Blogia
Carmen Domingo

Como es mi santo me "re arranco"

Llevo días sin escribir, muchos, varios, por motivos que no vienen al caso y no garantizo, por esos mismo motivos, la asiduidad casi diaria con la que tenía acostumbrado a todo el mundo. ¡Qué le vamos a hacer!

El caso es que la ¿celebración? el ¿aniversario? del asesinato de Miguel Ángel Blanco me hizo pensar el otro día que tenía que retomar, de un modo u otro esto de la escritura semi diaria. Decía que a propósito del día del asesinato José María Aznar, FAES mediante, hizo/dio/leyó una conferencia en la que, cómo no, nos advertía de nuevo “la libertad vuelve a estar en peligro”. En este caso como consecuencia del proceso de paz en Euskadi promovido por José Luis Rodríguez Zapatero. ¿No os parece que como futurólogo lo tiene más bien escaso? Salvo, claro, si le da por arrancarse como sus colegas de hace setenta años que, esperemos, no será el caso.

Tenía el ex-presidente el día de hacer previsiones y 9 años después de la terrible muerte del concejal de Ermua señaló que aquellas gigantescas movilizaciones de la época sirvieron para “decir a los terroristas que íbamos a derrotarles, y hacer que los cómplices de los asesinos en las instituciones (en referencia a HB) supieran que empezaba la cuenta atrás para que recibieran de la ley la respuesta que merecía su complicidad con el crimen.” Bueno, vale, de acuerdo....!!!!!

Pero, pero... -¡recordar no es malo señor Aznar, pero nos vale para todos!- perooooooo!!! Aznar se olvidó de mencionar que –sólo un año largo después del asesinato de Blanco- él mismo intentó acabar con la violencia mediante el diálogo tanto con HB como con la propia ETA. Y durante ese tiempo los representantes de su Gobierno hablaron con Arnaldo Otegi y con los máximos responsables de la banda. ¡Lo que hace la memoria!

Fue en aquel momento cuando Aznar afirmó públicamente que había autorizado “personalmente contactos con el entorno del MLNV.” Es decir, con el Movimiento de Liberación Nacional Vasco, cuya acción liberadora se centraba fundamentalmente en el tiro en la nuca, los coches bombas, los secuestros y las extorsiones.

Pero no, él no se acrodaba el otro día. Y, utilizando ese tono tan suyo de ayudante de linier de equipo de tercera del presidente Bush proclamó: “No seremos nosotros los que alentemos la mentira, menos todavía si la mentira se construye y se extiende en nombre de la paz. No llamaremos a las cosas por nombres que no son, no contarán con nosotros para que los terroristas se burlen ahora de la ley.” Podría seguir hablando, pero -un clásico, mío- paso de comentar obviedades que se comentan solas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres