Blogia
Carmen Domingo

Las mujeres tendemos a parecer un ladrillo

Sí, así es, "Las mujeres tendemos a tener cuerpo de ladrillo", o sea que nos estamos quedando sin cintura y nos hacemos menos femeninas. Que nadie se asuste, que no pienso personalizar porque me bastan dos ejemplos fashion/famosos para apoyar esta afirmación: la diferencia entre la zona centro de Brigitte Bardot y la de Gisele Bunchet, y además todo este rollo procede de un artículo que acabo de leer en El País semanal y que me ha recomendado Miriam -ya no sé si porque la pobre piensa en mi sufrida cintura, o porque estoy escribiendo un libro sobre moda- o sea que me limito a comentar mi asombro.

Lo cierto es que me he quedado muy sorprendida porque el artículo explica, con bastante detalle, cómo las mujeres hemos pasado de tener una cintura de avispa -condicionada al uso de corsés y demás que hacían que nuestra grasa se repartiera por caderas y tetas, porque en el estómado a duras penas cabía el aire que respirábamos- a tener una cintura / no cintura. Vamos, que la famosa 90/60/90 de hace años, ha pasado a ser una 90/70/90. Y ya os imaginaréis que estas medidas no las alcanza cualquiera, que las cercanías entre caderas y cintura son menos en las "vulgares" mortales que en las modelos que nos prestan las referencias o sea: LADRILLOS. Y aquí sí que, como prueba, diría que cada una debe mirar a la de al lado para confirmar la afirmación.

No sé si alegrarme o entristecerme, la verdad, de estas conclusiones. Entro en mi típicas contradicciones, por una parte me alegro de que hayamos conseguido que no nos "obliguen" a ponernos un corsé, pero por otra no puedo evitar pensar que tanto cambio de hábitos, comidas basura y poco gimnasio van a hacer que Ana Maganani o Ava Gadner serán diícilmente repetibles y veo entonces a Kate Moss y similares. Por no hablar de que no quiero abundar en aquello de... ¿y por qué nadie se plantea que artículos de este estilo no se pueden hacer con la evolucion (¿involución?) de los cuerpos masculinos? Y aquí si que no me atrevo a hacer elucubraciones, porque como os cuente el patrón físico masculino que yo creo que hay que reivindicar para pasarela (aunque sea privada) me temo que lo del desencanto por la desaparición del mito femenino hollywoodiense se queda en agua de borrajas. Qué le vamos a hacer ante gustos...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Carmen -

Glups!
si alguien me llega a decir que un inocente blog como éste iba a dar de sí tantos comentarios me hubiera reído sin duda. Bien está, no sólo de \"conflictos sociales y políticos vive el hombre.. y la mujer\" que hay que estar a la que salta. No entraré, claro, a explica gustos, perfiles, preferencias, éxitos y fracasos porque, claro, no es el lugar. Sí entraré a decir que no, que no borro comentarios salvo aquellos en los que me desean lo peor sin más. Ah, y a disfrutar de los cuerpos que salen de las estadísticas, que siempre está bien.

Mònica -

Yo no me sorprendo de que las encuestas sòlo se hagan de mujeres. Comentarios como los anteriores lo explican y enfadan a las mujeres. Podrìas borrarlos? Este blog es demasiado interesante para ellos

Igor -

Pues yo sí que creo en las estadísticas, si lo han medido, será que hay diez centímetros más. Carmen, no te conozco personalmente, pero te leo y me parecen muy interesantes tus comentarios, y te he visto dos veces en televisión y estoy seguro de que esa sonrisa no tiene problemas para conseguir al que quieras.

Andrés -

Hola Carmen, yo no creo mucho en resultados de encuestas ni estadísticas, prefiero creer en los cuerpos que veo todos los días en mi trabajo, o en la calle y las mujeres me gustan casi todas. Por lo que leo a ti no te gustan todos los hombres, pero no nos dices cómo te gustan. Estaría bien que dieras más detalles.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres