Blogia
Carmen Domingo

Pero.. hay acuerdo o no hay acuerdo ZP!

Sabido que es la política no es una ciencia con la que podamos sumar dos y dos y luego sacar unas conclusiones exactas. Sabido es. Pero después de la negociación de los temas de sanidad que han tenido hoy los presidentes de las comunidades y ZP aún me queda más claro. Mientras el Presidente del Gobierno salía a la rueda de prensa diciendo que estaba contento de cómo habían ido las negociaciones y anunciaba consenso, los presidentes del PP (se dividen, salvo excepciones tripartitas, las comunidades entre las del PP y las del PSOE) salían diciendo que el acuerdo era difícil.

Paciencia...

Mientras, cada uno de ellos intentando salir en los telediarios con la "frase" que los conducirá rápidamente al terreno mediático de la política. "En política no siempre es importante el dinero", dice Juan José Lucas, el anterior presidente del Senado, intentando que nos lo creamos.

Paciencia...

Y mientras, casi sin darme cuenta me doy de que la única mujer presidenta de una comunidad va y resulta que es del PP, Esperancita, ella sola. ¿Cuánto tardarán el resto de comunidades a igualar a la de Madrid? En cuestiones de género, se entiende.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Antonio -

Es evidente que la prioridad de los políticos que han alcanzado el poder es la continuidad en sus cargos. A partir de ahí, cualquier aproximación de su gestión a la defensa del bienestar de los administrados o, cuando menos a la coherencia y la honestidad, es pura casualidad. Eso es siempre así, pero con mayor intensidad en el caso de los políticos profesionales; es decir de los que nunca han tenido la responsabilidad de defender una cuenta de resultados, crear y mantener puestos de trabajo, competir sobre la base de ser más eficaces que los demás. De ese tipo son los políticos que nos gobiernan. Son tipos anclados en la especulación, la manipulación de la información, la demagogia y, en el peor de los casos, la corrupción y la cleptocracia.
Para mí, no es tanto cuestión de paciencia como de desprecio y abstracción.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres