Blogia
Carmen Domingo

Yo me quedo con Marsé

Yo me quedo con Marsé, digo, porque ayer hizo unas declaraciones que (a pesar de haberse embolsado un cheque de varios ceros) me parecen las más honestas que se ha escuchado acerca de la calidad "literaria" del Premio Planeta. Marsé en la rueda de prensa calificó de "bajo" e incluso de "subterráneo en algunos tramos" el nivel de calidad de las novelas finalistas que optan a la 54 edición de este galardón literario, el mejor dotado de las letras hispanas. No sé qué más podemos decir. Ahora lo he visto y le ha dado la mano a la ganadora y poco más. Ella, con su flamante sonrisa, y su vestido de cuarentona que se cree que va a la moda y que le parece que el gris es un color elegante, vamos a ponernos algo frívolos que me deprimo.

La verdad es que Maria de la Pau Janer si algo tiene es que tenemos la seguridad de que no permanecerá en el panorama literario patrio muchos años y no se la estudiará en las escuelas ni será lectura obligatoria ma´s que en sus propias clases de la universidad, iamgino. Ya es un adelanto. Pero estaría bien que alguno de los finalistas de los últimos años lo hiciera, permaneciera, quiero decir, y me temo que no será así si miramos las listas de premiados. Recuerdo ahora una anécdota quie me contó un día un trabajador de Planeta -se dice, se rumorea, tendría que decir para no pillarme- que cuando lo recibió Vargas Llosa ni había leído la novela, que se la contaron al bajar del avión. Quizás no es del todo cierta la anécdota, pero sorprende. Porque si algo pasa en el mundo de la literatura española es que no parece que haya demasiada literatura detrás. Me estoy entristeciendo, ya veis, y no debería.

Pero es que hace poco un amigo (claro que él no es del mundo de las letras sino de las imágenes) me decía que por qué no me lanzaba con una novela, que tenía pinta de que me saliera bien, ¡santa inocencia!, y yo le decía que respetaba demasiado la literatura para escribir ficción. Si va a ser que lo mejor es no respetar nada, esos son los que ganan. Una pena. REcuerdo ahroa que hace poco, en septiembre, tras el premio Torrevieja, otra polémica, también de un miembro del jurado, Bonal decía que era "detestable" y "pedagogía franquista". Ladran luego cabalgamos, pensará César Vidal. ¡Más menciones a la calidad literaria patria! Tristeza de las letras españolas, poco más.

Me quedaba con Marsé al principio, y me quedo con Almudena Grandes al final quien me dijo un día em Madrid, hablando de los premios "yo, cada vez que me lo han ofrecido les he dicho que no. Tengo la suerte de tener detrás el apoyo de una editora y una editorial que me deja escribir lo que me apetece y, sobre todo, un público que ya sé que me lee".
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Tenesor -

A mí me hizo mucha gracias el enfrentamiento dialéctico entre Marsé y Janer. Qué pena que fuera tan corto. No sé que hubiera dado por estar en primera fila.
Con respecto a los comentarios y no a la sangre que se hicieron autor y autora, debo decir que Marsé puede que sepa mucho de liteartura pero que, al menos hasta ahora, no lo ha demostrado con sus obras. Por cierto, ¿alguien se sabe el nombre de dos obras de Marsé? Vale. La verdad es que, del premio planeta, son pocos los libros que me han gustado de verda. "El baile de la victoria", de Skármeta, me gustó mucho. Sin embargo, los anteriores no es que sean maravillas precisamente. Habrá que echarle un vistazo a la novela de Janer pero creo que va a ser un libro con mucha promoción y poca enjundia. Como la mayoría de los libros que publican las grandes editoriales. Normalmente, el señor negocio no se lleva muy bien con el señor arte. Más bien, se evitan.
Un abrazo desde Canarias.

Nicolás -

Telegráficamente:
- "Últimas tardes con Teresa" y "Si te dicen que caí", sobre todo esta última, son de las mejores novelas que se escribieron en español en el siglo XX.
- El "planeta" obviamente más que prestigio da desprestigio, pero Marsé no debería prestarse a esos juegos... y si se presta, y cobra su pasta gansa por ello, no debe luego pegar la puñalada trapera por la espalda. A la Janer la ha hundido de por vida, y ella tampoco lo merecía: si es una mala escritora pues que no gane el premio, y ya está.
- Yo leí "las mujeres que hay en mí", de Janer, y era una novela mala, mala con ganas. Era muy curiosa: se notaba que estaba muy trabajada, muy bien construída, personajes, situaciones, ambientaciones, etc... pero era toda ella predecible de principio a fin, un montón de lugares comunes y de "clichés"... vamos, que la podía haber escrito Corín Tellado, que sin duda era muy buena en lo suyo, y era una mala novela. Hay malas novelas en las que se encuentran rasgos de genialidad y de originalidad, pero no en la de la Janer, que era una novela muy conscientemente escrita para llegar al público. Si la ganadora del planeta es similar, entiendo la postura de Marsé. Lo que no comparto con él es que se preste al juego editorial de planeta, cobre, y luego dé una puñalada por la espalda a quien le ha pagado y a la autora que, al fin y al cabo, no tiene la culpa de ser una mala escritora.

Guillermo -

No creo que Marsé sea el más indicado para quejarse. Primero, porque no creo que nadie le obliga a ser jurado (aparte del dinero) y segundo, porque nadie cree en la calidad literaria de un premio como el Planeta.

Y que conste que no me pongo de parte de la Janer, que no es para nada santa de mi devoción, pero me resulta de un gusto pésimo lo que hizo Marsé en la gala.

Ah! y chapeau para Baily, que supo encajar la cosa con humor.

Un saludo ;)

Joan Peix -

Me parece muy bien lo que ha dicho Juan Marsé, pero no me parece el más indicado para pronunciarse sobre el tema, porque tampoco es que él vaya para Premio Nobel, precisamente.
En mi opinión, su pataleta responde más bien a la envidia que le da que otra persona haya recibido una cantidad muy superior a lo que el cobra pos sus cutrehistorias.
Dicho está.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres