Blogia
Carmen Domingo

Hoy, por fin, he visto una peli en pantalla grande

Me cuesta, la verdad, acercarme a los cines y me cuesta sobre todo porque no sé ir sola, necesito ir acompañada para poder hablar luego de la peli, y eso no siempre es sencillo. No por falta de compañía, no, sino por falta de coincidencias horarias o preferencias cinéfilas. Menos mal que entonces Joan acude en mi ayuda y me trae alguna peli -suya o de Pere- de esas que he de ver y que o no se han estrenado o lo han hecho hace poco y las vemos en mi casa.
Pero hoy he ido al cine con Mar, después de mil intentos infructuosos de quedar. Luego... dudas entre Jarmush y Coixet y al final -después de comerse un curri que me ha quedado bastante bueno- se nos ha echado el tiempo encima y hemos llegado diez minutos antes de que empezara la de la Coixet. Y hemos visto "La vida secreta de las palabras", predispuestas a darle a la Coixet la última oportunidad- y eso que a mí, la verdad, esa pose de yo sé más que el de al lado, que debe ser cierto, me parece bastante acertada, visto cómo está el panorama cinéfilo patrio-, pero hemos entrado más pensando en ver a Tim Robins mientras envidiamos a la Sarandon, si queréis que os sea sincera. Al salir, la dos hemos coincidido en que le daremos más oportunidades a la directora catalana que rueda en inglés, es más se las daremos todas, porque la peli le ha quedado redonda. ¡Redonda!
En la web de la peli el resumen no prometía mucho: "Un lugar aislado en medio del mar: Una plataforma petrolífera, donde sólo trabajan hombres, en la que ha ocurrido un accidente. Una mujer solitaria y misteriosa que intenta olvidar su pasado es llevada a la plataforma para que cuide de un hombre que se ha quedado ciego temporalmente. Entre ellos va creciendo una extraña intimidad [...]". La sinopsis no está demasiado acertada, pero luego va encajando todo poco a poco, como si de un puzzle se tratara al que no le falta ni sobra una pieza. En el que las palabras que se callan (yo soy bastante amiga de no decir cosas y prefiero pensarlas o escribirlas y lo entiendo perfectamente y creo que es dificilísimo transmitirlo tan bien en la pantalla) son tan importantes como las que se dicen.
Lo dicho, a mí, me ha encantado. Buen guión, buenos diálogos, buena historia, buenos actores, muy buenos y bien elegidos... y además una historia de amor de fondo de esas que a mí me parecen preciosas. ¿ento de hadas? Pues sí, a pesar de que aparece un conflicto bélico -la guerra de los Balcanes-, que está pero no está, en el fondo, pero presente del que, como dice uno de los personajes, no solo no sabemos nada -salvo que algunos los cascos azules se dedicaron a violar mujeres-. Claro que la guerra y las salvajadas, claro, siempre es mejor ignorarlas. En fin, que no parece cine español. Que no sé qué tiene que parecer para serlo, pero ya me entendéis.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres