Blogia
Carmen Domingo

Hay temas que se repiten como el ajo

Después de una semana de hospital creía que no había nada más cansado que eso o al menos nada que quitara tanta energía sin hacer a penas esfuerzos. Pues bien no es cierto. Hoy me encontraba yo dispuesta a descansar para recuperar fuerzas de cara al fin de semana y me pongo en marcha. Lo primero: aplazar de nuevo mis textos de posguerra -un aplazamiento preocupante, por lo frecuente, pero hoy por hoy mentalmente necesario- y lo segundo cojo El País a ver si consigo entretenerme y pensar en otras cosas. Lo he tenido que cerrar. Ya no sé si me cansa más el exceso de batas verdes, del ir y venir de pruebas sin diagnóstico de mi día a día actual o el esfuerzo que me supone leer que, de nuevo, el PP, y El Mundo a instancias suyas, insista en la manida teoría de la conspiración acerca de los informes "falsos" de la comisión del 11M que deberían vincular los atentados con ETA. "Interior falsificó un documento para ocultar al juez lazos entre el 11M y ETA", decía el titular de El Mundo.

Tanto El Mundo como el PP empiezan a ser dañinos y peligrosos, más conforme pasan los meses, aunque, a veces la racionalidad existe y se manifiesta en la derecha, y hay ciertos, pocos pero significativos, militantes del PP -Piqué mediante, ya no sé si no le harán caso por catalán- que creen que no debe insistirse en el tema. Y a mí, la verdad, lo que me sorprende es, primero, que no los denuncien a todos por desestabilizadores crónicos del país y, segundo, la capacidad de resistencia que manifiestan hacia la mentira los capos del PP. ¿Se habrán hecho inmunes a ellas, como a los virus?, por utilizar la terminología médica. El caso es que a mí me suena que mi abuela me decía que mentir era malo, por el simple hecho de hacerlo, pero además porque a veces, a fuerza de mentir el mentiroso se acaba creyendo lo que ha contado y no recuerda dónde está la verdad. No sé si será eso, o si Acebes, Zaplana y compañía se creen que les van a dar la razón por puro aburrimiento frente a la insistencia de su mentira.

Y encima hoy, por seguir con los temas agotadores, he estado con Jordi hablando de mil cosas y, claro, también de Ridruejo, que últimamente sale por hache o por be en cualquier artículo de opinión que se precie y ya me tiene cansada. Y para colmo Jordi, tras asegurarme que no va a volver a hablar de Ridruejo en la prensa y creerme yo la mitad de la mitad de lo que me dice, me "amenaza" con un artículo que está preparando para El País, que "me va a encantar", en el que habla de Franco y Castro. Me diréis si, con este panorama, tiene sentido que todavía sueñe que voy a poder tener un par de días de vacaciones cuando ya se ha acabado el verano.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Zenia -

Saludos desde la isla.

Espero que ya estès bien del todo, y otra vez en el ruedo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres