Blogia
Carmen Domingo

Zaplana se retrata y no se acuerda del Cid, pero yo sí

Zaplana se retrata y no se acuerda del Cid, pero yo sí

Cuando el otro día comentaba el viaje que hizo la Fernández de la Vega a Mozambique junto a otras representantes políticas de nuestro país no se me ocurrió pensar que, tras las imágenes de todas ellas bailando, Zaplana iba a salir por peteneras como lo hizo ayer.

El portavoz del PP en el Congreso, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, o sea, que quería preguntar acerca del Estatut, se dirigió a la vicepresidenta diciéndole: "Cuánto ganaría la Cámara", le dijo a Fernández de la Vega, "si usted, que es tan aficionada a disfrazarse de vez en cuando, un día, aunque solamente fuera un día, se vistiera de vicepresidenta del Gobierno y cumpliera con la obligación...". Poco tardaron en reaccionar las diputadas del PSOE y de IU-IV quienes abandonaron el hemiciclo en protesta por el comentario "machista". Sin embargo María Teresa Fernández de la Vega no estaba dispuesta a dejarse avasallar y le dijo: "Prefiero esa imagen que la imagen de las Azores". Poco después añadió: "Quiero pensar, señor Zaplana, que en su caso, no sé si será un problema de ignorancia, que sería inexcusable; de maledicencia, que sería intolerable; o de machismo, que sería detestable. Creo que son las tres cosas, señoría, las tres cosas; las tres". Y concluyó: "Por tanto, me quedo, por supuesto, con la política exterior de priorizar África y sus mujeres que con la política exterior de llevarnos a una guerra inmoral e injusta". ¿Recordáis la guerra de Irak? Parece que esta señora tiene bastante capacidad de reacción, más de lo que a diario vemos en muchos de sus compañeros de escaño, lo que es de agradecer.

Sin embargo, las mujeres del PP, ¿sorprendentemente? no sólo no encontraron criticables las palabras de su compañero de partido, sino que a punto estuvieron de convocar una sentada a favor de Zaplana en las escaleras del Congreso. Ana Pastor, secretaria de política social y que asistió al viaje africano, replicó: "Utilizar la mujer y la vicepresidencia del Gobierno para montar estos numeritos conduce a muy poco. Yo me dedico a trabajar". Más tarde, un grupo de diputadas del PP planteó, en reunión de pasillos, una sentada en el hemiciclo, como gesto de apoyo a Zaplana y rechazo a la vicepresidenta. Me faltan las palabras, porque ellas -menos mal que Carol se lee de arriba a abajo todos los periódicos que caen en sus manos- siguen en su línea. Otras, diputadas del PP, representadas por Susana Camarero, se mostraron "avergonzadas" por la actitud de las diputadas socialistas. "Usar armas de mujer para montar estos numeritos conduce a muy poco", manifestó Camarero. ¡Claro que sí!

Yo, de momento, me quedo con la fotografía de Aznar difrazado de Cid y ni la comento, claro. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Antonio -

Amigo Tenesor:

Lo que Zaplana le vino a decir a la señora vicepresidenta es que se deje de tonterias y ejerza de ministra, que hay mucho trabajo que hacer. Yo creo que la sugerencia es válida para el resto de miembros del gobierno.

Saludos a Canarias (tierra de mi padre)

Tenesor -

En respuesta a Antonio: si la señora vicepresidenta fuera a defender los derechos de la mujer en África, no sólo debería aprovechar los viajes para condenar la ablación, sino, de paso, cambiar la legislación africana, de promover campañas de alfabetización para mujeres, etc., etc., etc. Si de la Vega hubiera ido a solucionar los problemas de África, no la habríamos vuelto a ver por aquí, porque allí hay trabajo para rato, amigo Antonio. Además, no te salgas por peteneras, que el asunto del artículo de Carmen es otro.

Con respecto a tu artículo, Carmen, debo decir que a mí el comentario de Zaplana no me ha parecido sólo machista. Además, demuestra cuál es su visión de las demás culturas. Es decir, que para Zaplana, el que no viste de Armani o Dior está disfrazado. ¿Así quieren construir un país? ¿Poniendo uniformes? ¿O echando directamente a los que visten con melfas, chilabas, ponchos o abrigos como el de Evo Morales?

Abrazos desde Canarias. A ti también, Antonio.
Saludos.

Antonio -

La Sra. vicepresidenta, si realmente va de defensora de los derechos de la mujer en Africa, perdió una magnífica oportunidad de denunciar, in situ, el abuso al que se ven sometidas muchas mujeres africanas, con el asunto de la ablación del clítoris, costumbre salvaje que se sigue practicando en la actualidad. La verdad es que perdió también la oportunidad de quedarse en su casa y no ir a Africa a gastar dinero del sufrido contribuyente (o sea yo)sin ningún objetivo que lo justifique.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres