Blogia
Carmen Domingo

"Es que.... dentro de la casa todo se magnifica"

Sí, sí, estáis leyendo bien, es una de las frases más utilizadas por los concursantes de Gran Hermano cada vez que salen de su encierro voluntario y se enfrentan con la realidad. Pues bien, el otro día comentábamos una amiga -Mónica- y yo que se podría establecer un parelelismo entre la política estatutaria y GH y va a ser cierto. O al menos esa es la sensación que he tenido hoy, pero diría que a la inversa. "Es que... fuera del congreso -yo por ejemplo- frente a la televisión, viendo el debate en el congreso de los diputados, todo se magnifica":

- TODOS, y cuando digo todos digo TODOS han votado la constitución de la transición y TODOS, de nuevo todos, han sido padres de algún articulillo de dicha constitución -claro que el señor Fraga no estaba allí que era uno de los que no la querían-. 

- Los catalanes -TODOS- somos buenos, solidarios y constitucionales -los que más con diferencia en boca de ZP-;

- Los socialistas -TODOS- son coherentes y conciliadores -al menos los que nos han hablando hoy, que a Ibarra y Bono ni se les ha visto el pelo, porque rompen el guión de la casa cada vez que se sienten nominados,

- El cuatripartit al completo -PSC, ERC, IU y CIU- en términos políticos, correctamente parlamentario y cumpliendo lo previsto dentro del marco constitucional.

- Y los del PP los malos de la película -TODOS también, claro-. Aquí quizás no se magnifica tanto y tiene su mérito, porque son los únicos que, fuera o dentro de la casa, mantienen el discurso de la intolerancia y el centralismo, y tiene que ser difícil ser siempre el malo y mantenerse tantos años. "Ustedes han pasado de hablar catalán en la intimidad, a no respetar la decisión de los catalanes", les  ha dicho Rubalcaba, tras hacer una defensa nunca antes vista ni oída sobre los valores de los catalanes en general y del estatuto en particular... Pero ni eso es cierto, hablar hablan "igual de poco" y "respetar, lo que se dice respetar" me parece a mí que es un verbo del que desconocen la definición.

¿Nos estamos volviendo locos? Porque ¿a qué encerrar a gente en una casa si ya sabemos quién va a ser el jugador que gane? o sea, que el resultado de la votación para admitir a trámite el Estatut iba a ser afirmativo. ¿Acaso no depende el PSOE del tripartit para que le aprueben los presupuestos del Estado? Pues eso, dos y dos son cuatro, y diez horas de debate, aunque en su mayoría han sido entretenidos (a mí casi todas las intervenciones que he visto me lo han parecido), son más que suficientes para obtener un resultado conocido.

Sin embargo, una de ellas (en realidad ha sido rueda de prensa) ha sido la que más me ha convencido de la "locura" política en que vive sumida Catalunya y por ende catalanes y, of course, el resto del estado no seamos políticamente incorrectos que no son horas. Y ha sido la de Maragall tras las intervenciones de Manuela de Madre, Carod y Mas. ¿Le pasaba algo que ha empezado repitiendo frases -"no les voy a hablar de lo que ustedes han escuchado", no quiero volver a repetir lo que todos han entendido perfectamente"-? ¿Se fía Maragall, para confirmar el resultado, de la lectura de manos de la adivina que lo ha parado antes de entrar en el Congreso? ¿Hacía falta felicitar a los príncipes de Asturias por el nacimiento de Leonor y aprovechar para decir: "Vivimos en una España tan libre y moderna en la que, y aprovecho para felicitar a los padres, hasta vamos a tener una reina". Tras lo cual, ha añadido, como quien no quiere la cosa, "ni ustedes ni nosotros quedemos hablar de historia, no nos interesa el pasado, sólo el presente", diga usted que sí señor President. Y ya, como si le hubieran dado una pastilla de la risa: "Me alegro de que la respuesta del PP -de la rueda de prensa, porque aún no han intervenido- haya sido tan sensata Permítanme que les diga que hoy me siento tan feliz como el día que empezaron las Olimpiadas, aquello fue el triunfo de una ciudad, esto será el triunfo de todo". Eso sí que es modernidad, Pascual y lo demás son tonterías. Y eso sí que es una rueda de prensa y lo demás cutres intervenciones televisivas.

Bueno, bueno, bueno, bueno... Acabemos, y así ha sido: "Si tienen alguna pregunta que hacer me la hacen, y sino nos vamos a comer que todos tenemos hambre", Maragall dixit.

Y yo, a todas estas, claro, sigo siendo fan de Marín, porque se necesita tener paciencia para aguantar todo el día sin ponerse nervioso y acabar por concederle la última palabra a Rajoy porque -dice- "yo sí que creo que hay que dejar hablar a la oposición, para que no haya en este hemiciclo restos de otros tiempos".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres