Blogia
Carmen Domingo

Pedro J no descansa

Hacía tiempo que el "amigo" Pedro J no salía a... digamos la palestra, que siempre queda bien. Lo hizo hace unos meses, pero en este caso para hacer publicidad de un libro que había escrito (seguimos con la moda de que todos tenemos que haber escrito un libro para ser felices y que se nos reconozcan los medios). Pues bien, decía que hace unos meses salió coincidiendo con el cambio de gobierno y concedió unas cuantas entrevistas (alguna de ellas rezumando una modestia que debió ensayar durante horas y no resultaba nada creíble) y él aprovechó para empezar a desmarcarse de nuestro "queridísimo" ex-presidente (olvidadas esas tardes en la terraza de una casa particular junto a Rato y Aznar, creo recordar, diría que en el Rocío, por no estoy segura), no sin valorar su labor y perdonar sus errores, que nunca se sabe el vuelco que pueden dar los resultados electorales en España. No sé si es que a Pedro J le salió mal su relación con el PP o es que ya preparaba el terreno para unirse a los socialistas (sabido es que el director de El Mundo se vende sólo al mejor postor y eso depende siempre de los resultados electorales actuales o los que intuya que pueden llegar en el futuro) o si, habiendo ya ganado el dinero suficiente quería ganar más con otros colores.

Unido este afán de protagonismo político (los de El País son más inteligentes y no necesitan ir cambiando continuamente los favores) a unas ganas, irrefrenables, entiendo, de conseguir que a través de El Mundo hagan caer a algún alto cargo, se ha puesto manos a la obra contra César Alierta.

La técnica utilizada es la misma que aplicó cuando decidió que quería que el PSOE dejara de gobernar y le interesó que fuera el PP el que ganara las elecciones (Espero que nustro hombre del talante no lo olvide). Ha empezado por dorarle la píldora al PSOE y le ha dedicado varios artículos de opinión halagando su labor y un cuadernillo especial al congreso del PSOE que parece redactado por los mismos militantes, en fin... Y, como quien no uiere la cosa, aprovecha y el 2 de julio hace un editorial en el que ya carga contra César Alierta a la espera de que "alguien" le haga caso y se lo cargue.

El sistema de Pedro J, como digo, es el mismo, el eterno, el único fin que busca es desestabilizar, lo que sea, quien sea y, lo que es peor, cómo sea. Así lo hizo, lo hace y lo hará a lo que se ve, los afanes de protagonismo del periodista no tienen límites en lo que él supone un contro mediático de este país y Pedro J, que debería seguir una terapia en manos de un buen pcisoanalista para relajarse, sigue sus afanes de ego a rajatabla. ¿Para cuando un rato de descanso o, y es más sencillo, de preocuparse de sí mismo?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres