Blogia
Carmen Domingo

Más vale tarde que nunca: Ya tenemos reconocimiento a la Memoria histórica

Sorprende que en este país nuestro se haya tardado tanto, tanto, en elaborar y aprobar que este año sea el Año de la Memoria Histórica. Pero al final las Cortes han presentado el anunciado informe sobre la situación de las víctimas de la guerra civil y del franquismo, con intención de llevar a cabo, ahora sí, una revisión de nuestro pasado reciente y una reivindicación de las víctimas.

Esta iniciativa parlamentaria se propone llevar a término una serie de medidas orientadas a la recuperación y reivindicación de una parte muy importante de nuestra más reciente memoria histórica: la de la guerra civil y, sobre todo, y mucho más importante si cabe, de todas sus trágicas consecuencias. O sea, la brutal dictadura que perpetuó el drama del conflicto bélico y del que no se ha hecho una condena explícita ni siquiera más allá del fallecimiento del dictador. Cosas que consensuaron todos nuestros parlamentarios con la excusa de que los ánimos estaban revueltos.

 Pero no todo iban a ser parabienes ni unanimidades, claro. Una vez más, el PP ha vuelto a quedarse al margen, al ponerse en contra con su voto negativo a la propuesta presentada por IU-ICV, que ha contado con el voto favorable de 172 diputados y 4 abstenciones de ERC -aquí ya no voy a entrar, porque parece que ahora lo que les pone políticamente a los de esquerra es abstenerse o votar nulo, todo les parece insuficiente, bueno-. Y aquí sí, todos a una, los 131 diputados del PP han sido los que han votado en contra de la propuesta, a la que intentaron enmendar con otra que pretendía que 2006 fuese proclamado Año de la Concordia. ¿Concordia? A ver si ahora resulta que el señor ZP lo que tiene que hacer es regalar diccionarios de la DRAE a los parlamentarios peperos, porque parece que entienden con dificultad ese idioma que tanto defienden en público.

La alternativa formulada por el PP intentaba mantener el mismo tono que se ha venido manteniendo desde las instancias derechistas del país desde el fin de la dictadura franquista, a la que jamás se han atrevido a condenar o criticar, o sea perpetuar el silencio y con él el consentimiento y la aprobación de todos los atentados llevados a cabo por los fascistas. Partiendo de la amnistía política -aquella de la transición- han querido convertirla en una suerte de amnesia colectiva que dure in aeternum. Por aquello de que "en el fondo el franquismo no fue tan malo." Miedo dan estas posturas, y os aseguro que estos días me he encontrado a algún periodista que me lo ha dicho así, porque si ya no tenemos claro quién asesinó y sometió a una país a cuarenta años de dictadura lo tenemos complicado para recuperar la memoria.

Convendría también que al mismo tiempo que el señor ZP les regala el diccionario en cuestión, les señale las palabras concordia, diálogo, transición, memoria, terrorismo, y, poco despuúes, que les mande unas cintas con esas grabaciones en las que se les llena la boca de decir que las víctimas del terrorismo de ETA tiene que ser reconocidas. Por aquello de que a lo mejor no entienden el concepto bien y para ellos el terrorismo, como la unidad, o los resultados electorales, son sólo los que decide el PP.

Y puestos a aclarar los términos, se me ocurre que si todavía no existe una "censo" de todos los verdugos que "trabajaron" en España durante cuarenta años, difícil será que se hable de concordia. Las cosas hay que hacerlas en orden y primero hay que reconocer a un régimen asesino, y reconocer a sus víctimas, y luego ya pensar en la concordia. O sea, no se puede establecer concordia sin memoria.

Y para esta árdua labor de defensa de la dictadura sale a la palestra un nuevo diputado del PP, el señor Manuel Atencia, quien justificó el porqué de los votos en contra el PP -familiares implicados de muchos de los diputadfos a parte, se entiende-. Según él, entrar en el reconocimiento de la Memoria Histórica es “contrario al pacto constitucional, [estas iniciativas] intentan imponer una verdad oficial, tratan de revisar la transición democrática, dividen a los españoles y reabren viejas heridas”. No deja de ser curioso que desde el PP, que lleva años dividiendo a los españoles, reabriendo viejas heridas, remontándose a consignas del año 34 se cuestione “una verdad oficial”, cuando en España la única “verdad oficial” sobre la guerra civil y sobre el franquismo sigue siendo casi la misma que se nos impuso durante la dictadura, o sea, muchos de los padres y de los abuelos de los que hoy son digirentes del PP.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

hipotecas -

Adolfo Suárez tenía toda la razón

Frase de Adolfo Suárez en una entrevista inédita de 1980:
"Yo repito a menudo que en España está ocurriendo un fenómeno muy grave: las cosas entran por el oído, se expulsan por la boca y no pasan nunca por el cerebro… casi nunca pasan por la reflexión previa".
"Pero es un hecho que está ahí; que sucede. Y luchar contra ello es muy difícil… Yo he intentado combatirlo muchas veces… ¡Y así me va!"

En la política española del siglo XXI sigue sucediendo exactamente lo mismo: "las cosas entran por el oído, se expulsan por la boca y no pasan nunca por el cerebro" y se aplica tanto a los políticos como a los ciudadanos.

Carlos Menéndez
http://www.creditomagazine.es

zenia -

Hola Carmen.

¡Cuánta falta le hace al mundo un implante cerebral de memoria¡

Javi -

Antonio:

Aquí nadie ha descalificado las fuentes de Aalto. En todo caso, se habrán descalificado esas fuentes solitas. En más de un libro, se ha demostrado que muchos de los asuntos con los que estos dos autores a los que tanto venera la España conservadora y nostálgica del franquismo son falsos. Por ejemplo, de las checas de Madrid, Moha ha escrito algunas mentiras tan gordas que, en lugar de un ensayo o una lección sobre historia, parecía escribir un libro al estilo de \"El señor de los anillos\". Por dios, que ya somos mayorcitos como para dejarnos engañar y creer que es historia cualquier papelajo que firmen estos señores. Hay que ser más serios, por dios.
Eso sí, Antonio: coincido en que la monarquía es una institución anacrónica y que nada tiene que ver con la democracia. También creo que para conseguir una III República nos queda mucho camino por delante. En primer lugar, tenemos que creérnoslo y, en segundo lugar, tenemos que demostrarle a la derecha y ultraderecha de este país que convertirnos en república no significa aislar a la derecha del poder. Es que, a menudo, la derecha cree que las repúblicas son sólo de izquierdas. Qué va, qué va.

Cuídate, Antonio.

Antonio -

No acabo de entender lo de "memoria histórica". Memoria e historia son conceptos contradictorios. La Historia es una materia objetiva. Los hechos son los que son y pueden ser objeto de estudio. La memoria es una materia subjetiva. El mismo hecho es recordado de forma diferente por personas diferentes. La visión de varios individuos de un mismo hecho, no siempre es igual. Depende del observatorio de cada uno. A veces, también depende del interés en \"vender\" las cosas o incluso el deseo inconsciente de verlas de una determinada forma. Concluyendo, que a mí lo de la memoria histórica me parece una \"chapuzilla\" más del gobierno para alimento de progres al uso.
En otro orden de cosas, me parece curioso que se demonize el golpe de 1936 y se desdeñe el de 1934. También es curioso (y en este caso lamentable) que se descalifique la opinión de Aalto en función de sus posibles fuentes de información, en lugar de responderle con argumentos racionales y reconociendo lo que dice acertado.
Creo que la morarquía es una anacronismo a superar. Me gustaría ver la proclamación de la III República. Espero y deseo que no sea una chapuza como lo fué la II. De todas formas, con el nivel que demuestra la mayoría de los que la anuncian, a corto plazo no soy muy optimista.

Javi -

Aalto:

Por lo que se ve, eres todo un catedrático en memoria histórica. Eso sí, tienes lagunas en los temas que te interesan. \"Amnesia interesada\" que diría un gran amigo mío. Te voy a refrescar la memoria. ¿Cómo se llamaba aquel militar que juró lealtad a la república española y que luego traición vilmente? ¿Franco, por casualidad? Por cierto, parece ser que Franco, en épocas de paz, mató más civiles que Hitler. ¿Te recuerda eso algo o sigues siendo un desmemoriado? Por cierto, ¿de Guernica sabes algo o ese día no asististe a clase? Una pregunta más: ¿tus fuentes son César Vidal y Pío Moha?

Nada, no te quito más tiempo para que puedas seguir envalentonándote con la COPE y leyendo a los cronistas oficiales de la falange.

La III república la lograremos. Y si no te gusta, exíliate, una experiencia que los señoritos españoles nunca han vivido. Qué país más feo hicisteis vosotros. Desde Francia, cuando estábais en el poder con Franco, se hablaba del pleistoceno y se miraba a España.

Viva la III República.

Aalto -

Quieres memoria histórica…

pues aquí tienes memoria histórica:

Memória histórica (I)

Memória histórica (II)

Memória histórica (III)

La checa de Bellas Artes o de Fomento

La Checa socialista de Marques de Riscal

... ¿seguimos con la memoria histórica?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres