Blogia
Carmen Domingo

Falta el canto de un duro para que tengamos un nuevo President

Falta el canto de un duro para que tengamos un nuevo President

Esto, el título digo, no es un vaticinio arriesgado de pitonisa de tercera regional, qué va, es simplemente la constatación de un hecho sabido desde hace meses. El miércoles tendremos nuevo president de la Generalitat. NUEVO, salga quien salga, otra cosa es que repitamos Tripartit, que ya se verá.

Por el momento los candidatos de las dos formaciones con mayor número de votos -sin que tengamos en cuenta que a Mas se le fue la "pinza" hace unos días y empieza a tener el síndrome Maragall "Quiero ser president de la generalitat a toda costa" y anunció una posible coalición PSOE/CUI- defienden a capa y espada que aquel candidato con mayor número de votos será el president y que no está en sus planes, por el momento, el pacto. "Dime de qué presumes y te diré de qué careces", es un poco esta la tónica. Mientras, Saura, Piqué y Carod, cada palo que aguante su vela, más conscientes de que el pacto es lo más probable -aunque sólo sea para el acto de investidura, lo que no es baladí-, ya apuntan estrategias y pactos. Hasta aquí nada fuera de lo previsible.

Mientras, en la intoxicación típica de los períodos electorales los diarios y las revistan, se apresuran a dedicarles espacios a los candidatos, las mujeres de los candidatos... y no se los dedican a los hijos de los candidatos bien porque no tienen edad, bien porque quizás nos soprenderían con un comentario poco electoral del comportamiento de sus padres en casa. El caso es que cada candidato sea "lo más real y cercano posible". Me río sola mientras lo escribo. En esta euforia "candidatil" La Vanguardia se lleva sin duda la palma -no en vano es de los diarios más apegados al poder tradicionalmente, y con la caída de Convergencia lo pasó mal, aunque quien la sigue la consigue-. La Vanguardia, digo, las he hecho montar una portada del diario a cada uno de los candidatos, siguendo el modelo de su consejo de redacción, se entiende. Hoy le ha tocado el turno al señor Montilla quien ha optado por poner a Lula en la foto de portada utilizando unos argumentos que pasman: "Lo conozco y me cae bien". A partir del miércoles, señor Montilla, si quiere hablamos de argumentos políticos.

Además de la portada los candidatos han tenido, también, que rellenar un semáforo -con verdes y rojos- en función de sus filias y fobias, siguiendo los dictados establecidos por el diario. El rojo se lo ha dado a Evo Morales por el pulso que mantiene con diversas empresas españolas. También lo conoce, como al brasileño, pero "Es buena persona pero tengo la sensación de que está equivocado". Volvería a aplazar hablar de política para el miércoles, pero ya me da hasta miedo hacerlo. Sorprendidos, los periodistas, de la respuesta del candidato, han querido saber más y le han preguntado si el semáforo rojo se lo había ganado por algo del pasado, del presente o por lo que puede pasar en el futuro, y Montilla ni corto ni perezoso respondió "por todo". ¿Os acordáis de ese chiste, más viejo que andar, en el que una madre le pega una colleja a su hijo y éste, sorprendido, le pregunta porqué lo hace y ella le contesta: por lo que puedas hacer? Pues eso, como en el chite, claro que en política viene a ser... ¿guerra preventiva?, sí, eso es lo que dijo el señor Bush.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres