Blogia
Carmen Domingo

Se ha muerto Gades

Releo cosas tras quedarme algo sorprendida por la muerte de Antonio Gades. No es que no se supiera que iba a morir -recuerdo un reportaje de El País de hace un par de años en el que él mismo ya sabía que le quedaba poco- sino que parecía que no iba a ser cierto.

En fin. Releo cosas que se publicaron hace un tiempo o entrevistas que le hicieron y me quedo con dos respuestas suyas, del 2002, que valen la pena: "Hay una diferencia entre la dictadura y la disciplina. La dictadura obliga por cojones. La disciplina da razones y resultados inmediatos. Soy muy duro porque no concibo que una persona se reserve. Si te dedicas a algo, tienes que joderte y dedicarte profundamente. Si uno tiene algo y se lo guarda, mejor poner a otro. Si no lo puede dar, por lo menos que pruebe. Si tienes miedo, deja de torear. Puedes no tener más arte, pero lo que no puedes es dejar de arrimarte".

Y la otra: "Si se le pregunta a Gades desde cuándo es comunista, se remonta a lo que le ocurrió una vez con un oficial de inmigración norteamericano, durante un viaje que hizo a Estados Unidos para bailar con su compañía: “Me dio a rellenar un formulario en el que, entre otras cosas, preguntaban si pertenecías al Partido Comunista. Puse que sí. ‘¿Desde cuándo?’, me requirió el hombre. Contesté que desde febrero de 1936. Entonces buscó en el pasaporte mi fecha de nacimiento –el 14 de noviembre de 1936– y se quedó con la boca abierta. ‘Mire, señor’, le aclaré, ‘soy comunista desde que mi padre preñó a mi madre antes de marcharse a defender Madrid con el Batallón Octubre, al servicio de la República”.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres