Blogia
Carmen Domingo

Hay cosas que ya ni me sorprenden, aunque siguen cabreándome, la verdad

El titular de la noticia dice lo siguiente: "Aznar se niega en Georgetown a condenar con rotundidad la dictadura de Franco". Bien está, Jose Mari en su línea, hasta aquí sin novedad. Pero no dejaré pasar el artículo, porque sólo el comienzo promete. El subtítulo incrementa el interés: "Lo importante es mantener la democracia, cuyo vigésimo quinto aniversario acabamos de celebrar", di que sí, que lo demás son tonterías y Fraga (y digo Fraga pero los hay a cientos) sigue donde estaba, no nos vamos a tirar piedras en nuestro propio tejado, y la votación del Plan pone en peligro no sé qué de la estabilidad de España, ese ente.

José María Aznar comentó que hay que olvidar la dictadura (la nuestra sola me temo, porque la de Sadam la sigue teniendo presente), porque, vaya por donde "es estúpido ocuparse siempre del pasado", mira tú que eso siempre lo dicen los que ganaron, que ya se encargaron bien de recuperarnos el pasado, el presente y quieren también ocuparse del futuro.

Parece claro que ha hecho de la Universidad de Georgetown, en Washington, su segunda casa, aquella en la que decir las mayores barbaridades, recibiendo aplausos y donde si quiere ni contesta, y queda en el aire la duda de si es que no ha entendido la pregunta, o pasa, simplemente. Y por eso, cuando un estudiante le pregunta por la negativa del Partido Popular a condenar el régimen franquista. Él, orgullosos de nuestro pasado, y en inglés le dice que franquismo y la Guerra Civil son "parte de la historia". Y los romanos, mire usted, también lo son, y la inquisición y no por eso vamos a dejar ni de estudiarlos ni de cuestionarlos, no?

Y va y añade, in situ, una comparción para justificar la falta de interés que tiene que el Parlamento español discuta sobre si Franco ganó la Guerra Civil, o fue un dictador asesino. (que si fuera evitar la discusión por obvia, lo entendería, pero me parece que no van por ahí los tiros) y dice que es como si ahora en EEUU se cuestionaran si en la guerra de Secesión entre el norte y el sur los confederados fueron o no los perdedores frente a los unionistas. Ya no sigo, porque no me voy a molestar en leer ni la conferencia entera, ni el resto de preguntas. Lo que sí parece evidente es que con estos precedentes ideológicos, me temo, me temo, que poco hueco queda para el diálogo democrático del que tanto presumen.

Por cierto, ¿alguien le ha preguntado al Ex Presidente que qué le parecen las celebraciones de Auswith?, seguro que de olvidar a los nazis no dice nada, porque entonces sí, la prensa se lo comerían.

Por cierto, ahí va un artículo, en relación con el tema, publicado en www.rebelion.org:
Noam Chomsky pide a Zapatero que recupere la memoria sobre la Guerra Civil
Cien catedráticos y figuras de relieve internacional dirigen una carta abierta a Zapatero, favorables a su decisión sobre el Archivo de Salamanca (texto íntegro del documento)

Noam Chomsky, Francesco Cossiga, Adolfo Pérez Esquivel, James Petras, Paul Preston, y otros más cercanos como Xosé Estévez, son algunos de los cien catedráticos y figuras de relieve internacional que han enviado una carta abierta al presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, en el que muestran su satisfacción por su decisión de devolver los archivos que Franco expolió a archivos republicanos pertenecientes a instituciones democráticas y personas particulares durante la Guerra Civil.
En la misiva hacen referencia a Los posibles recelos con los que puede ser vista esta decisión por parte de algunos sectores y por ello consideran relevante que la decisión se fundamente en un dictamen que "goza del apoyo del profesor Federico Mayor Zaragoza, ex secretario general de UNESCO -entre otros profesores de toda solvencia-". Lo cual, según señalan, "es una garantía incontrovertible de su rigor y solidez argumental".

Los firmantes se muestran convencidos de que la comunidad académica internacional valorará muy favorablemente el pronto retorno de todos los materiales documentales expoliados en tan lamentables circunstancias y con tan condenable finalidad.

Consideran que el retorno de los archivos a sus lugares de origen significa "un necesario acto de restitución a las víctimas expoliadas", que ayudará "a restañar viejas heridas que tienen su origen en la Guerra Civil y que todavía no se han cicatrizado del todo". Creen, además, que la devolución de los archivos a su lugar de origen y procedencia "contribuirá a la reconciliación de los bandos y territorios contendientes y a una mejor comprensión de la historia".
Carta abierta al Presidente Rodríguez Zapatero
28.1.2005
Señor Presidente,

Es con interés y satisfacción que hemos conocido que el Gobierno que Ud preside ha decidido devolver los archivos que Franco expolió a archivos republicanos pertenecientes a instituciones democráticas y personas particulares durante la Guerra Civil. Creemos que éste es un paso justo y necesario por varias razones. La principal es que hace que España se acerque al modelo de restitución archivística que caracterizó la Europa de la posguerra, donde toda la documentación de instituciones públicas, entidades o particulares que había sido desplazada por la guerra -y no destruida- fue con el tiempo restituida a los legítimos propietarios y a los archivos donde fue requisada. La devolución, pues, debe ser vista como un acto de normalización plenamente concurrente con la práctica y la ciencia archivística actuales.

Esta circunstancia se ve todavía más reforzada en nuestro tiempo en que la reproducción de documentos se ha convertido en una práctica generalizada y viable. Otra razón que asiste vuestra decisión es que significa un necesario acto de restitución a las víctimas expoliadas. Sin duda ayudará a restañar viejas heridas que tienen su origen en la Guerra Civil y que todavía no se han cicatrizado del todo. Además, la devolución de los archivos a su lugar de origen y procedencia sin duda contribuirá a la reconciliación de los bandos y territorios contendientes y a una mejor comprensión de la historia.

Ahora bien, conscientes que la decisión que ha tomado su Gobierno pueda ser vista con recelo o incomprensión por algún sector, consideramos que el hecho que se fundamente en un dictamen que goza del apoyo del profesor Federico Mayor Zaragoza, ex secretario general de UNESCO -entre otros profesores de toda solvencia- es una garantía incontrovertible de su rigor y solidez argumental. Igualmente estamos convencidos de que la comunidad académica internacional valorará muy favorablemente el pronto retorno de todos los materiales documentales expoliados en tan lamentables circunstancias y con tan condenable finalidad.

Reciba, Sr. Presidente, un cordial saludo,

Noam Chomsky (Massachusetts Institute of Technology, EEUU)
Francesco Cossiga (Presidente Emérito de Italia, Senado de la Reppublica)
Adolfo Pérez Esquivel (Premio Nobel de la Paz, Argentina)
James Petras (Binghampton University, EEUU)
Paul Preston (London School of Economics, Reino Unido)
Bruno Anatra (Università di Cagliari, Italia)
Maritza Arruginaga (Universidad de Texas, EEUU)
Julia Bazar (Archivo de la Universidad de California, EEUU)
Thomas N. Bisson (Harvard University, EEUU)
Georgina Blakeley (University of Huddersfield, Reino Unido)
Abdellah Bounfour (INALCO, Francia)
Stanley Brandes (University of California, EEUU)
Chris Brassington (Sheffield University, Reino Unido)
Gerhard Brunn (Universitaet Siegen, Alemania)
J.C. Busto Cortina (Universidad de Oviedo)
Daniele Conversi (London School of Economics, Reino Unido)
Susan DiGiacomo (University of Massachussetts, EEUU)
Manuel Duran (Yale University, EEUU)
Chris Ealham (Lancaster University, Reino Unido)
Brian Epps (Harvard University, EEUU)
Piet Erasmus (University of the Free State, Sudáfrica)
Charles Esdaile (University of Liverpool, Reino Unido)
Xosé Estévez (Universidad de Deusto)
Henry Ettinghausen (Southampton University, Reino Unido)
Sharon G. Feldman (University of Richmond, EEUU)
Tony Fluxman (Rhodes University, Sudáfrica)
Paul Freedman ((Yale University, EEUU)
Henry Frendo (University of Malta, Malta)
José Antonio Frias (Universidad de Salamanca)
Roger Friedlein (Freie Universität Berlin, Alemania)
Benjamín García Holgado (Universidad de Buenos Aires, Argentina)
Francisco Garrudo Carabias (Universidad de Sevilla)
Laurence Geary (University of Cork, Irlanda)
Jean-Louis Genard (ISALC, Bélgica)
Evarist Giné i Masdéu (University of Connecticut, EEUU)
W.L. Goldfrank (University of California, Santa Cruz, EEUU)
Olga Gómez (Lancaster University, Reino Unido)
Kenneth Good (University of Botswana, Botswana)
Iain Gow (Université de Montréal, Quebec, Canadá)
Katherine Gray Kraft (Harvard University, EEUU)
Sébastien Guex (Université de Lausanne, Suiza)
Peter Gunter (Progressive Archivists, EEUU)
Thomas Harrington (Trinity College, EEUU)
Larry Hannant (British Columbia University, Canadá)
José Luis de las Heras (Universidad de Salamanca)
Julie Herrada (Michigan University, EEUU)
Donald Hindley (Brandeis University, EEUU)
Steven Hurst (Manchester University, Reino Unido)
Mark F. Jenkins (University of Washington, EEUU)
William Jones (Cardff University, País de Gales)
Fred Judson (University of Alberta, Canadá)
Temma Kaplan (Rutgers University, EEUU)
Michael Keating (European University Institute, Italia)
William Kenefick (University of Dundee, Escocia)
Liam Kennedy (Queen’s University, Irlanda del Norte)
Dominic Keown (Cambridge University, Reino Unido)
Stewart King (Monash University, Australia)
Georg Kremnitz (University of Vienna, Austria)
Lázaro Lagóstena (Universidad de Cádiz)
Reyes Lázaro (Smith College, EEUU)
Tom Lewis (University of Iowa , EEUU)
Mª Teresa López Soto (Universidad de Sevilla)
Adele Maiello (Università di Genova, EEUU)
Elisa Martí López (Northwestern University, EEUU)
Abdón Mateos (Director del CIHDE)
Marianthi Makri-Tsilipakou (Aristotle University Thessaloniki, Grecia)
Javier Márquez Quevedo (Universidad de Las Palmas)
Kenneth Maxwell (Harvard University, EEUU)
Kerby Miller (University of Missouri, EEUU)
Peter Monteath (Flinders University, Australia)
Ulises Moulines (Muenchen Universität, Alemania)
Kevin O'Donnell (University of Richmond, EEUU)
Robert Paynter (Univesity of Massachusetts, EEUU)
Valentin P.Petroussenko (Plovdiv University, Bulgaria)
Rein Raanan (Tel Aviv University, Israel)
Joan Ramon Resina (Cornell University, EEUU)
Anna Ritlyova (Presov University, Eslovaquia)
Jean-Claude Rixte (Université d’Avignon, Francia)
Edwin A. Roberts (California State University, EEUU)
Eunice Rodríguez (Cornell University, EEUU)
Associate Professor Judith C. Rohrer (Emory University, EEUU)
Susanna Romans-Roca (University of the W. of England, Reino Unido)
Monty Roodt (Rhodes University, Sudáfrica)
Philip Runkel (Marquette University, EEUU)
Cristina Sanz (Georgetown University, EEUU)
Professor Philip Schlesinger (Stirling University, Escocia)
Newton Scott (Cardif University, País de Gales)
Adrian Shubert (York University, Canadá)
Mary Simons (University of Cape Town, Sudáfrica)
Tove Skutnabb-Kangas (Cambridge University, Reino Unido)
Peter Stansky (Stanford University, EEUU)
Til Stegmann (Frankfurt Universität, Alemania)
Gerhard Steingress (Universidad de Sevilla)
María del Mar Torreblanca López (Universidad de Sevilla)
M. Vidal-Tibbits (Howard University, EEUU)
Jacqueline Urla (University of Massachusetts, EEUU)
John K. Walton (University of Central Lancashire, Reino Unido)
Caragh Wells (University of Bristol, Reino Unido)
Donald G. Wetherell (University of Calgary, Canadá)
Michael G. Whisson (Rhodes University, Sudáfrica)
Peter Winn (Tufts University, EEUU)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Ricardo Eliecer Neftalí Reyes Basoalto -

Si Arancha, de sobra es conocida la tradición democrática de personajes como Ansar o Fraga. Es injusto lo que se hace con ellos, que siempre estuvieron en primera linea para defender esta democracia y esta constitución (por cierto, ¿No son ellos los que ahora se declaran los más constitucionalistas? ¿Por que no la defendieron en su tiempo?). Cada uno tiene que arrastrar su historia aunque le pese, y si Aznar era un falangista de camisa azul no va a rectificar ahora. Aunque no estaría de más que rectificara, condenara la dictadura franquista y de paso pidiera perdón al mundo por haber apoyado esa guerra en Irak donde intentaron engañar al mundo. Pero creo que es inutil pedirle peras al olmo...

Arancha -

Estoy segura que lo que aquí se "afirma y firma" es falso, sectario, MANIPULACIÓN,es como lo catalogaria yo, cualquiera sabe que José Mª Aznar es un politico primero democrata y segundo centrista yo también soy profesora de una universidad española y conozco cientos que afirmarian lo mismo que yo.
Un saludo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres