Blogia
Carmen Domingo

¿te quieres casar con un pobre viejo sin patria?

sí, sí, ¡menuda frasecita!, verdad?, pues no acaba ahí la frasecita: "¿Te casarías con un pobre viejo sin patria que no ha amado a otra mujer fuera de ti que Palestina?", sin palabras

es que hoy he decidido frivolizar, por llamarlo de alguna manera. Alejémonos un rato de la constitución europea, que las semanas próximas me van a dar que hablar, alejémonos también de los daños del tsunami y sus benefactores occidentales que cobran con menor intereses los préstamos y acerquémonos, que no passa res, a Gran Hermano Vip.

Sí, GHVip, que de vez en cuando está bien hablar de esta pandilla de cutres a los que, no voy a negarlo, me pienso aficionar sólo por ver hasta dónde llega el lamento de la enamorada herida, a la par que escritora, Isabel Pisano. Quien no sólo confiesa sin pudor que Arafat le dio puerta por su secretaria (yo a estas alturas ni me creo que se lo hubiera ligado, qué le vamos a hacer) sino que, además, es capaz de decir que tiene acento italiano (como si eso fuera lo norma de los uruguayos, que diría que no), aunque pasaporte español (que nadie le pregunta dónde paga sus impuestos sino de dónde viene). Que la compañera de profesión me horroriza más por eso, por compartir profesión, y quizás por eso me fijo y me soprendo de que alguien que se ha vendido siempre como la novia abandonada del recién fallecido jefe del estado palestino diga que tiene una profesión como escribir.

Por cierto, les dejan a todos los concursantes dos horas diarias para desempeñar su trabajo aunque... ¿a qué se dedica cada uno de ellos?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres