Blogia
Carmen Domingo

Buchs dixit: "Dios me pidió acabar con la tiranía de Irak"

Lo leo y no doy crédito, si quieréis que os sea sinceros. ¿Por qué?, pues porque ahora mismo, tras leer que Bush entra en Iraq en nombre de Dios, más en concreto "Dios me pidió que entrara en Iraq en nombre suyo" dice el presidentes, ya no sé si escucho a Bush o es un ayatolah quien habla.

¿Alguien recuerda las declaraciones que se hicieron desde EEUU después de que tras varios designios de Dios se llamara a la guerra santa? Claro que en aquel caso era Allah -que no deja de ser Dios en árabe, pero ahora no entraremos en traducciones- y a lo mejor desde USA no se entiende igual. Pero era Dios, al fin y a cabo, y se llamaba a la Guerra Santa, sólo se llamaba, si llegar a iniciarla. Ahora resulta que el "amigo americano" escucha a Dios y, éste sí, inicia una guerra en la que involucra además a todo el mundo y aquí paz y después gloria. No sé si vale la pena comentar nada y que todos nos enfademos. Y lo peor, como dice una amiga -Laura, en concreto- "Sí, claro, si Dios hubiera dicho lo mismo de Etiopía, que no tiene petróleo, a ver quién hubiese hecho caso para iniciar una guerra".

Sigamos. Se le pregunta a la Casa Blanca "Sin comentarios", dijeron la Casa Blanca. Se trataba de una conversación privada y no había nada que decir. Lo peor, o lo mejor, es que todo ha quedado grabado. Cada palabra del "mensaje divino" se recoge en un documental de la cadena pública BBC, cuya emisión comenzará el lunes.

Por lo visto hacía cuatro meses que habían empezado la invasión de Irak. George W. Bush se encontraba en el balneario turístico de Sharm el Sheij, en la península egipcia del Sinaí, con Nabil Shaath, ex ministro palestino de Exteriores y mediador en las conversaciones de paz en Oriente Próximo que se llevaban a cabo en ese momento. A orillas del mar Rojo, Shaath asegura que el presidente de EE UU afirmó que estaba movido "por una misión divina". Así lo relata ante las cámaras de la BBC Shaath, actual ministro palestino de Información.

Según Shaath, Bush añadió: "Dios me ha dicho: George, ve y lucha contra esos terroristas de Afganistán. Y yo lo hice. Y Dios me dijo: George, pon fin a la tiranía en Irak. Y lo hice. Y ahora, siento aún la palabra de Dios que me dice: da un Estado a los palestinos y seguridad a los israelíes. Logra la paz para Oriente Próximo. Y por Dios, yo lo haré".

Si hacéis un paralelismo con un frase que bien pordría decir Torrente en cualquier misión por las tierras de España veréis más claro el perfil del personaje.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Guillermo -

Nunca te fies de un exalcoholico que dice haber encontrado el camino en la religión ultraortodoxa americana.
Que luego pasan cosas asi. Que si Dios me ha dicho, que si no se que...pero resulta que ese "Dios" no le ha enseñado ni a masticar un pretzel...(ni mucho menos a pensar,por supuesto)

Los fundamentalistas siempre me han dado miedo, sean musulmanes o católicos.
Y Bush no es una excepción.

Un saludo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres