Blogia
Carmen Domingo

"El Mundo": ese gran periódico plural

A veces caigo en el error de pensar que no sabré qué decir, que llegará un día en el que no ocurra nada, o que, simplemente, me va a parecer que no merece comentario. ¡Craso error!, siempre hay algo. Hoy me envía una amiga una carta de réplica que han mandado a El Mundo, en respuesta (como he dicho) a un artículo publicado días antes. Mientras el primero sí salió a la luz, el segundo, claro, no ha llegado a ser publicado. ¡Tachán!!!!!

Por partes, primero os incluyo la carta publicada en El Mundo el 24 de febrero y firmada por J. Vaderribas. He estado tentada de ahorraros una parte pero, qué estupidez, difrutar de la misiva completa que no tiene desperdicio. ¡Ah! y antes de que empecéis, por favor seguir leyendo las dos que vale la pena:

"Vaya por delante que mi simpatía por vascos y catalanes es la misma, es decir, ninguna. Pero al menos sé distinguir entre un adversario válido y otro que no lo es. Dicha distinción es muy importante para todo español que se precie, cuyo objetivo en la vida debe ser dar por periclitados los nacionalismos periféricos. Aunque el nacionalismo vasco esté emponzonado por los crímenes abyectos de la banda etarra, son un rival de mucha más enjundia para la nación española que los siempre timoratos catalanes. Y voy a tratar de explicar el porqué. Mientras los vascos han sido siempre un elemento incómodo en todas las invasiones que ha padecido la península, (romanos, godos, árabes), los catalanes se han dejado siempre conquistar por el primero que ha pasado por allí. A un lado la resistencia al invasor, al otro, los fenicios que por un plato de lentejas dejan que se mancille su honor. De hecho, un castellano recio siempre se sentirá más identificado con el carácter rudo y batallador del vasco, dejando momentaneamente a un lado el episodio repugnante que lleva a cabo una banda de asesinos desalmados, que con la falta de carácter, el "acongojamiento", el rechazo al enfrentamiento y el amor por el dinero y no por lo propio que caracteriza a nuestros particulares judíos. Por todo esto no me extraña que al primer ataque serio que se le plantea al nuevo gobierno de la Generalidad, sean los propios catalanes los que sacrifiquen a Carod. Mientras los vascos recibieron una presión incomparablemente superior durante el período previo a las últimas
elecciones autonómicas, y por desgracia para la nación española con resultado nefasto para nuestros intereses, en Cataluña no han sabido resistir ni el primer achuchón. Era de esperar, no tienen sangre. Ellos mismos destruyen a sus líderes. No tengamos ninguna duda de que con un par de escaramuzas más, el gobierno de la Generalidad caerá, se convocarán elecciones anticipadas y volverán a gobernar CiU y el PP. Todo debe estar bajo control. Dicen mis contactos en Cataluña que ERC, de hecho el único intento mínimamente serio de ponernos un poco nerviosos, va a quedar electoralmente diezmada el 14-M, mientras que los siempre dóciles chicos de Pujol van a salir ganando de este embrollo. Y ya sabemos que a esta gente con un par de contactos económicos se les tiene más que domesticados. De hecho, encarnan al auténtico fenicio. En definitiva, y para apagar los temores de un buen amigo mío, nuestra auténtica preocupación debe estar centrada en el norte. Los catalanes se anulan ellos mismos, y si se ponen un poco nerviosos, sacamos la tontería del futbol (el Barsa, ese gran narcótico) y ya están entretenidos para unas cuantas semanas."

Tras esta carta, que a mí me ha dejado sin aliento, al verdad, Jordi Net envió una respuesta a El Mundo que no ha sido publicada. Desde ya os advierto que se le va un poco la pinza en historia, pero ¿unos sí y otros no?, ¿no existe el derecho a réplica?, ¿es lícito el insulto? ¿tan lejos han llegado las enseñanzas del señor Ussia de respeta sólo al que piense como tú?. Bueno, ahí va:

"Apreciado Sr. Vaderribas:
Vaya por delante que mi simpatía por los ignorantes prepotentes y los chulos castizos es la misma, es decir, ninguna. Puestos a buscar "adversarios", usted, con su prepotencia, incultura y defachatez me va como anillo al dedo. La gente como usted y los de ETA son dos caras de la misma moneda. El nacionalismo espanol ha sido siempre ofensivo e imperialista, es decir,
criminal, como el de ETA. Ustedes, adversarios nacionalistas espanoles, se piensan que España es el centro del mundo y que los que no son castellanos recios y vascos fornidos, son unos cagados y unos comemierda. Lo más grave es que se lo dejen escribir en un medio de comunicacion público. Veamos, si usted tuviera dos dedos de frente, debería ser más riguroso con la historia y no trepanar las mentes blandas de sus compatriotas con falsedades. Los catalanes no existíamos en la epoca de los fenicios, ni en la romana, ni prácticamente en la visigoda. Tampoco existían los castellanos, ni mucho menos los espanoles. En cuanto a los vascos, no lo tengo claro (¿podríamos decir que eran los íberos?). De hecho, los catalanes existimos, como nación, desde el ano 865 aprox. Llegamos a ser una gran nación hasta el 1412, cuando desgraciadamente se extinguió la dinastía catalana con el último rey Catalano-Aragonés, Marti L'Huma. En el Compromiso de Caspe, las Cortes Catalanas decidieron (equivocadamente)
pasar a una dinastía castellana con la condición de que esta respetara las leyes e instituciones de Catalunya, representadas por la Generalitat. Está claro que la mente castellana no estaba preparada para respetar acuerdos, y por lo que veo, no lo estará nunca. Desde entonces han tratado sistemáticamente de violarlos. Si esto se lo hicieramos nosotros a ustedes, nos llamarían traidores, innobles y nazis, pero como son ustedes quienes lo hacen, se
quedan más tranquilos si piensan que nos dejamos prostituir por dinero. Esto me lleva a pensar en su obsesión por que nosotros solo pensamos en el dinero. Tienen ustedes además la virtud de vomitar lo primero que les viene a la cabeza, y como uno de sus principales defectos es la envidia, nos achacan constantemente que solo pensamos en el dinero (lo mismo que les
pasa a los judíos en otras partes). Esto viene de la epoca en que, despues de haber expoliado las Américas, su declive les llevo a morirse de hambre y se dieron cuenta de que tenían unas "provincias" perifericas donde curiosamente, por no haberlas dejado ir a saquear las Américas (ésa es su mentalidad), se lo habían tenido que currar en su país, creando riqueza de
la nada con su industria floreciente. Pues bien, a pesar de lo que les asqueaban los industriales catalanes "por su afán por el dinero", no les asqueaba emigrar a su país para ganárselo y mucho menos recibirlo de los impuestos que con habilidad fenicia gestionaban (para sus batallitas y dispendios en la Villa). Otros países como Holanda, Inglaterra, Italia,
etc., hacían (y hacen) lo que hacíamos (y hacemos) los catalanes. Parece que ellos tienen todo el derecho del mundo de hacerlo, no así los catalanes ni los judíos. Hablando de batallas, decirle, adversario inculto, que la que perdimos en 1714, o mejor dicho, la que ganaron ustedes, gracias a su gran "bravura y arrojo", se debió a que Inglaterra nos traicionó. Resulta que el Archiduque Carlos, nuestro candidato a heredar el trono de Carlos II, heredó durante la contienda la corona de Austria, y por tanto, al equilibrarse las fuerzas
en Europa, Inglaterra decidió abandonar a su suerte a los Catalanes - Tratado de Utrecht 1713 -, con quienes habían pactado una alianza (aunque se quedaron Menorca y Gibraltar*). El ejercito castellano-francés tardo dos años en entrar en Barcelona, después de sitiarla por mar y tierra. Si los catalanes, como usted insinua, eran una panda de cobardicas, el ejército
castellano-francés, con unos medios y efectivos infinitamente superiores, debía ser un enjambre de mariquitas. Gracias a esto, el castellano, que a partir de entonces pasó a denominarse español, se impuso en Cataluña. Han pasado casi 300 anos, y los catalanes seguimos pesados, erre que erre, con nuestro idioma y ganas de autogobierno. Somos un caso único de
supervivencia en Europa (y tal vez en el mundo). Otros imperios colonizadores como Inglaterra o Francia, no tienen casos parecidos en sus dominios. A ustedes les gustaría ser como ellos, pero nunca lo podran ser. Simplemente por que son una panda de chapuzas como Trillo, prepotentes como Aznar y creídos como Pique que nunca podrán convencer a un nacionalista
catalán. Seremos siempre su grano en el culo, incluso cuando hayan acabado con los Etarras.

*!A ver si hay "guebos" de tomar Gibraltar como El Perejil, machotes! Y es en el fondo sois unos cobardes que solo os atrevéis cuando lo tenéis claro.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

Begoña -

He leído estas cartas a través de Facebook y es muy triste, ahora lo tengo mas claro todavía que soy exiliada de esa analfabeta España y me quedo en Catalunya. Visca Catalunya!

jose -

hola

Albert -

Soy catalán y opiniones como las del señor J. Vaderribas no son tan inusuales. Por desgracia, hay muchos individuos así y contra lo que pretenden, crean más independentismo entre los catalanes.

Javier -

Parece mentira que estando en la situación en la que estamos, aún sigamos viendo comentarios absurdos sobre los catalanes y los vascos, que ya duele, pero lo que más me ha irritado es la alusión al Barça, que estamos narcotizados viendo como babean las aficiones de toda Europa, Japón y América del Sur con este equipo, que además es la envidia de las tierras castellanas, ya quisieran ellos tener un equipo como el nuestro.
Y si de narcotizar al pueblo se trataba, en tiempos de "Don Paco" (no quiero ni poner su nombre, por no manchar el teclado) había un equipo que ganó algo en Europa "solo" porque parte de los impuestos de los españoles (incluidos catalanes y vascos) iba a parar a las arcas del club para fichar a lo mejorcito de la época y tiempo más tarde volvió a pasar casi lo mismo con un tal "PP María.." (sigo sin querer manchar el teclado) hubo un pelotazo con el cual se ganaron otros trofeos europeos, pero nosotros solamente con el dinero de los socios hemos dejado abiertas muchas de las bocas castellanas y cerrado otras (lástima que las que se tenían que cerrar antes de hablar no lo hagan).
En fin, visca el Barça y Catalunya (lo dice un catalán con apellidos castellanos y sangre roja).

carmen -

Natalia, me temo que no han estendido bien el sentido en que colgaba los dos artículos y en general el sentido en que escribo en este blog. Es evidente que por culpa de comentarios como el del Vaderribas y de otros muchos como él (ahora tenemos hasta 3 diputados de Ciutatans en el Generalitat) esto va como va y precisamente por eso lo he colgado, porque sin su artículo la répica de Jordi Net -de lo más acertada, a mi entender- no tendría sentido. En cualquier caso, gracias por leerme.

Natàlia -

Simplemente felicitaros por estos artículos tan fantásticos que publicais como el de J.Vaderribas. (en sentido irónico).
Encuentro patético que podais permitir esta clase de comentarios tan inoherentes. Por culpa de esto y del PP Espanya va como va. Madre mia y la gente necia que es y se lo cree. Me parece que vale mas la pena no decir nada y dejar que se hundan ellos mismos en sus propias palabras.
Gracias
De una ciudadana catalana y con gran orgullo!
Visca Catalunya!!

fenicio-semita-ibero-tarraconense -

Hemos de entender que la discusión planteada por los nacionalismos, o los discursos enfocados en el NAZIonalismo no derivan en una discusión lógica. Vengan de donde vengan. Plantear una idea desde la marginalidad de toda su historia no permite enfocar una verdad. NADIE tiene la verdad absoluta.Respeto la opinión de todos los que escriben, pero no respeto las personas que se creen poseedores de la VERDAD MAS ABSOLUTA.
Los catalanes somos y seremos personas integristas, que no radicales.Somos fenicios, comerciantes y negociadores que siempre hemos buscado la paz. Pero historicamente no somos diferentes de los españoles, quizá con un matiz. NOSOTROS NUNCA HEMOS DOMINADO A LOS ESPAÑOLES. Siempre hemos intentado europeizar la España mas profunda, culturizar a los desertores del arado, evitar el dominio de una lengua que no respeta la España invertebrada, es decir, la de miles y miles de culturas que conviven en este territorio,
Nunca puedes justificar tu supremacia a no ser que impongas la fuerza. Eso es lo que ha hecho España a lo largo de su Historia. Diferenciar a vascos de catalanes es como intentar diferenciar a los corsos de los marselleses. Cada nación, y renunciar a esa definición que está incluida dentro de la constitución europea, tiene su manera de pensar razonar entender la cultura y el respeto de las demás culturas, pero siempre en unos margenes de respeto. Ahora es cuando más sufrimos esa falta de respeto, pero un catalán jamás matará por defender unos ideales, pero si defenderá a muerte su cultura, su idioma y su manera de ver y vivir la vida.

parabolix -

Mientras sigamos pendientes de banderas y nacionalismos no vamos a darnos cuenta de lo poco que importan. Darle voz a fanáticos y reproducir sus escritos es un error (error de El Mundo y error del log).

¿Qué hacer con las banderas? No perder el tiempo ni en quemarlas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres