Blogia
Carmen Domingo

Hasta los del PP pierden las formas: Esperancita se destapa

Llego de cenar con una amiga Silvia, en el restaurante de otra, Mónica, y me acuerdo de que en la conversación ha salido Haro Tecglen y Esperanza Aguirre y, claro, nos hemos tomado un chupito de orujo como de fin de fiesta, que hay que relajarse y hablar también de GH. Vamos a decirlo todo.

Bueno, a lo que iba: A Esperancita Aguirre.

Leo que ha llamado a Haro Tecglen «defensor de genocidas» y me pregunto si tendrá el mismo conocimiento del significado de la palabra genocida que el que tenía de la profesión de la "pintora" Sara Mago. Y yo sola me respondo que sí, claro.

Pero por aquello de que cabe la posibilidad de que me equivoque, sigo leyendo acerca de sus comentarios sobre Haro. Por lo visto, Alberto Ruiz-Gallardón -que, dicho sea de paso es de los más peligrosos, por inteligentes, del PP- va a darle el nombre del periodista Eduardo Haro Tecglen a una calle de Madrid. Y eso no le ha gustado nada a Esperancita, que sin duda preferiría que se la dieran así sin más al cuñado de Laporta y que cuando le han preguntado acerca del tema ha dicho: «Muchos méritos tiene que tener una persona, aunque en este caso a mí se me escapan, para que se le dé una calle en Madrid; y más aún cuando esa persona se ha caracterizado por defender todos los totalitarismos del siglo XX, incluidos los más genocidas».

Ahora se me escapa otra definición, y a la de genocida, se une totalitarismos. Pero al mismo tiempo se me vienen a la mente unas palabras de su "inolvidable" antecesor, José María Álvarez del Manzano quien, ante la propuesta de darle el nombre de una calle a Dolores Ibárruri dijo: "Mientras yo sea alcalde de Madrid no habrá una calle para ella". ¡Diga usted que sí!, como la negativa de Fraga a financiar los premios a esos progres del cine, que de algo ha de servir que nos elijan democráticamente, para imponernos.

En fin, paciencia, ladran luego cabalgamos, o eso espero. Y a esperar, porque empezarán por reclamar la ampliación del Valle de los Caídos, una plaza para Antonio Herrero o Jiménez Losantos y la reposición de la estatua de Franco en caballo que tanto les dolió quitar.

Bueno, hoy ya no me lío más porque hablaría de las FAES y del Estatut, pero otro día hablo sin falta, que ahora se une Felipe González a los comentarios y esto empieza a tener más gracia. ¿Puedo pedir, por favor, que salga también a opinar Alfonso Guerra? Aunque no vaya a estar de acuerdo con ellos, de vez en cuando se agradece que opinen políticos de verdad y se callen estos gestores de quinta regional que tenemos y que sólo ven dinero y votos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres