capaz de ser mejor que sí mismo, y reunió en un solo esfuerzo a todos los españoles que aspiraban a un porvenir de democracia y de modernidad, de libertad y de justicia, de educación y de progreso, de igualdad y de derechos universales para todos sus conciudadanos", comienza el manifiesto. En él se rechaza la interpretación de que la II República fue "un bello propósito condenado al fracaso", como sostienen quienes buscan "absolver al general Franco de la responsabilidad del golpe de estado que interrumpió la
legalidad constitucional", se habla del "colosal impulso modernizador y democratizador" de las instituciones republicanas, entre cuyos logros estuvieron el sufragio femenino, el desarrollo de los distintos estatutos de autonomía o la separación efectiva de poderes, y se insta a celebrar a partir de ahora esta fecha. El manifiesto, que llevan firmado hasta ahora más de medio millar de personas del mundo de la cultura, desde escritores, actores y cantantes hasta historiadores, profesores de universidad, sociólogos y matemáticos, es
una iniciativa del colectivo Memoria del Futuro, un grupo de personas independientes vinculadas al mundo de la cultura. Buscan dar conocer lo que hizo aquella generación de españoles "a favor de la historia y del futuro de su país", pero quieren hacerlo "no llorando
eternamente por un sueño pasado, sino sembrando una semilla de esperanza para un futuro mejor", explicó la escritora. Todos ellos habían coincidido en el homenaje que la Fundación Contamíname tributó a los republicanos en Rivas Vaciamadrid en junio de 2004, y desde ese momento, recordó Grandes, se pusieron manos a la obra con idea de promover una serie de actos que celebraran este 75 aniversario. Además del manifiesto, que se puede seguir firmando en la página www.memoriadelfuturo.org. y que se publicará íntegro en el diario El País el próximo domingo, día 2, este aniversario será también razón de que se publique, en Visor, el libro "Memoria del futuro", con textos inéditos de veinte autores, entre ellos Bernardo Atxaga, Juan Marsé o Caballero Bonald, y de que en el Paraninfo de la Universidad Complutense haya un ciclo de conferencias sobre la herencia de la República en la segunda semana de mayo. A partir del martes 4, en la Filmoteca habrá un ciclo de películas realizadas durante la República, al que seguirá, en lugar y fecha aún por determinar, una gran exposición sobre la "Vida cotidiana en la II República". De redondearlo todo se encargará, el 6 de mayo, sábado, la
Verbena republicana que habrá en la Ciudad Universitaria, con conciertos, merienda popular y chocolate con churros.

¡Venga! acuñemos un nuevo término: catalanofobia

Hoy ha sido el debate del Estatut, en otro momento me hubiera pasado el día clavada frente a la televisión para verlo en directo, pero hoy no he podido (al final ha acabado el ciclo de guerra civil, y hoy se cerraba con Benjamín Prado y una servidora). Paciencia, no hay ninguna información que no pueda encontrarse en Internet y a ello me he puesto de inmediato, o sea a leer las transcripciones de las intervenciones principales; pues bien, yo esperaba, la verdad, el típico debate de tira y afloja cuando ya está perdido el partido, discursos de esos a los que estoy acostumbrada, pero no imaginaba la inclusión de un neologismo que a mí me parece preocupante: catalanofobia.

Pero vayamos por orden, el resultado principal es que el Pleno del Congreso que hoy ha aprobado la reforma del Estatut de Cataluña, con los votos del PP y ERC en contra, pero lo ha aprovado. Ahora nos queda, creo, que pase por el senado y luego que nos los envíen a casa, nos lo leamos, y lo votemos los catalanes. O sea, esto es solo el quinto capítulo de más de diez.

Bien, como las aguas estaba medio calmadas, por lo de la tregua de ETA, Rajoy ha aprovechado su turno para entrar a la yugular y ha sentenciado -por enésima vez- diciendo que el nuevo Estatuto supone el "principio del fin del Estado" y ha advertido a Zapatero de los riesgos de "jugar con fuego" en los debates estatutarios. Y como de lo de ETA debe estar pactado no hablar, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, Rajoy ha recordado que introducir el término "nación" en el Preámbulo da alas a los argumentos independentistas de Arnaldo Otegi -diga usted que sí-, quien en su día subrayó públicamente que aceptar ese término en el texto estatutario sería "un termómetro" de lo que se podría "hacer o no hacer en Euskal Herria". Bueno, dice lo que lleva diciendo desde que perdió las elecciones, aunque alguien tiene que contestar.

Y ha sido el portavoz socialista quien le ha reprochado el uso de "mentiras" en sus críticas a la reforma y entonces, Rubalcaba (de los pocos que yo creo que tiene la soltura necesaria para hacer réplicas y contrará replicas con acierto, junto a la Fernández de la Vega) ha contestado. Pues bien, como respuesta a Rajoy, ha dicho bastantes cosas -me acabo de leer el discurso- pero quizás este es el párrafo más significativo, donode aparece por primera vez la palabra catalanofobia y me temo que no será la última:

"Usted ha empleado un término muy duro que es el de vileza. Le voy a decir: vileza es decir que este Estatuto es un traje para ETA -lo han dicho ustedes-, vileza es ustedes, un representante muy importante que se sienta ahí detrás de usted, vileza es decir que este Estatuto tritura a las regiones pobres -lo ha dicho usted-, vileza es decir que este Estatuto es el finiquito de la cohesión social -lo ha dicho usted-, vileza es decir que este Estatuto es el plan Ibarretxe sin pistolas, vileza es decir que empobrece a todos los españoles, eso es vileza; vileza es poner en la radio andaluza una cuña donde se malmete a los andaluces contra el catalán con argumentos demagógicos, eso es vileza. Le digo más, es catalanofobia porque se hace y se dicen esas cosas para excitar al resto de España contra Cataluña, y esto se llama catalanofobia, señor Rajoy. Sí, decir que este Estatuto empobrece a los demás es catalanofobia, y usted lo sabe tan bien como yo."

Y sí, tiene razón Rubalcaba, el problema es que hay diez millones de españoles que, me temo, siguen pensando que el que en realidad tiene razón es Mariano Rajoy y que están encantados de que les den un "enemigo" a batir. ¡Ah! y ya veréis como la palabra catalanofobia acaba siendo un sanbenito que se acaba escuchando hasta la saciedad, con lo que eso supone. No olvidemos, y de eso saben mucho los psiquiatras, la importancia que tienen las técnicas de repetición en el subconsciente colectivo -eran especialistas las dictaturas fascistas ¿una grande y libre?-. 

Llegada de Pamplona: Otegui a prisión

Llegada de Pamplona: Otegui a prisión

Hace días que tengo ganas de resumir al menos mi estancia, aunque corta, en Pamplona -para muestra un botón, o dos cajas de caramelos como en la foto-. Vaya por delante que tenía muchas ganas de ir por aquellos lares, no sólo porque soy fan de los Sanfermines, y porque todo el mundo me había dicho que se comía y bebía muy bien, sino también porque como es una especie de "tierra de nadie" y no podía haber encontrado mejor fecha que dos días después de la tregua de ETA.

Me explico.

Como Navarra, según quien hable de ella, está incluída o no dentro del País Vasco -ya sé que administrativamente no- tenía ganas de comprobar realmente qué se decía desde la misma Pamplona por los pamplonicas y qué se respiraba. Vaya por delante que tres días no dan para mucho, pero también vaya por delante que por las mañanas estuve principalmente con gente de UPN y afines, y por las tardes noches con militante de Batasuna, o simpatizantes de la izquierda -una hace amistades por internet que son de lo mejorcito, qué queréis que os diga-. Y así se dividían, o eso me pareció entender, las dos visiones de la zona. La Navarra Reino, -"aquí se hicieron las cosas antes"- una Navarra en la que prefiere que no se hable de ella para seguir gozando de privilegios -"nos molesta hasta que hagan propaganda de la tierra, Hemingway se podría haber ahorrado los elogios"- y que quiere establecer una clara diferencia despecto de El País Vasco, y la Navarra vasca, que se siente partícipe de todo lo que pasa en El País Vasco, especialmente de aquellos temas políticos y culturales  que justo estos días para nosotros estaban tan presentes. De hecho, me pasé la noche del sábado hablando de política y disfruté de lo lindo, por extraño que pueda parecer, y de ahí saqué la idea clara de que la tregua era definitiva, por más que -y eso no es aportación pamplonica, sino propia- quizás a la derecha no le interese demasiado que se consiga.

Aproveché, además, para que Iñaki me enseñara el fuerte de San Cristóbal y ha quedado pendiente colarnos dentro para cuando yo vaya más preparada estéticamente en otra ocasión, que bien podría ser que fuera el Aberri Eguna aprovechando una invitación que me hicieron y no ha caído en saco roto-. 

Ah! y también, y por eso aprovecho hoy para escribir, salió en la conversación nocturna, que quizás estaba pactado que Otegui fuera a prisión -yo creí que no iría, y ya veis-. Mira tú que coincidencia con la sentencia de hoy de Grande Marlaska que acaba de decretar que ingrese en prisión, aunque con posibilidades de fianza. Porque, decían ellos como leo ahora en El País que ha dicho el portavoz de Batasuna: el proceso de paz "está por encima de cualquier eventualidad que pueda darse en este momento, en el futuro cercano o a medio plazo".

Otro día os cuento la extraña relación pamplonica con la iglesia, santos, catedrales, rosarios y brazos y cuerpos incorruptos varios. 

 

 

Amnistía internacional y las condenas a la guerra civil

Informe de Amnistía Internacional sobre la deuda pendiente con las víctimas de la Guerra Civil y el franquismo - España (18-07-05)

Es hora de poner fin al silencio y a la injusticia de casi 70 años

Madrid.- Para Amnistía Internacional, los crímenes contra la humanidad no pueden ser borrados por actos de perdón u olvido, los derechos de las víctimas de abusos graves contra los derechos humanos deben reconocerse y es necesario poner fin a la doble injusticia cuando un Estado priva a determinadas víctimas de verdad, justicia y reparación. España no es una excepción.

La prolongada injusticia y el silencio padecidos por numerosas víctimas de crímenes atroces perpetrados durante la Guerra Civil y el régimen franquista ha motivado el informe que Amnistía Internacional, presenta hoy en Madrid, Barcelona, Valencia, Vigo, Palma de Mallorca, Oviedo, Salamanca y Almería. “España: Poner fin al silencio y a la injusticia. La deuda pendiente con las víctimas de la Guerra Civil y del régimen franquista”.

“El Estado español tiene ahora la oportunidad de saldar la deuda pendiente con las víctimas de la guerra civil y del régimen franquista que han sido privadas de sus derechos para encontrar verdad, justicia y reparación. Hoy, 70 años después, es tarde para muchas personas; pero no para todas. Es el momento de ir más allá de los actos de homenaje y de reparación moral, es tiempo de rehabilitar los derechos de tales víctimas y asegurar el derecho a la verdad y el deber de no olvidar”, afirma Esteban Beltrán, Director de Amnistía Internacional en España.


Crímenes contra el derecho internacional
Durante la Guerra Civil (1936-1939) y bajo el régimen franquista (1939-1975), fueron numerosas las víctimas de graves abusos que el derecho internacional prohibía y condenaba como crímenes contra el derecho internacional, entre ellos, la tortura, las ejecuciones extrajudiciales; los ataques contra población civil y otros abusos comprendidos como crímenes de guerra; la persecución política, religiosa o racial, los encarcelamientos arbitrarios, los trabajos forzados y otros actos definidos como crímenes contra la humanidad. Ni el paso del tiempo, ni actos políticos de perdón u olvido cancelan la responsabilidad del Estado hacia las víctimas. La responsabilidad de sus autores con respecto a estos crímenes no prescribe nunca.

“El país que pidió la extradición de Pinochet y el país cuya Audiencia Nacional ha condenado recientemente al ex militar argentino Scilingo por crímenes de lesa humanidad, aplicando el principio de jurisdicción universal, no ha sido capaz de ofrecer verdad, justicia y reparación para aquellas víctimas de su propio país que padecieron abusos graves durante la Guerra Civil y el régimen franquista.”, asegura Beltrán.

España: caso insólito
En diversos países de Europa, Asia, América Latina y África se ha llevado ante la justicia a autores de crímenes contra la humanidad. Así, en Nüremberg como en Tokio, los peores criminales de las potencias del Eje, responsables de crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad durante la II Guerra Mundial, fueron enjuiciados por hechos contemporáneos a los acontecimientos en España. En América Latina han sido establecidos mecanismos para contribuir al esclarecimiento de la verdad respecto de crímenes perpetrados en los últimos 32 años y, quienes se creían por encima del derecho internacional, se han visto ante procesos penales en jurisdicción nacional o en base a la jurisdicción universal.

En España, sin embargo, ha proseguido hasta nuestros días el silencio y la impunidad respecto de crímenes atroces cuyos autores al amparo del régimen franquista no rindieron cuentas. Concluido el régimen y hasta nuestros días, no ha habido una investigación imparcial que aclare los hechos y establezca responsabilidades.

Respeto para las víctimas
Amnistía Internacional sabe de crímenes atribuidos a autores de ambos bandos durante la Guerra Civil y exige el más alto respeto por la dignidad de todas las víctimas. “Sin embargo, en España, las víctimas fueron divididas. Durante el régimen franquista, la pertenencia real o presunta a un bando o ideología, estableció la diferencia entre beneficios o penalidades para las víctimas de la Guerra Civil, condición que se mantuvo a lo largo del régimen y que se aplicó con igual rigor respecto de la víctimas de masivas violaciones de derechos humanos en los 40 años siguientes, sin que aquellas pudieran contar con recursos elementales para hacer cesar los graves abusos. Concluido el régimen franquista, la transición y los gobiernos posteriores no modificaron sustancialmente las posiciones establecidas por el régimen franquista con relación a las víctimas. Así, numerosas víctimas y sus familias fueron privadas del derecho a verdad, justicia ni reparación. En ningún caso, ha habido una investigación imparcial que aclare los hechos y establezca responsabilidades; y ése es uno de los objetivos que perseguimos con este informe” asegura Beltrán.

En España, al igual que en otros rincones del planeta, la lucha contra el olvido respecto de crímenes del pasado ha tenido como protagonistas a las víctimas, sus familias y sus organizaciones. Se trata de una lucha por la dignidad que un Estado comprometido con los derechos humanos debe responder conforme a sus obligaciones internacionales sobre la materia.

Recomendaciones de Amnistía Internacional
Amnistía Internacional pide al gobierno español que adopte medidas para garantizar la memoria colectiva respecto de los crímenes del pasado, afirmando el derecho a saber y el deber de no olvidar. La preservación de archivos, su acceso y la inclusión de medidas en el ámbito educativo, son aspectos que el Estado español debe asegurar. Para contribuir a la verdad se deberá estudiar la creación de un órgano oficial temporal de carácter no judicial con el mandato de investigar los crímenes contra el derecho internacional cometidos durante la Guerra Civil y el régimen franquista, sin que ello sustituya ni sea alternativa al derecho de las víctimas de acudir y acceder a instancia judicial para encontrar verdad, justicia y reparación. En esta línea, el Estado español debe reconocer públicamente que privó de recursos efectivos a ciertas víctimas de la guerra civil española y del régimen franquista, y comprometerse a la rehabilitación de sus derechos.

Respecto a las víctimas de desapariciones forzadas y ejecuciones extrajudiciales, el gobierno debe asumir su responsabilidad, disponer las normas y mecanismos idóneos, así como recursos suficientes para la localización de fosas, exhumación de cadáveres, identificación de restos y su restitución a las familias. La organización considera que debe establecerse una Fiscalía Especializada para impulsar la investigación, contribuir a esclarecer la suerte de las personas desaparecidas y desarrollar todas las acciones propias de la obligación de perseguir los crímenes contra la humanidad.

Igualmente, con relación a las personas ejecutadas por sentencias dictadas tras procesos injustos, se deben adoptar las medidas legislativas necesarias dirigidas a su nulidad.

La obligación de reparar a las víctimas deberá ser lo más equitativa y completa posible, y acompañada de medidas generales para prevenir los abusos graves de los que se ocupa este informe y para asegurar que nunca más los poderes públicos ignorarán los derechos de las víctimas de violaciones manifiestas de derechos humanos y del derecho internacional humanitario.

Más información
Más información: Gabinete de prensa de la Sección Española de Amnistía Internacional, Telf., 91 310 12 77
Centro de Documentación de AI: web.amnesty.org/library/eslindex.

De la guerra civil a la tregua de ETA

La verdad es que no pensaba escribir nada, ni del ciclo de la guerra civil de la FNAC ni de la tregua de ETA. No iba a escribir nada porque no tengo ni un segundo (debería estar preparando ahora mi conferencia pamplonica, y me temo que me acostaré a las quinientas) pero no puedo resistirme a pesar de las horas que son. Qué le vamos a hacer. Y además hoy estoy especialmente contenta, que no tiene nada que ver con nada, pero que lo estoy porque sólo me pasan cosas de las que alegrarme.

A lo que iba.

Empezaré por lo cercano, cuatro letras de na, porque de momento decir que las conferencias están teniendo mucho público, y que además se están haciendo aportaciones muy interesantes. Con sorpresas, y es que me extraña que los revisionistas de la historia de España hayan hecho tanto daño como para que hoy se hicieran intervenciones en las que se planteaba el error de los del Frente Popular de no sumarse de inmediato al golpe. ¡Madre mía! a estas alturas todavía hay que explicar, por activa y por pasiva, que de ganar la guerra el Frente Popular España no se hubiera convertido en un contubernio bolchevique y que los intelectuales que no se sumaron a la sublevación y que siguieron fieles a la república lo hicieron porque vieron claro que la única esperanza de mantener la tradición cultural derivada de la ilustración era que no ganara el franquismo... En fin, lo que digo yo, que hace falta todavía mucha lectura histórica en este país para que nos enteremos todos de la historia.

"Tengo miedo del encuentro con el pasado que viene a enfrentarse con mi vida" canta Estrella Morente en "Volver" y será cierto. 

Luego una mención a la tregua, en la que creo, si he de seros sincera, porque creo que a todo el mundo le interesa, y beneficia. Y apuntar coincidencias que no lo son tanto, seguro, o sea que no creo que sea casual que ayer se aprobara el estatut, que Otegui declare el viernes, que ZP anunciara hace quince días que estaban a punto de lograr un acuerdo con ETA, que desde Batasuna cada vez se hablara con más insitencia en el diálogo... coincidencias que, la verdad, iban dando pistas para lo que acabamos de ver hoy en la tele (¿por qué una mujer ha anunciado la tregua, cuando siempre hacen los manifiestos los hombres?) y que espero que reciba reacciones generales de felicitación a la labor del gobierno de ZP. Las cosas como son.

“Memoria de una guerra”

Un ciclo sobre la guerra civil en el FNAC (Triangle) de Barcelona, por si alguien se anima.
 

Este año se conmemora el setenta aniversario del inicio de la Guerra Civil española. Tres años de contienda fraticida a la que siguieron cuarenta años de dictadura franquista. Un pedazo de nuestra historia contemporánea que no podemos olvidar. Durante quince días desgranaremos diferentes aspectos políticos y sociales de la guerra y la posguerra con periodistas, escritores, cineastas… Se tocarán muchos temas y desde diferentes perspectivas.
Del lunes 20 de marzo al sábado 1 de abril

El martes 21 de marzo, a las 19:00h., analizaremos la relaciones de Franco con la familia real. Rafael Borràs, editor de Espejo de España, hablará con el doctor en historia Xavier Casal, autor de “Franco y los Borbones”, donde analiza la difícil relación del dictador con la monarquía, antes y después de la guerra.

El miércoles 22 de marzo, a las 19:00h., tendrá lugar el debate “La muerte de la lírica”, sobre la implicación de los intelectuales en el conflicto con dos ejemplos: el poeta Miguel Hernández, que participó en el frente de los republicanos, y Dioniso Ridruejo, falangista y encargado de redactar mucho de los panfletos del bando sublevado. Participarán Javier Ruíz, autor de “Miguel Hernández. Crónicas desde el frente”, y el escritor Jordi Gracia, autor de “Materiales para biografía de Ridruejo”.

El jueves 23 de marzo, a las 19:30h., será el turno de “Iglesia, Franco y Falange”, un coloquio protagonizado por Ángeles Cenarro, autora de “La sonrisa de la Falange. Auxilio social en la Guerra Civil y en la posguerra”, y Julián Casanova, autor de “La Iglesia de Franco”. Ambos charlarán con el editor Gonzalo Pontón, sobre cómo actuó la Iglesia en la guerra y sobre la labor del Auxilo Social, principal institución del régimen de Franco, además de pieza importante de control social y disciplinario.

El viernes 24 de marzo, a las 19:00h., proyectaremos “Las cajas españolas”, de Alberto Porlan, un documental que narra la historia de la salvación del Tesoro Artístico Nacional durante los tres años que duró la guerra española.

El lunes 27 de marzo, a las 19:30h., en la charla “La historia recuperada” nos centraremos en las víctimas sin nombre de la guerra, en historias olvidadas que ahora salen a la luz gracias a trabajos como los de Montse Armengou y Ricard Belis, autores de los libros “El convoy de los 927” y “Los niños perdidos del franquismo”, respectivamente, de los que trataremos.

El martes 28 de marzo, a las 19:00h., hablaremos de desmemoria con Enrique González Duro, autor de “La sombra del general”, y Alfredo Grimaldos, autor de “La sombra de Franco en la transición”. Los dos han perseguido los rastros del franquismo en la actualidad y no sólo en los símbolos, sino también en las actitudes sociales del país. Moderará el acto el editor Manuel Fernández Cuesta.

El miércoles 29 de marzo, a las 19:00h., los militares serán los protagonistas. De ellos hablarán José Andrés Rojo, autor de la biografía “Vicente Rojo. Retrato de un general republicano”, sobre el destacado militar leal a la República, y Gabriel Cardona, especialista en la historia del ejército y autor de “Historia militar de la Guerra Civil”. Moderará el acto Carmen Domingo.

El jueves 30 de marzo, a las 19:00h., el escritor Benjamín Prado, autor de “Mala gente que camina”, conversará con Carmen Domingo, autora de “Con voz y voto” y “Nosotras también hicimos la guerra”, sobre el papel de las mujeres españolas en la guerra y durante el franquismo, desde el viejo sueño de igualdad que trajo la Segunda República hasta su implicación en el conflicto y la lucha contra el fascismo para salvaguardar sus derechos.

El viernes 31 de marzo, a las 19:00h., presentaremos el cómic “Primavera tricolor”, de Carles Santamaría y Pepe Farrugo. Acompañarán a  los autores, Manuel Moreno, responsable del area de historia de la Fundación Pere Ardiaca, y Fer, humorista gráfico.

! Además, durante el ciclo veremos algunas películas que tratan sobre la guerra. El lunes 20 a las 19:00h., “Ay, Carmela”, de Carlos Saura; el sábado 25 a las 19:00h., proyectaremos “Canciones para después de una Guerra”, de Basilio Martín Patino, y, el sábado 1 de abril a las 19:00h., “Franco”, de Basilio Martín Patino.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Hoy, sin que sirva de precedente, me siento un poco europea

Ha costado mucho, de hecho es la primera vez que a nivel internacional se condena el franquismo, pero el final la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa ha condenado por unanimidad las "graves y múltiples violaciones de Derechos Humanos cometidas en España por el régimen franquista, entre 1939 y 1975" del régimen franquista y solicita al Comité de Ministros del Consejo de Europa que declare el 18 de julio de 2006 como "día oficial de condena de la dictadura". Bueno, bueno, bueno...

El "informe Brincat" denuncia que Franco llevó a cabo "una política de represión contra cualquier individuo susceptible, según él, de constituir una amenaza para el nuevo régimen". Como consecuencia, llevamos años diciéndolo pero bien está que se reconozca de forma oficila, "miles de republicanos fueron ejecutados sumariamente o enviados a prisiones, y otros muchos fueron sometidos a diversas formas de sanciones políticas o económicas".

Además, sugieren que se erijan "monumentos en memoria de las víctimas del régimen franquista en la capital española y en otras grandes ciudades del país" y propone al Gobierno español que ponga en marcha "una comisión nacional de investigación sobre las violaciones de Derechos Humanos cometidas bajo el régimen franquista" para conseguir establecer "la verdad sobre la represión". Al final va a resultar que nos darán subvenciones.

El informe también pide que se instale "una exposición permanente en la basílica subterránea del Valle de los Caídos, en la provincia de Madrid, donde están enterrados Francisco Franco y José Antonio Primo de Rivera, y que explique "que fue construida por prisioneros republicanos". Ya puede Garzón dedicarle los próximos años al tema. Al fin, aclara el texto que debe recordarse que en los años cuarenta, los presos políticos fueron "extremadamente numerosos en España". Las propias cifras oficiales del régimen ("que los historiadores consideran por lo general infravaloradas") hablan de 300.000 presos para una población de 25,9 millones de habitantes. En 1940, "la tasa de encarcelamiento en España era casi tan elevada como la de la Alemania nazi", no añaden que las técnicas de represión eran tan sutiles, sino más, que las nazis, porque no deben haber leído investigaciones acerca del tema, pero así fue.

Llega tarde pero se agradece, la verdad, porque sino alguien acabará diciendo de nuevo aquello de que "Con Franco se vivía mejor", que vamos camino de semejantes sandeces a la vista de como está el patio. 

Zaplana se retrata y no se acuerda del Cid, pero yo sí

Zaplana se retrata y no se acuerda del Cid, pero yo sí

Cuando el otro día comentaba el viaje que hizo la Fernández de la Vega a Mozambique junto a otras representantes políticas de nuestro país no se me ocurrió pensar que, tras las imágenes de todas ellas bailando, Zaplana iba a salir por peteneras como lo hizo ayer.

El portavoz del PP en el Congreso, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, o sea, que quería preguntar acerca del Estatut, se dirigió a la vicepresidenta diciéndole: "Cuánto ganaría la Cámara", le dijo a Fernández de la Vega, "si usted, que es tan aficionada a disfrazarse de vez en cuando, un día, aunque solamente fuera un día, se vistiera de vicepresidenta del Gobierno y cumpliera con la obligación...". Poco tardaron en reaccionar las diputadas del PSOE y de IU-IV quienes abandonaron el hemiciclo en protesta por el comentario "machista". Sin embargo María Teresa Fernández de la Vega no estaba dispuesta a dejarse avasallar y le dijo: "Prefiero esa imagen que la imagen de las Azores". Poco después añadió: "Quiero pensar, señor Zaplana, que en su caso, no sé si será un problema de ignorancia, que sería inexcusable; de maledicencia, que sería intolerable; o de machismo, que sería detestable. Creo que son las tres cosas, señoría, las tres cosas; las tres". Y concluyó: "Por tanto, me quedo, por supuesto, con la política exterior de priorizar África y sus mujeres que con la política exterior de llevarnos a una guerra inmoral e injusta". ¿Recordáis la guerra de Irak? Parece que esta señora tiene bastante capacidad de reacción, más de lo que a diario vemos en muchos de sus compañeros de escaño, lo que es de agradecer.

Sin embargo, las mujeres del PP, ¿sorprendentemente? no sólo no encontraron criticables las palabras de su compañero de partido, sino que a punto estuvieron de convocar una sentada a favor de Zaplana en las escaleras del Congreso. Ana Pastor, secretaria de política social y que asistió al viaje africano, replicó: "Utilizar la mujer y la vicepresidencia del Gobierno para montar estos numeritos conduce a muy poco. Yo me dedico a trabajar". Más tarde, un grupo de diputadas del PP planteó, en reunión de pasillos, una sentada en el hemiciclo, como gesto de apoyo a Zaplana y rechazo a la vicepresidenta. Me faltan las palabras, porque ellas -menos mal que Carol se lee de arriba a abajo todos los periódicos que caen en sus manos- siguen en su línea. Otras, diputadas del PP, representadas por Susana Camarero, se mostraron "avergonzadas" por la actitud de las diputadas socialistas. "Usar armas de mujer para montar estos numeritos conduce a muy poco", manifestó Camarero. ¡Claro que sí!

Yo, de momento, me quedo con la fotografía de Aznar difrazado de Cid y ni la comento, claro. 

El 8 de marzo es lo que tiene, que se celebra todos los años

Y a mí el caso es que el 8 de marzo todos los años me hace entrar en contradicciones -y eso que he ido a más de dos y de tres manifestaciones-. Por un lado está bien que se recuerde que las mujeres somos trabajadoras -aunque trabajamos todos los días del año- y por otro, hace que el hecho de pensar que tenemos un día "especial", haga que no tengamos claro que tenemos los mismos derechos, y que no tengamos claro que debemos considerarnos como iguales. No sé. Contradicciones. ¿El día del hombre trabajador? No me cuadra, insisto.

Dicho esto, mayor contradicción me suponen, si cabe, noticias como la que he leído hoy: M. Teresa Fernández de la Vega ha inaugurado en Mozambique, el "Congreso Internacional España-África por un mundo mejor", junto a Graça Marchel, esposa de Nelson Mandela -doy el dato porque, me temo, que a la señora se la conoce por estos lares por mujer de... lo que no deja de ser triste- aunque también es presidenta de la Fundación para el Desarrollo de la Infancia. Contradicción. Digo que me hacen entrar en contradicción, porque enfrentan a dos mundo que no tienen nada que ver, y ya estamos los y las (que hoy si que no puedo permitirme el no ser políticamente correcta) europeas de bien enseñando a los "pobres" africanos cómo debe comportarse, desde el ejemplo moral (y sobre todo económico) que supone que Europa baje a hablar con África y a darle dinero si sigue sus indicaciones. Antes también lo hacíamos con Latinoamérica, pero ahora, por suerte, parece que ellos dan más lecciones de las que reciben.

María Teresa ha dicho: "Tenemos los argumentos, tenemos los derechos, que están reconocidos en el papel, y tenemos la energía para hacerlo si estamos juntas". ¿Las mujeres? ¿Las europeas? ¿Juntas? eso no se lo cree ella ni cuando lo dice, la verdad, porque, por sorprendente que parezca justo hoy publica Amnistía Internacional un informe en el que afirma que al menos 36 países tienen leyes que discriminan a las mujeres por el mero hecho de serlo: exclusión en el derecho al voto (como en Arabia Saudí), impunidad de la violencia doméstica (en Nigeria, por ejemplo, y aquí, sin ir más lejos), pasando porque, como en Chile, el marido es "el titular de la custodia de los bienes conyugales". Sorprenden los datos, porque hace ya 25 años que se adoptó la Convención para la Eliminación de Toda Forma de Discriminación contra la Mujer (CEDAW, en sus siglas en inglés) de Naciones Unidas y la han ratificado 181 países (algunos con reservas y, como no, quedan fuera EE UU o Sudán). Ahí es nada. Sigamos.

Ella sigue pidiendo, cosas "Es la hora de restituir a las mujeres el poder que se nos arrebató", frente a mujeres que, en muchos casos, no tienen ni siquiera el poder de decidir si quieren o no casarse, si quieren o no trabajar, y su pueden o no estudiar. Graça Marchel se ha acercado más a sus compatriotas y ha hecho más reales sus demandas para la mujer que trabaja la tierra, pero no la controla, para la que contribuye de forma significativa al desarrollo desde la economía sumergida, pero "no cuenta, no está en las estadísticas", para ella ha pedido leyes igualitarias, porque "no existe". ¡No queda poco camino que andar antes de reivindicar otras cosas!, me parece a mí.

No sé, como guiño, os dejo una de las respuestas de la entrevista que le hace Juan Cruz a Isabel Coixet en El País este domingo donde, a propósito de la palabra mujer, dice: "Somos la mitad de la humanidad, las que más trabajamos, las que menos cobramos. Debimos hacer algo malo para que nos pase esto. ¡A lo mejor antes las mujeres fuimos hombres!". Será, será. ¡Nos castigaron!

Es que estos aterrizajes míos... no me dan más que disgustos

Acabo de llegar desde MadriZ, con cuatro horas de retraso en la T4, porque han llenado el depósito del avión más de lo que al avión podía llevar como carga, nada mal, y en el correo me encuentro -por cortesía, confío, de Francesc- el enlace del nuevo partido español/catalán éste que han montado Carreras, Arcadi, Boadella, Azúa y compañía -Ciudadanos de Cataluña- y me entero de que, para más inri, tuvieron la mala idea de leer el manifiesto de presentación el año pasado el día de mi cumpleaños. Paciencia.

Como vengo de no leer la prensa en unos días me he puesto al tanto de inmediato, claro, porque la mala leche de lo de Iberia ayuda mucho en estos casos y se puede volcar en otras cosas.

Se han juntado en el Tívoli 1700 personas. El lugar elegido no es puro azar, fantasean con la idea de que son hombres y mujeres de cultura -sabido es que el intelectual vende más, aunque sólo lo sea de boquilla, y si además es catalán ni digamos- y qué mejor que un teatro como centro de reunión y, además, Boadella puede hacer de bufón -en este caso disfrazado de mosso de escuadra-. Digna profesión hasta que el amigo Albert se hizo "dueño" de la misma. Y desde el Tívoli amenzan -o eso me parece a mí, con constituirse como partido político en tres meses, con sus candidatos, listas y, sobre todo, subvenciones que es a lo que van. Bien.

Por lo que veo van por objetivos a alcanzar. Todavía no tienen candidatos, ni estructura orgánica ni programa, pero ya tiene un objetivo político, cargarse el Estatut. En la línea de las últimas manifestaciones "en contra de" propugnadas desde el PP. Rechazan el nuevo Estatuto catalán, para que salga deslegitimado de las urnas, dicen; cuando las urnas han sido, si no recuerdo mal, las que lo han legitimizado. Empezamos mal. Porque esto ya huele a aquello de que sólo me gusta la democracia cuando gobiernan los míos, mal.

Superado el tema Estatut, el otro caballo de batalla es, claro, el nacionalismo. Una ideología que para Espada debe ser "expulsada del espacio público y mandarla a la alcoba, junto al crucifijo", no aconseja la cárcel para los nacionalistas, o la reeducación porque quedaría feo. Diga usted que sí. Expulsemos a aquellos que no piensan como nosotros, que esos no nos gustan nada. Y, para que quede claro el talante aclaran que lo que quieren es un partido antinacionalista, de izquierdas, de tradición ilustrada -¿recordáis aquello de todos por el pueblo pero sin el pueblo?, pues eso, los ilustrados- y a favor de un bilingüismo real también en las instituciones catalanas.

Veo que también han traído a opinar del "conflicto catalán" al "ilustre" filósofo Fernando Savater -si alguien tiene tiempo y ganas que compare la trayectoria ideológica del Sabater de los años sesenta y setenta, donde dije digo, digo...- , quien reconoció asistir «con admiración y envidia a la muestra de una sociedad madura» en la que los ciudadanos descontentos «no se limitan a despotricar». ¡Meec! error, sí se limitan a despotricar, que no tienen programa con proyecto de futuro, sólo se quejan.

Y, así, como para acabar, sigo husmeando en la web y, mira qué cosas, me encuentro que tienen un Premio de la Fundación del PP Gregorio Ordóñez. ¡Ay! señores "ilustrados" "catalanes" de "iquierdas" se les está viendo el plumero.

Desde los madriles de Cárcel de Ventas a Leo Bassi

Ayer, ya en Madrid, me pasé toda la tarde entrevistando a prisioneras políticas de la cárcel de Mujeres de Ventas. Todas tienen más de ochenta años y sorprende la lucidez con la que te explican y argumentan el por qué decidieron participar en la guerra civil, cuál fue su implicación política, cómo se sintieron cuando vieron que el conflicto podía durar algo más de lo previsto y cuál fue su sensación cuando, tras la Junta de Casado -el general que vendió a la república- vieron desaparecer el proyecto republicanos que había nacido nueve años antes y, claro, cómo vieron caer como moscas miles de compañeros suyos, sin jucios ni "mandangas legales" porque el gobierno de Franco no le hacía falta. Sorprende, digo, pero reconforta.

Lo que tambén sorprende, y mucho, pero no reconforta nada es que a Leo Bassi la misma -o parecida- intolerancia de la derecha del ayer, haya querido cargárselo sin más, por hacer un espectáculo en el que hace una apología del laicismo, y se disfraza, entre otros, de Benedicto XVI y de Dios. Bien está, mientras no le obliguen a verlo a quien no quiere. Por cierto, ayer noche lo vi en una entrevista en la tele, y a prpósito de las caricaturas sobre Mahoma y comparándolo con sus imitaciones, decía que "las caricaturas tendrían que haberlas hecho un musulmán, porque la crítica, y el reírse de las costumbres ha de ser algo que se haga desde el colectivo al que se pertenece, no desde el de enfrente", y la verdad tiene razón.

Yo, que ya ni me soprendo de que la historia se repita, que setenta años después la intolerancia de la derecha se manifieste con bombas y amenazas,  de momento, intentaré encontrar entradas para ver el espectáculo de Bassi antes de volver a Barcelona.

No entiendo a los Morancos, qué le vamos a hacer

No entiendo a los Morancos, qué le vamos a hacer

Bueno, a decir verdad, no entiendo muchas de las "cosas" (un genérico que odio, pero que me viene al pelo en este caso) que oficialmente hacen "partirse de risa" a un buen número de personas. Qué le vamos a hacer -alguno de los colaboradores de Buenafuente incluido, que no se diga-. Y lo mismo que me pasa con ellos me pasa, sistemáticamente, con las chirigotas andaluzas. Arte, dicen, de componer una canción, con ironía, humor y actualidad. Dicen y yo pienso que vale, que quizás sí, pero no para todos los públicos. Hasta aquí cada uno que haga de su capa un sayo y escuche lo que quiera. El problema llega cuando, tras deliberaciones, premian una chirigota que sí entiendo. ¿Cuál es el problema si la entiendo? Pues bien sencillo, que saltamos del humor a la ida de olla. Podría ser menos sutil, o incluso darle la vuelta, pero de momento ni me esfuerzo, porque para muestra un botón de lo que se nos avecina con la chirigota ceutí:

"Me fui directo al libro de Naturales / para ver si los turcos (musulmanes) son animales racionales. / Vi que esta gente y los bovinos son iguales / y me aclaró la duda: son todos animales".

Pues bien la chirigota Los Polluelos con pelos en los güevos -esta sabiduría patria no tiene límites- no sólo fue elegida la mejor de su categoría, sino que se llevó el premio a mejor letra. No contentos con la letrita anterior, siguieron explayándose y le cantan a lo "mal que lo hizo Hitler", en alusión al Holocausto, frase que ha cabreado -lógicamente- a los colectivos musulmanes de la ciudad autónoma. La Unión Demócrata Ceutí ha dicho que algunos de los pasodobles y cuplés que se cantaron son conductas punitivas y que están tipificadas en los artículos 510 y 525 del Código Penal, que aluden a proclamas racistas o xenófobas, no hace falta ni que lo digan porque a buen entendedor... La chirigota, por no dejar cordón suelto, aconseja a los cristianos a quitarse los "condones" "porque ya están igualadas las dos poblaciones".

Y, a todas estas, el autor de la letra, Jorge Pérez -agente de la Policía Local, ahí es ná-, declaró que no había querido insultar al colectivo musulmán. No sé si es más de chirigota que sea un policía quien escriba la letra, o que no entienda que es racista lo que escribe...

Bueno, os dejo que las chirigotas me superan y paso al chiste editorial de La Vanguardia de hoy -política internacional, Diego, que luego me dices que me notas muy española en los temas-, espero que se lea el texto, porque éste sí se entiende.

Cifras y manipulaciones tras una mani

Ayer, anteayer ya cuando acabe de escribir este texto, se manifestaron en Madrid (MadridZ que dicen muchos por aquellos lares) en contra de la negociación con ETA.  Digamos que esta nueva moda de que la derecha se manifieste, que al principio me hizo cierta gracias, está empezando a cansarme. Mucho, mucho.  Digamos, además, que la derecha española (agunas de las asociaciones de víctimas incluidas) se especializa en manifestarse en contra, de todo, por sistema, como buena derecha y eso, quieras que no, aún cansa más.

Ahora ha tocado (por tercera vez si mi memoria no me engaña) manifestarse en contra de la negociación con ETA -cansados de meterse con los catalanes, descansemos un poco y metámonos con los vascos-. Claro, que bien mirado, tiene sentido, si a alguien le interesa que se mantenga como amenaza flotante algún grupo, grupúsculo o lo que sea que consiga meter miedo en la sociedad, mejor. Así nos pueden controlar más tranquilamente (¿os suena eso de que el pueblo atemorizado es el mejor controlado?) y eso siempre le ha interesado más a la derecha; no estoy descubriendo la sopa de ajo.

Fascina en esto de la manifestación, es cierto, la guerra de cifras que se mueve siempre tras una convocatoria semejante. El Gobierno Zapatero cifra en 110.000 los asistentes cuando, según la AVT, fueron 1.750.000 las personas que secundaron la marcha contra la negociación con ETA. La Comunidad de Madrid aporta una tercera cifra: 1.400.000 asistentes. Y El País, fiel a los suyos, titula "casi 200.000" y especifica en el texto "entre 177.000 y 190.000", como le ha dicho el gobierno, claro. Dice el PP que es manipulación, en concreto Astarloa, que la verdad parece un compañero del Martínez El Facha que inmortalizaron en El Jueves. Seguro, seguro que sí, señor Astarloa, pero... primero ¿no están ustedes manipulando a las personas con las víctimas que hubo? ¿Y a la opinión pública con aquello de que ganan los terroristas cuando, claro está, ganamos todos? ¡Cómo les gusta eso del miedo en el cuerpo!, porque vistos y oídos algunos de los discursos diría yo que sí, claro, que están encantados con seguir metiendo miedo. Y, segundo, ¿no era peor manipular desde TVE, que en el fondo es de todos los españoles, Urdazi al habla, cuando la huelga general? ¿Recordáis aquellos de CCOO? No sé, por hablar una de las cientas de manipulaciones de los gobiernos Aznar -no entraré en lo de ENDESA y la NO venta a los catalanes porque es mezclar churras con merinas pero...

En fin, no voy a justificar con esto a El País, no, pero... son los datos que ha dado el gobierno y ellos lo citan Así que señores del PP, no les hiría mal un poco de memoria histórica reciente. Ya no pido más, porque sabido es que a los del PP les empieza la memoria siempre con los gobiernos socialistas, ellos tienen esa fijación, qué le vamos a hacer, pero al menos que conserven la de hace 8 años.

¡Qué mal se llevan los cuernos!

Los cuernos son muy malos, malísimos. Que te los pongan, se entiende. Esto no es una novedad. Y si se llevan mal cuando sólo el afectado o afectada los conoce, mucho peor se llevan -si cabe- cuando estos se hacen públicos. Hasta aquí todo el mundo de acuerdo.

Frente a unos cuernos públicos dos opciones: aquí no ha pasado nada yo ya lo sabía, todo esto está hablado, somos adultos -la opción peor, porque uno nunca logra disimular lo suficiente, el dolor se enquista como pocos y sólo consigues que los demás desconfíen de ti porque los mentirosos nunca han sido buenos compañeros de baile-  y el tradicional golpe en la mesa, seguido de insultos varios contra el protagonista de los cuernos y su acomñante. La opción más tradicional y la que, a la larga, deja mejor sabor de boca, porque relaja de verdad. ¡Somos humanos!

En esta tesitura se encontraba ERC con la actitud de CIU y el PSOE, cuernos claros como pocos, públicos como pocos. Y ERC no ha dudado, ha dado el golpe en la mesa.  Para dar el golpe, sin embargo, necesitas un impulso, aunque sea el propio cabreo y eso ha hecho Carod Rovira y los suyos que se han envalentonado tras la multitudinaria manifestación del sábado en Barcelona y ha acabado calificando a Mas de "auténtico perdonavidas de la política catalana" y "matón de barrio". ¡No han tardado mucho!

Y puestos a asumir en público la cornamenta, ahora sí que podemos ponernos a exigir. ERC pide a Artur Mas que "deje de hacerse el chulo" retando a los republicanos a modificar al alza el acuerdo pactado con Zapatero mientras que en el Congreso "hace todo lo que está en sus manos para que el PSOE no se mueva ni un milímetro" de sus posiciones.

Como novia despechada, pero todavía con un asomo de esperanza en la reconciliación, llamó a Mas a "reflexionar" y constatar que "su afán de protagonismo y su interés partidista por atender los poderes fácticos del Estado van por un lado y la sociedad civil va por otro", dijo, en alusión a la manifestación del sábado en Barcelona, que para Ridao, fue, entre otras cosas, "un grito contra el acuerdo Zapatero-Mas".

En el fondo, en política o fuera de ella todos actuamos igual, y nos cuesta reconocer cuando algo se ha roto por interés -económico, político o puramente sexual- y a veces nos obcecamos por mantener una unión imposible sobre todo por la imagen que da de nosotros mismos ese acuerdo sin tener en cuenta que quizás es mejor que cada uno ande solo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

A vueltas con las manifestaciones a favor y en contra

Hace mucho que no entiendo esta extraña costumbre que se está poniendo de moda por estos lares nuestros de convocar manifestaciones en contra de lo que sea: del aborto, del matrimonio homosexual, de la ley de educación, del Estatut... ¿No tienen, pienso siempre, nada por lo que manifestarse a favor?, de la sanidad pública, del divorcio rápido, de la educación pública, del respeto a las decisiones de las urnas... No sé, cada vez llevo peor esto de ir en contra. Y hoy, encima, "si no quieres taza dos caldos".

Resulta que el Foro de Ermua, que se caracteriza por respetar sólo aquellas propuestas que han propuesto ellos mismos, lleva varios meses paseándose por España. ¿Para qué?, pues para manifestarse en contra del Estatut en distintas ciudades del Estado. Delirante en sí mismo como propósito, pero peor aún si cabe si, como hoy, nos enteramos de que tienen que ir fletando autobuses para traer a la gente de otras poblaciones y que se sumen a la manifestación, porque sino no tienen gente. La palabra delirio queda lejos a la vista del hecho.

Mientras, en Barcelona, la manifestación de hoy -no a favor sino en contra- era para que se considerar Catalunya como Nación. Un apunte metafórico antes de seguir, se ha desarrollado la mani desde Plaza España a Plaza Catalunya, no me negaréis que a buen entendedor.... fácil, pero ocurrente, que -para los que no lo sepan- las manifestaciones en Barcelona nunca tienen ese recorrido. Sigamos.

No voy a comentar un concepto que no entiendo -el de nación- aplicado a nada, ni tampoco entraré a opinar el por qué ERC ha hecho suya una manifestación que si no hubiera tenido las siglas de Esquerra delante seguro que hubiera aumentado la convocatoria, ni tampoco haré un comentario de la importancia que tiene el Estatut para los barceloneses si han preferido cambiar la hora del Barça - Betis para que la gente fuera a la mani. Pero no me negaréis que al menos no es en contra, sino a favor de.. y sobre todo para que se respete lo que ha decidido el Parlamento Español. Dos palabras, o conceptos, parlamento y respeto, cuyo significado parece que desconocen la mayoría de nuestros representantes políticos, lo que no deja de ser lamentable. No repito comentarios hechos los últimos días por Rajoy y satélites para ejemplificar lo que digo porque paso de dar cancha.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres