Blogia
Carmen Domingo

Desde Melilla, mira tú por dónde

Desde Melilla, mira tú por dónde

La historia de Virgilio Leret (capitán, jefe de hidroaviones en el Atalayón, en la Mar Chica de Melilla) explicada por su mujer Carlota O'Neall ("Una mujer en la guerra de España") fue de las primeras que leí -y de las que más me impactó- cuando estaba documentándome para escribir "Con voz y voto". Estaban en Melilla el 17 de julio, Carlota y las  niñas en una barco en la costa disfrutando de las vacaciones y Virgilio con ellas, pero con un pie en el cuartel(la foto es más o menos de esa época). Y así estaban, y cuando se sublevaron los militares en Melilla salió Virgilio a ver qué pasaba y nunca más volvieron a saber de él. Lo fusilaron el 18 de julio y a Carlota (separada de sus hijas) la fueron enviando de prisión en prisión (por ser mujer de un militar que se había mantenido fiel a la República), sin decirle que su marido estaba muerto, y sin darle casi noticias de sus hijas, a las que recuperó años después. No me extiendo más, porque el libro -escrito y reescrito varias veces, porque tuvo que irlo destruyendo por la amenaza que suponía tener el texto- podéis comprarlo que lo reeditaron el año pasado, pero es una buena muestra de cómo sucedieron las cosas, de los odios inter familiares, de las irracionalidades aplicadas desde los primeras hasta los últimos días de guerra y de cómo se prolongaron los odios durante la dictadura. ¡Una buenísima muestra!

Hoy, cuando Jaime me ha llamado para decirme "mira la página 44 de El País", lo último que me esperaba era una esquela de la familia Leret recordándolos y reclamando desde Caracas la investigación y la recuperación del cuerpo del militar. Y, la verdad, ha sido una de las esquelas que he encontrado más merecidas, porque a saber desde hace cuánto que no se le hacía un homenaje así y bien está.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

12 comentarios

Lukas -

Y otras dudas, ¿Cómo es eso de que mantuvo su posición en el cuartel de la montaña?
El cuartel estaba sublevado ¿se mantuvo fiel a la republica dentro del cuartel? O ¿participo en el asalto?
De todas formas fuere como fuere nadie debería dudar de los Leret, (se dejaron la vida),a mi la duda surgió cuando leí el libro, no me entraba en la cabeza lo de la carta, si fuese cierto Carlota habría sido fusilada inmediatamente.
Luego viendo mas cosas, pues surgen mas dudas.
Gracias

Lukas -

Saludos desde Pamplona.
Escribo desde el mas absoluto desconocimiento del tema, pero precisamente en unas líneas del libro “Una mujer en la guerra civil de España” y esta polémica entre familiares directos la que me impulsa a realizar estas preguntas:
¿Cómo, Carlos Leret “quintacolumnista”(según el libro),arriesgo en los comienzos de la contienda, su propia vida, al enviar una misiva acusatoria contra su nuera vía Cuba hasta Melilla?¿si es cierto esa carta existirá? Y si fue traidor, no se le habría juzgado, posteriormente.
¿Cómo es que Carlota pasa 4 años en prisión, por ser la esposa de… y su suegro Carlos, coronel republicano y los dos primeros años de la contienda en activo, sirviendo a la republica, le quitan dos años de sueldo y sale absuelto?¿como logra mantener sus influencias, en el tema de la orfandad para hijos de militares?
¿Por qué un nieto de Carlos en este blog, acusa de comunista a Carlota?¿tiene mas datos que los que tenían en el 37,los militares sublevados?
¿Por qué se dice tb en este blog que “vendió” los planos a los ingleses?, si fue así y en plena guerra mundial que tiene de malo, si con ello se conseguir favorecer a los aliados?
En fin que creáis una polémica, innecesaria y si es necesario, limpiar el nombre del Coronel Carlos Leret,se debería comenzar por las causas seguidas contra Carlota, y sobre todo no difamar a nadie de las personas que padecieron ,la brutalidad del fascismo incluido el Coronel que perdió tres hijos.
Y lo mismo que me causa extrañeza que alguien se tome las molestias de enviar una carta desde Madrid vía Cuba, con todo el riesgo que conllevaba me extraña que alguien que participo en sofocar la sanjurjada, permaneció leal a la republica y en activo, salga prácticamente indemne y con empleo, de las guarras franquistas
Y como digo soy un ignorante,pero es lo que mas llama la atencion de este caso,por lo demas orgulloso que Virgilio naciese en esta tierra,que ya da patras con tanto golpista falangista,carlista y clerical,pa algo bueno que tenemos y sale lo del abuelo y la nuera,caguen...
Salud.

Ascension -

Hola, R. Pulido. Soy Ascensión Leret Verdú, nieta de Carlos Leret Ubeda. Sé que mi abuelo luchó a favor de la república y que ayudó a muchas personas para que salvaran la vida. Se han vertido muchas mentiras sobre su persona, tantas que hasta en un artículo del país le llaman franquista. Por mi parte, sólo me cabe la verdad, no participo en mezclar los problemas de inadaptación personal con la historia de un país. Te agradecería que me indicaras como podemos contactar para que me puedas informar sobre dichos documentos. Si prefieres puedes informarnos en la paginas web www.carlosleretubeda.es, www.virgilioleretruiz.com, o también en facebook
Un saludo

R. Pulido -

No sé realmente si hago bien o no en escribir esto. Lo digo porque no soy partidario de las confrontaciones y menos de las que aún provoca nuestra pasada guerra civil. Yo no la viví afortunadamente, pero resulta que por circunstancias que no puedo revelar han caído en mis manos unos documentos de la guerra civil de los que se derivan algunos hechos que me gustaría qué como familiares de D. Carlos Leret Úbeda supierais:
El Coronel de Infantería y Jefe del Centro de Reclutamiento, Instrucción y Movilización número Uno junto con otros Militares en su mayoría médicos como D. Lorenzo Lafarga Latorre, Mayor de infantería, D. Nicolás Cimarra Ortega, D. Mariano Moya Dombris, D. Miguel Díaz Tendero y García etc… La mayoría -y digo la mayoría por no decir todos- pertenecían al prestigioso Rotary Club de Madrid o eran simpatizantes. Este club se había fundado en 1920. Durante la guerra y después el club fue Prohibido por la dictadura franquista, no fue abierto otra vez hasta 1976. Como otros muchos fueron perseguidos sus socios. Por lo cual es posible que sus miembros nunca lo manifestaran públicamente.
El asunto es que parte de estos miembros y gente a fin a la República crean un movimiento, secreto lógicamente, para ayudar a los Republicanos y crear una especie de “resistencia” al golpe militar de Franco. Para ello utilizaron las armas que tenían en su poder, y digo armas y no armamento. Redactaron una circular que se repartían entre sus miembros, en la que informan de la finalidad de su “organización” como ellos la llaman. A la vez y para no levantar sospechas se estudian bien por ejemplo; las Normas Programáticas de la Falange, el Fuero del Trabajo y posiblemente se hacen pasar por personas afines al levantamiento, por la documentación que a cada uno se le proporciona.
La labor inequívoca del Coronel D. Carlos Leret Úbeda consiste en proporcionar a las personas a proteger de certificados provisionales de Inutilidad o Inutilidad Total según el caso, dado su puesto de Presidente Coronel del Centro de Reclutamiento, instrucción y Movilidad. Otros documentos que justifiquen la situación personal de los protegidos durante la guerra como; pases, células personales, hojas de ruta, certificados de trabajo, incluso salvoconductos de la F.E.T. y de las J.O.N.S. para moverse por Madrid. Los proporcionan otros militares de los que tengo sus nombres pero no puedo mencionar.
Le mando esta información porque veo que en todo el asunto de D. Carlos Leret Úbeda, nadie ha mencionado en ningún momento este importante episodio y que su labor de protección a los injustamente perseguidos, hizo que muchos salvaran sus vidas, caso de la persona que me ha proporcionado la documentación y que desgraciadamente ya ha fallecido.
Creo que fue este asunto el que le llevó a ser juzgado del delito de “Auxilio a la Rebelión” por los tribunales franquistas, claro está que no tuvieron suficientes pruebas, afortunadamente.
Espero no haber interferido en nada personal.
Un saludo.

chema segura -

Esta familia se merece todos lo homenajes del mundo, saludos.Un melillense

Miguel -

Los comentarios anteriores me han sorprendido. Leí hace años el libro de Carlota O´Neill, viuda de Leret, y di por supuesto que las críticas a su suegro, el coronel Leret Úbeda, eran fundadas.
Después de leer lo anterior no estoy tan seguro. Ahora sé, además, que tanto el coronel como su hijo Guillermo, hermano de virgilio, destinados en Madrid en julio de 1936, no se sumaron a la sublevación militar y sirvieron en el bando republicano, lo que probablemente les acarreó después de 1939 la baja en el Ejército y condena a prisión.
Es completamente falso, en todo caso, la afirmación de Carlota Leret O´Neill acerca de que su abuelo el coronel denunció a su madre ante los golpistas de Melilla. ¿Cómo iba a hacerlo, si el coronel estaba en el Madrid republicano, sin posibilidad alguna de comunicación con los militares rebeldes melillenses? ¿Qué sentido podría tener, cuando se encontraba en el otro bando de la guerra civil?
Tampoco es cierto que Virgilio Leret fuera fusilado el 18 de julio. Su ejecución verdadera tuvo lugar el día 23, en el campo de tiro de Rostrogordo, tal y como figura en el libro de enterramientos del cementerio de Melilla. Fue sepultado en la zanja general o fosa común. Consta así mismo la inscripción de su fallecimiento en el Registro Civil.
Carlota Leret y su hermana fueron víctimas de la guerra cuando eran unas niñas y merecen toda la consideración y respeto. Eso no quiere decir, sin embargo, que todo lo que afirmen sea verdad, sobre todo cuando perjudican a otras personas que, según la información disponible, también fueron víctimas y además de su propia familia.
Es muy triste que estas cosas ocurran más de 70 años después, pero la forma de curar las heridas, tanto las políticas como las familiares, no puede ser otra que el respeto a la verdad.

ISABEL GONZALEZ -

Mi padre conocio a la familia Virgilio Leret en Atalayon, el tenia la misma edad que la hija y se acuerda del dia en que arrestaron a Virgilio Leret.
Vivimos en Canada, y le gustaria poder comunicarse con las hijas, pueden cosegirme el correo electronico mi papa aun tiene buena memoria y recuerda con mucho carino a Virgilio Leret , pues cuando se lo llevaban con una pistalo en la cabeza, mi papa fue hacia el y le dijo:Pepito vete a la casa. Mi papa se llama Jose Gonzalez Serrano, su padre, mi abuelo era mecanico en la base.
Saludos, Isabel Gonzalez

Ascensión -

¡Que barbaridades escribes Carlota!.¡ Que fuera de la realidad de la familia y de la verdadera historia de España!. No me sorprende, porque no has tenido ningún contacto ni con ella ni con España. Lógico ya que has estado viviendo cómodamente en la época de la postguerra en tu, como me dices, patria Venezuela.
Como no conoces bien a la familia de tu padre, te comento que Manuel Rodríguez Leret, mi hijo, es bisnieto de unos de los mayores militares demócratas que ha habido en España. Pero además sinceramente y lógicamente conoce más a la familia que tu, ya que ha vivido y oído todas sus preocupaciones y pesares. Creo que tu solo el de tu madre. Mi abuelo, vivió y padeció todas las persecuciones que tuvo el y su familia por los fascistas, pero como veo que a ti no te interesa saber la verdad, no viene mal que te anticipe dos cosas ante tantas falsedades que comentas aquí y allá.

1) Carlos Leret Ubeda fue un gran militar al servicio del pueblo. Nunca se sublevó contra la decisión del pueblo.
2) Claro que estuvo en Alhucemas. Claro que se le otorgó el mérito correspondiente "Orden del Mérito Naval con distintivo rojo, por los servicios prestados en Marruecos y especialmente en Alhucemas, claro que estuvo en........ y también, entre otras, sofocó la sublevación del general Sanjurjo.

Yo por mi parte estoy con la verdad de la historia de mi abuelo, que no tuyo, porque no creo que te haya interesado nunca, quizás lo único que has hecho es hacerte eco de los comentarios de tu madre a la cual, como dice Manuel, fue responsable de actos que pueden ser propios de torpeza o falta de saber.

No sé si alguno de TU familia estuvo con los golpistas pero desde luego que los LERET NO.

Salud a todos los demócratas,

ASCENSION LERET

Manuel Adrián Rodríguez Leret -

Mi bisabuelo Carlos Leret Úbeda defendió a la República tal y como debería haber hecho tu madre comunista. No sabemos de que forma consiguió tu madre salir de la cárcel y menos de España a bueno vendiendo los planos del motorpropulsor a reacción (no solo inventado por Virgilio sino que participó toda la familia). Además, ¿Qué no os trató bien Carlos Leret? Ya os hubiera gustado que os dejasen en Melilla

Os recuerdo que su hija, no sé si Teresa o Isabel, os recogió .

Y sigo insistiendo que no era fascista puesto que defendió su puesto en el Cuartel de la Montaña que está demostrado con informes que tenemos.

Y sabes que ya se habló con vosotras del tema, en la cual estaba yo. Si no sabes ni lo que era mi bisabuelo (ya que le acusas de cosas que no era) y tu hermana no me acuerdo si estaba en contra o a favor de lo que decíamos...

un saludo

Carlota Leret O´Neill -

Carlota
Soy la hija de la escritora Carlota O´Neill y del Comandante de Aviación Virgilio Leret Ruiz, y nieta del Coronel Carlos Leret Úbeda. Lamentablemente para mi madre y para nosotras, sus hijas, María Gabriela y Carlota Leret O´Neill, el Coronel Carlos Leret Úbeda fue un militar reaccionario, beato, africanista y fascistoide, que nunca acusó a sus compañeros de ser los asesinos de su hijo, el Comandante Virgilio Leret, hecho que sucedió en Melilla la madrugada del 18 de julio de 1936, por defender la legalidad y la democracia del ataque asesino y reaccionario de los militares franquistas.

Por el contrario, todo su dolor y su rabia lo descargó contra mi madre, denunciándola ante los militares golpistas de Melilla, que la sometieron a dos consejos de Guerra y a dos Causas Judiciales, y que le hicieron sufrir cinco años de prisión en el fuerte de Victoria Grande de Melilla, lo que incrementó el inmenso dolor que las tres sufrimos por el asesinato de mi padre.

Por culpa del Coronel Leret Úbeda, mi hermana y yo quedamos completamente abandonadas, en una ciudad inhóspita y desconocida para nosotras, y sobrevivimos gracias a unas familias que nos recogieron, al convertirnos, 48 horas después de la asonada golpista, en dos niñas huérfanas de padre y madre.

El Coronel Leret Úbeda jamás nos brindó cariño o ternura. Cuando terminó la guerra civil y llegamos a su casa, se desprendió rápidamente de nosotras, enviándonos al Colegio de huérfanas de Aranjuez, en donde, por ser hijas de 'rojos', aquel internado fue más difícil de soportar.

Cuando mi madre salió de la cárcel, después de tantos años de separación, ante nuestros ruegos y la necesidad de estar junto a ella, nos sacó de aquel horrible colegio de monjas; sin embargo, mi abuelo volvió a denunciarla, por "roja y atea", y logró que le quitaran la patria potestad de nosotras, sus hijas, y nos regresaron al colegio de Aranjuez, como detenidas, custodiadas por dos detectives, y trasladadas en un automóvil policial.

Han pasado muchos años desde aquellos hechos trágicos, que marcaron nuestras vidas y que no podemos olvidar. La crueldad de quien fuera nuestro abuelo, el Coronel Leret Úbeda, con nuestra madre y con nosotras, la sufrimos directamente, el rechazo hacía él y hacia aquellos Leret que tanto daño nos hicieron permanece intacto.

Es incomprensible que alguien que no lo vivió, y que se dice socialista, pretenda reivindicar su nombre, enlodando el de aquellas que fuimos sus víctimas.

Manuel Adrián Rodríguez Leret -

Bien, quería decir varias cosas.

Soy sobrino nieto de Virgilio Leret Ruiz. En una publicación de EL PAÍS cuenta una historia de Carlota basada en lo que dice en el libro que no es del TODO CIERTA. MI BISABUELO, Carlos Leret Úbeda no es fascista, era militar y como tal defendió la República.

Que se sepa también, que sus hijas se arrepintieron de muchas de las cosas que contaba su madre sobre nuestra familia que eran FALSAS.

De las hijas no se supo nada por una razón especial y es que se la llevaron a Aranjuez para que estuvieran bien cuidadas y lo único que hizo Carlota para "agradecerlo" fue vender los planos del motopropulsor a reacción a los ingleses para conseguir un visado y salir, así, de España. Por lo tanto no es tan buena como la pintan.
SALUD!!

Ricardo Fernandez -

Salud, Carmen:
Parece que los dos hemos leido la misma pagina de El Pais. Me ha gustado mucho lo que has escrito. Te invito a visitar mi espacio: www.memoriamasonica.blogspot.com
Un saludo.
Ricardo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres